Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

Los partidos arremeten contra Sánchez por postergar la reforma de la financiación autonómica

Mientras el PSOE guarda ahora silencio, el resto de formaciones le piden al presidente que recapacite.

El consejero aragonés de Hacienda, Fernando Gimeno, en un Consejo de Política Fiscal y Financiera.
El consejero aragonés de Hacienda, Fernando Gimeno, en un Consejo de Política Fiscal y Financiera.
Enrique Cidoncha

Los partidos aragoneses han arremetieron este miércoles contra la decisión del presidente de España, Pedro Sánchez, de postergar la reforma del sistema de financiación autonómica hasta la próxima legislatura. Con la excepción del PSOE, que opta ahora por guardar silencio, las formaciones han subrayado que es uno de los principales problemas que acucian al país y especialmente a Aragón, por lo que le han exigieron que recapacite, dé marcha atrás y aborde el debate con el conjunto de las autonomías y no pacte "apaños" de forma bilateral.

Las reacciones no se han hecho esperar tras el anuncio del líder socialista, que aprovechó su primera sesión de control en el Senado y en el Congreso para advertir de que no podrá culminar una "revisión a fondo" del sistema de financiación autonómica en lo que resta de legislatura, aunque a cambio afrontará mejoras "a corto plazo" con todas y cada una de las comunidades, "especialmente las que están infrafinanciadas".

La presidenta de las Cortes, la podemista Violeta Barba, recordó que el pleno aprobó la semana pasada por unanimidad un dictamen por el que Aragón reclama un nuevo sistema de financiación que tenga en cuenta el coste efectivo de los servicios, de modo que se mejore la capacidad tributaria de las autonomías, tanto en los impuestos cedidos como en los propios.

Por ello, Barba considera "increíble" que el presidente renuncie a negociar con todas las autonomías y opte por "apañitos" con los territorios que más les interese. "El trabajo técnico está hecho y Aragón reclama de forma unánime una reforma colegiada porque, de otra forma, saldrá perdiendo", ha subrayado.

La presidenta de las Cortes ha enfatizado que la infradotación de las autonomías para sufragar el gasto social se ha agravado en los últimos años al mismo tiempo que se enquistaba su reforma, lo que evidencia que es uno de los "principales problemas". "El presidente está para solucionarlos, por lo que espero que finalmente se arremangue", añadió.

Donde no hay siquiera posicionamiento es en el  Gobierno de Lambán, que a diferencia de otros socialistas dio la callada por respuesta mientras otros barones del partido y presidentes autonómicos salieron a criticar abiertamente la postura de Sánchez. Oficialmente, el consejero de Hacienda, Fernando Gimeno, ha declinado hacer declaraciones a este diario tras haber criticado durante meses el parón durante la etapa de Rajoy.

El PP espera respuesta de la DGA

Para el portavoz de Hacienda del PP, Antonio Suárez, la decisión refleja claramente lo que va a ser el gobierno de Sánchez. "Está para aguantar la legislatura, lo único que le preocupa es consolidarse en la Moncloa de cara a las próximas elecciones", ha lamentado.

Suárez ha estimado que con su renuncia el presidente no piensa en los intereses de los aragoneses ni en los del resto de los españoles, sino en los de su partido. Por ello, se ha preguntado qué postura piensa mantener Lambán, al que ha exigido que defienda el dictamen unánime que "con mucho esfuerzo" han sacado adelante los partidos aragoneses. "En vez de guardar silencio, tendría que haber salido el primero", ha dicho.

La portavoz de Ciudadanos, Susana Gaspar, ha lamentado que el PSOE haya demostrado en 15 días que "no es capaz" de articular un nuevo modelo de financiación que garantice la igualdad y la equidad. Y al igual que ha recordado que el PP condicionó la financiación autonómica con el cuponazo vasco, ha opinado que los socialistas están ahora "presos de sus apoyos parlamentarios y de sus discrepancias territoriales".

Incluso los socios de gobierno de CHA se mostraron críticos. Su portavoz, Gregorio Briz, ha aseverado que la renuncia de Sánchez supone "un error en un tema clave" que pone en riesgo el autogobierno. "Le da miedo tomar decisiones relevantes", ha manifestado.

Por su parte, la diputada Patricia Luquin ha insistido en que este debate se debe abordar y que la decisión de Sánchez se enmarca en que su gobierno está apoyado solo por 84 diputados, "lo que que hace que no tenga las condiciones objetivas para abordar un tema de este calado".

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión