Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

Aragón, un país de montañas

Panticosa, una atracción para el verano

El telecabina de Aramón, que parte desde Panticosa, atraviesa densos bosques y constituye un espectáculo para niños y adultos.

El telecabina nos lleva, en apenas 10 minutos, hasta una cota de 1.900 metros.
El telecabina nos lleva, en apenas 10 minutos, hasta una cota de 1.900 metros.
Archivo Aramón

Las montañas de Aragón siempre han sido un destino turístico muy demandado durante los meses de verano. Ofrecen innumerables alternativas para unas vacaciones en familia por senderos y excursiones a todos los niveles. Las buenas comunicaciones entre la capital de Aragón y el Valle de Tena permiten dejar atrás, en tan solo una hora y media de coche, las altas temperaturas que el verano deja en algunos puntos de la comunidad para poder disfrutar de un día fresco en el Pirineo.

En un hermoso rincón del Valle de Tena, hallamos una de las atracciones más destacadas del verano: la aventura de subir en el telecabina de Aramón Panticosa, el cual atraviesa frondosos bosques con las pistas de la estación al fondo y las cimas más altas del Valle; sin duda, un espectáculo tanto para niños como para adultos. La subida desde el pueblo de Panticosa hasta la cota 1.900 se realiza en 10 minutos. Una vez arriba, la estación ofrece su zona de servicios, en la que se puede pasar un magnífico día en su entorno: cafetería, terraza solárium, boutique y parque infantil.

La aventura de Panticosa en verano no termina aquí. A partir de la zona de servicios, parten senderos fáciles y accesibles para todo tipo de personas que conducen hasta el conocido lago de Sabocos, un ibón pirenaico que da nombre a una de las zonas esquiables más altas de la estación. La ruta para llegar hasta este lago no supera los 30 minutos andando. Desde allí, el sendero sigue y, en 20 minutos más, se llega hasta el lago de Asnos. El Telecabina de Panticosa, accesible para cualquier persona, permanecerá abierta desde el 7 de julio al 26 de agosto de forma ininterrumpida.

Por otro lado, los amantes de la bicicleta de montaña encuentran en Panticosa el escenario idóneo para rutas de alta montaña.

También la cultura y la artesanía se hacen hueco durante el periodo estival en el Pirineo. La música del Festival Internacional de las Culturas Pirineos Sur llegará este año hasta el pueblo de Panticosa, donde se celebrarán todas las actuaciones y actividades infantiles.

Tradición, cultura, deporte y gastronomía hacen de Panticosa y el Valle de Tena un marco incomparable para vivir de cerca las costumbres de un pueblo del Pirineo que, conservando sus rincones, crece ante la demanda de la zona como destino turístico durante todo el año.

- Más noticias en Unpaisdemontañas.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión