Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

El arranque de las obras de estabilización de Pui Pinos, previsto para julio

Se van a proteger las viviendas de la margen derecha del cerro pero los desalojos no se prevén necesarios hasta el mes de agosto.

El derrumbe del cerro de Pui Pinós se produjo en abril del año pasado.
El arranque de las obras de estabilización de Pui Pinos, previsto para julio
Ayuntamiento de Alcañiz

Las obras de estabilización del cerro de Pui Pinos, en el término municipal de Alcañiz, afectado por fuertes desprendimientos hace más de un año, comenzarán en los próximos días. En concreto, según se ha informado desde el Ayuntamiento, durante el mes de julio se van a colocar unas pantallas de protección de las viviendas, empezando por la margen derecha, la zona más elevada.

No obstante, hasta principios de agosto, cuando se prevé comiencen los trabajos, no se espera que sea necesario el desalojo de los vecinos. Será entonces, dentro de algo más de un mes, cuando arranquen las obras de estabilización del talud en la margen derecha del cerro.

Previo a ello, el Ayuntamiento ha designado un equipo técnico que mantendrá informados a los vecinos. En concreto, se prevé una reunión para antes del 5 de julio, a la que podrán asistir todos los afectados por esta primera fase de las obras de estabilización.

El principal motivo de este encuentro es detallar si es necesario su desalojo, dónde será su realojo y el plazo previsto de duración de los trabajos. Así, se pretende que los vecinos tengan alrededor de un mes para organizar su traslado. Además, desde el Ayuntamiento se recuerda que el pago de los alquileres de los vecinos desalojados correrá a cargo de las arcas municipales.

En esta primera fase se colocarán también las pantallas protectoras de la margen izquierda pero las obras de consolidación de esta ladera no comenzarán hasta que no hayan concluido las de la derecha. Los vecinos de estas viviendas, por lo tanto, no tendrán que desalojarlas.

Los desprendimientos en el cerro de Pui Pinos tuvieron lugar en abril de 2017. Un informe de la aseguradora Mapfre encargado por el Ayuntamiento responsabilizó a la empresa encargada del mantenimiento de Parques y Jardines de lo sucedido. La principal causa, según se indica, fue la rotura de una tubería de riego de la red municipal.

El incidente afectó a varias decenas de viviendas de las que ocho acabaron completamente derruidas. Para reparar los daños y evitar que vuelva a suceder algo de estas características, se acometen estas obras de urgencia para las que hará falta una inversión de 1,5 millones de euros. Una suma en la que colaborarán el Gobierno Central y el Gobierno de Aragón.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión