Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

Aragón, un país de montañas

Estas vacaciones olvídate del hotel (y prueba estas opciones gratuitas)

Existen multitud de alternativas mucho más económicas que los alojamientos habituales y que te harán vivir experiencias únicas.

Cada día más personas optan por buscar planes alternativos y más económicos.
Cada día más personas optan por buscar planes alternativos y más económicos.
Pexels

¿Aún no tienes plan para estas vacaciones? ¿Te apetece descubrir nuevos lugares sin acabar con todos tus ahorros? Si quieres pasar unos días diferentes sin gastarte mucho dinero, es el momento de explorar nuevas opciones, dejar a un lado los hoteles o los apartamentos y recurrir a otro tipo de alojamientos. Estas son algunas alternativas mucho más baratas, incluso gratuitas, y que te harán vivir experiencias increíbles.

El invitado perfecto

Seguro que conoces a alguien que se ha animado a probar este modo de hospedaje. La comunidad 'CouchSurfing' pone en contacto a usuarios que ceden una cama, sofá e, incluso, su propio suelo de manera gratuita. En esta red de alojamiento, los inquilinos pasan unos días en una casa privada a cambio de nada. Pero, no solo consiguen un alojamiento, también es un buen método de conocer gente y descubrir nuevos destinos. Su procedimiento es muy simple y tiene su base en un buen perfil. Si quieres conseguir alojamiento gratis, debes cuidar hasta el último detalle de tu ficha de presentación, ya que los propietarios la estudiarán de manera exhaustiva para ver si acceden o no a que duermas en su casa.

Conviértete en un auténtico granjero

Quieres vivir unas vacaciones completamente diferentes estando en contacto directo con la naturaleza. La asociación sin ánimo de lucro Wwoof pone en contacto a voluntarios con granjas o pobladores rurales que necesitan ayuda. Los invitados tendrán que trabajar entre cuatro y seis horas diarias, unas condiciones que pueden variar según el lugar de destino, a cambio de comida y alojamiento gratuito. Pero no todo es trabajo, también disponen de horas libres para conocer mejor el país. Toda una experiencia única, que es un verdadero cambio cultural de la mano de gente autóctona,  en la que también se cuida el medioambiente, ya que se utilizan métodos ecológicos y sostenibles.

De campin en el jardín

Si tu plan favorito es coger tu tienda de campaña e irte a descubrir mundo, pero estás harto de pagar de más por los cámpines (un sector turístico que no para de crecer en Aragón), esta es tu opción. En esta modalidad, los usuarios de todo el mundo ofrecen su jardín para acampar a cambio de un módico precio, de entre cinco y siete euros persona por noche. Además del lugar de alojamiento, también tiene otras ventajas como los extras de la vivienda, ya sea piscina o pista de tenis, y el uso de elementos comunes, como el cuarto de baño.

Intercambia tu casa

Las comunidades de intercambio de hogares son todo un éxito. Con una tarifa inicial de registro, que suele rondar los 100 euros, los usuarios tienen acceso a toda la información y a los intercambios que se deseen. Aunque a priori te pueda dar respeto dejar tu hogar a un desconocido, este es un trueque mutuo que se basa en la confianza: ya que tú estás en casa de quien ocupa la tuya. Si optas por esta opción, no solo podrás disponer de la vivienda, también en algunos casos podrás contar con el coche de los propietarios. Pese al temor inicial, estos portales tienen distintos medios de verificación, que los convierten en mucho más seguros de lo que se pueda pensar.

Cuidando una vivienda

¿Y si cuidases el hogar de otros mientras están de vacaciones? Esta es una buena opción para viajar de forma gratuita, ya que solo deberás atender la casa de alguien mientras está fuera, unos servicios que se deben acordar con el dueño cuando se firmen todos los documentos correspondientes, que pueden incluir entre otras tareas el cuidado de las mascotas de los propietarios, la alternativa ideal para los amantes de los animales. Las plataformas web de este servicio, que ponen en contacto a clientes y propietarios, piden una cuota en el momento de registro para así acceder a su base de datos  y elegir la opción que se adecúe a tus necesidades.

Un alojamiento místico

Los monasterios pueden ser el destino perfecto para un retiro de un fin de semana en el que desconectar, olvidarse del móvil y del estrés. Hay opciones más exclusivas y con un precio superior, pero también hay otras en las que por donaciones, o incluso gratis, podrás alojarte. Estas pueden incluir la comida, que es la misma que preparan y consumen los monjes o hermanas que viven allí.

Más noticias en Unpaisdemontañas.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión