Despliega el menú
Aragón

La oferta en la nube no deja de crecer

La apuesta por el comercio electrónico es una realidad. Las redes sociales, el posicionamiento web y la navegabilidad del usuario son los principales aspectos a tener en cuenta.

El gasto medio en comercio electrónico ha crecido un 38% con respecto al año pasado, alcanzando los 1.954 euros.
Cada aragonés gastó 1.500 euros de media en el comercio electrónico en 2017, un 41% más que el año anterior.
Freepik

Un servicio disponible las 24 horas al día, los siete días de la semana y con la comodidad de poder usarlo desde cualquier lugar del mundo. Esta es la realidad y el presente del comercio electrónico, una nube 'online' a la que cada día se suman más negocios y que gana terreno a la tienda física. Aunque ahora parece imposible no disponer de ambas opciones -tanto la 'online' como la física-, los e-commerce no han cumplido ni medio siglo. Fue en 1991 cuando el National Sciencie Fundation autorizó el uso de internet con fines comerciales.

Antes había sido Thompson Holidays quien, en 1982, conectó a sus agentes de viajes para que vieran los productos disponibles en su catálogo. Esta era la primera venta 'online' B2B. Previos a esa autorización se produjeron grandes hitos que marcaron el desarrollo del comercio electrónico como los primeros intercambios de datos y el primer servidor web, entre otros. Después, solo era cuestión de tiempo. En 1992 se creó la primera librería 'online', en 1994 se vende la primera pizza a través de esta herramienta y en 1995 se crean Amazon y Ebay, dos grandes plataformas comerciales que se mantienen hoy en día. La música comienza a comercializarse en la nube a partir de 1998. Ya en el nuevo milenio se celebra el primer 'Cyber Monday' en el 2005.

Muchos aspectos han evolucionado desde aquellas primeras acciones en el comercio digital, pero vender en internet se ha convertido en una necesidad para los negocios. En 2017, el comercio electrónico creció a un ritmo del 30% anual y estaba presente en todos los sectores. De hecho, cada aragonés gastó 1.500 euros de media en el comercio electrónico en 2017, un 41% más que en 2016. Adaptarse o morir parecen ser las dos vías en la actualidad.

Las claves para el éxito pasan por lograr un buen posicionamiento web, facilitar la navegabilidad al usuario y ver en las redes sociales el complemento perfecto.

- Ir al suplemento Aragón en la red

Etiquetas
Comentarios