Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

Aragón marca un hito en bajas de maternidad compartida, aun así solo el 2,33% se reparten con el padre

El Congreso ha dado el primer paso para igualar los permisos de paternidad a los de maternidad. Ahora son cuatro semanas, aunque hasta 10 de las que le corresponden a la madre se pueden repartir.

Las bajas serán sean intransferibles y remuneradas al 100%
Las bajas serán sean intransferibles y remuneradas al 100%

El Congreso, tras una proposición de ley de Podemos, ha dado el primer paso para igualar los permisos de paternidad y maternidad. El objetivo es que ambos duren 16 semanas, sean intransferibles y estén remunerados al 100%. De este modo, el texto detalla que las dos primeras semanas serían obligatorias y se deberían coger inmediatamente después del parto o la adopción. Las cuatro siguientes se podrían disfrutar en cualquier momento del año y también serían obligatorias. El resto serían voluntarias y libres dentro del primer año. Nunca podrán cederse al otro miembro de la pareja.

Esta medida busca que ambos progenitores se involucren por igual en las tareas de cuidado del bebé y que la baja maternal deje de suponer una discriminación para la mujer “En la actualidad, una mujer suele encontrar más dificultades para acceder a un empleo por el simple hecho de que en un tiempo pueda ser madre. Si se pone en marcha esta medida, de manera obligatoria, ya no habrá ese estigma por las 16 semanas de baja de la mujer y las cuatro del hombre respectivamente”, señala Pura Huerta, secretaria de Empleo, Formación y Políticas de Igualdad de UGT Aragón. Además recuerda que este es el primer escollo, pero con los años, la mujer es la que pide excedencias, jornadas reducidas... y todo ello impide que tenga una carrera profesional.

¿Cuál es la situación actual en Aragón? Desde 2017 los padres tienen derecho a cuatro semanas de permiso (anteriormente solo eran dos); además, pueden compartir con su pareja hasta 10 de las 16 semanas que le corresponden a ella por la maternidad. Una propuesta que puede parecer todo un avance hacia la igualdad, pero que a efectos prácticos es totalmente nula. Según los datos publicados regularmente por el Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social, solo un 2,33% de los padres compartieron la baja de maternidad con sus parejas. Todo un hito en Aragón donde la media de la última década se sitúa por debajo del 2%.

Esto supone que nunca, ni siquiera cuando había más de 13.000 nacimientos en la Comunidad, se han distribuido más de 200 bajas de maternidad entre los padres. En concreto, en 2017 se registraron 178 maternidades compartidas, mientras que en el primer trimestre de 2018 apenas se superan las 30. Estos procesos son generalmente más comunes en la provincia de Teruel (en 2017 se alcanzó el 2,7%), mientras que en Huesca se producen con menos frecuencia: 1,77%. La provincia de Zaragoza mantiene unos datos similares a la media (2,42%) aragonesa.

Con carácter general, la baja por maternidad tienen una duración de 16 semanas, que se amplía en 2 más por cada hijo (a partir del segundo) si el parto ha sido múltiple. Esta duración es igual tanto para los hijos biológicos como si se tratan de casos de gestación por sustitución, adopción o acogimiento. No obstante, la opción de que la madre comparta con el otro progenitor (si ambos trabajan) hasta diez semanas de prestación (las seis semanas inmediatamente posteriores al parto son de obligatorio descanso para la madre) solo existe cuando se trate de una maternidad biológica o gestación por sustitución. 

En estos casos, se debe establecer un periodo determinado e interrumpido, que puede cogerse de forma simultánea al de madre o de manera sucesiva. Esta opción puede ser revocada por la progenitora si sobrevinieran hechos que hagan inviable la aplicación de la misma. “Es una medida que, a día de hoy, no se está aplicando en casi ningún caso. Por eso pedimos que las prestaciones por paternidad sean iguales a las de maternidad y que no se puedan ceder. Es un primer paso para la corresponsabilidad en la pareja y para que esta baja laboral no suponga un determinante en la contratación de un hombre o una mujer”, puntualiza Huerta.

Asimismo, declara que la medida debería ponerse en marcha lo más rápido posible ya que también podría beneficiar a la baja tasa de natalidad que hay en estos momentos. “Cada vez se retrasa más el momento de ser padres y se tienen menos hijos”, recuerda. No hay que olvidar que la falta de medidas para conciliar, como la propuesta en el Congreso, tienen un gran efecto en el número de nacimientos que se registran cada año.

Más prestaciones de paternidad que maternidad

En 2017 un total de 7.581 mujeres se acogieron a la prestación de maternidad, lo que supuso una inversión de más de 42,6 millones de euros. Por su parte, hasta 7.852 hombres disfrutaron de las cuatro semanas de permiso por paternidad: 12,3 millones de euros. La diferencia entre ambas cifras radica en la situación del mercado laboral, puesto que para tener acceso a estas prestaciones es necesario estar dado de alta en la seguridad social y tener un mínimo de cotización.

En la maternidad, a las menores de 21 años no se les pide un periodo mínimo de cotización, pero al resto sí. Si se tienen menos de 26 años es necesario haber cotizado 90 días dentro de los siete años anteriores o 180 en toda la vida laboral. Con mayor edad este rango se eleva a 180 días en los últimos siete años o 360 en su vida laboral. Este último requisito es el que se les exige a todos los padres, independientemente de su edad.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión