Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

Heraldo Joven

¿Te cuesta salir de la cama por la mañana? Descubre por qué

Los clinofílicos tienen un deseo incontrolado de permanecer en la cama

¿Te cuesta levantarte por las mañanas?
Los clinofílicos tienen un deseo incontrolado de permanecer en la cama
Pixabay

¿Se te pegan las sábanas? ¿Eres de los que pospone el despertador muchas veces? ¿Te cuesta levantarte por las mañana? ¿Desearías estar tumbado que haciendo cualquier otro plan?  Si tienes obsesión por permanecer en la cama puede ser que tengas clinomanía.

La clinomanía, también llamada clinofilia, es una obsesión que está catalogada como trastorno de desorden de la ansiedad. Viene del griego y significa la obsesión con el sueño. Es un término muy poco conocido por la sociedad. Tanto es así que quienes no conocen esta patología piensan que las personas que la sufren son vagas e incluso asociales, pero no es así. Las personas vagas son aquellas que tienen poca disposición para hacer algo que requiere esfuerzo o constituye una obligación, mientras que los clinofílicos tienen un deseo incontrolado de permanecer en la cama, incluso pueden llegar a estar acostados durante varios días sin que exista una enfermedad que lo justifique.

Los síntomas principales de una persona con clinomanía son:

Le cuesta levantarse y lo único que quieres en seguir en la cama aunque ya no tenga sueño. Impulso constante e incontrolable de querer acostarse. Dormir es su mayor prioridad. Prefieren tumbarse a hacer cualquier otro plan. No les importa las obligaciones que estén abandonando. Se encuentran mucho mejor si están en posición horizontal.Este trastorno es tan desconocido que se puede confundir con otros más comunes como trastornos del sueño, ansiedad, apneas o depresiones.

El exceso de horas de estar tumbado tiene consecuencias para la salud: pérdida de masa muscular, fatiga, úlceras, mala circulación… Cualquiera puede padecerlo, pero es más habitual en personas mayores por la cantidad de horas que pasan dentro de casa.

Quienes padecen esta patología nunca descansan lo suficiente. No hay una cantidad de horas que les haga sentirse bien. De hecho, aunque hayan dormido muchas horas no quieren salir de la cama.

- Ir al suplemento de Heraldo Joven

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión