Aragón

Los 5.300 vehículos diarios que atraerá Bon Àrea obligan a desdoblar los accesos a Épila

La DGA asumirá las obras, pero en una primera fase ejecutará las rotondas y un ramal a la A-1305.

Un camión pasa junto a los terrenos elegidos para levantar la planta.
Aránzazu Navarro

El intenso tráfico que generará el macrocomplejo agroalimentario que Bon Àrea pretende inaugurar en tres años en Épila obligará a la DGA a desdoblar el principal acceso a la localidad, la carretera autonómica A-1305. Las estimaciones oficiales apuntan a que 1.300 camiones entrarán y saldrán a diario de la plataforma cuando esté a pleno rendimiento, a los que se sumarán los más de 4.000 desplazamientos que harán los trabajadores en sus coches.

El Gobierno pretende acompasar la actuación a las necesidades reales del centro logístico e industrial, por lo que en una primera fase modificará la rotonda existente junto a la autovía de Madrid y construirá otra en la misma A-1305 con el objetivo de regular el tráfico de entrada y salida. Ambas estarán situadas en los extremos del perímetro de la planta, que superará los tres kilómetros de longitud. Además, se ejecutará un ramal directo de salida desde la plataforma mediante un carril de aceleración a la carretera autonómica.

Con esta solución inicial se confía en dar respuesta a las necesidades de Bon Àrea cuando abra las primeras naves logísticas de la planta en 2021. Esto da margen a la DGA para actuar, ya que la producción industrial de los distintos mataderos no estará a pleno rendimiento, al menos, hasta cinco años después. Será entonces cuando se pueda alcanzar el pico de tráfico, especialmente de vehículos pesados para abastecer al medio millar de tiendas que la Corporación Alimentaria Guissona prevé abrir en las áreas de Madrid y Valencia y en el norte de España.

El desarrollo de los suelos y actividades previstas será gradual, en un escenario temporal que se alarga hasta 2030 . «El diseño de las infraestructuras generales recoge una ejecución gradual, por fases, conforme avance la urbanización interior y las necesidades del Plan de Interés de Interés General de Aragón (PIGA)», indicaron fuentes oficiales.

No obstante, en la Consejería de Vertebración del Territorio prefieren ser previsores y ya diseñan el desdoblamiento del tramo de carretera de la  A-1305. La actuación se circunscribirá a los 2,4 kilómetros comprendidos entre la rotonda de entrada al polígono industrial de El Sabinar y la nueva rotonda que se construirá en el otro extremos de la futura plataforma agroalimentaria. Aunque haya un doble carril por sentido, la velocidad seguirá estando limitada a 90 km/h.

La primera fase se incluirá dentro del proyecto de urbanización, cuyo diseño básico ha acabado la DGA y que forma parte del PIGA que se aprobará inicialmente el próximo martes en el Consejo de Gobierno.

Los trabajos comprenderán la red de servicios (agua, luz, gas y telecomunicaciones) y el movimiento de tierras, que empezará a principios del próximo año si se cumplen las últimas previsiones. El Gobierno de Aragón prevé invertir en estas obras entre 10 y 15 millones.

Etiquetas
Comentarios