Despliega el menú
Aragón

Aragón, un país de montañas

Cariñena recrea la 'Quebrantahuesos' del cicloturismo clásico

Medio centenar de participantes, montados en bicicletas históricas, recorrerán la ruta del vino en una jornada que busca difundir los paisajes de Cariñena entre los aficionados al cicloturismo retro vintage.

Luciano Berruti, homenajeado en la IV Biciclásica Edoardo Bianchi de Campo de Cariñena.
Luciano Berruti, homenajeado en la IV Biciclásica Edoardo Bianchi de Campo de Cariñena.
Campo de Cariñena

El Giro de Italia comenzó este año en Jerusalén como homenaje a Gino Bartali, el heroico ciclista toscano vencedor de dos Tours en los años 30-40, y del que se recordaba su papel (secreto durante años) en la salvación de ciudadanos judíos perseguidos por el nazismo en la Italia mussoliniana, gracias a los salvoconductos que pasaba por la frontera durante sus entrenamientos en los Alpes, escondidos en los tubos de su bicicleta.

Cada año, en la Toscana se realiza una carrera, ‘La Heroica’, en recuerdo de este gran campeón de las dos ruedas. La prueba toscana es “la ‘Quebrantahuesos’ del ciclismo histórico”, afirma califica Ángel Giner, de El Pedal Aragonés, club que organiza este domingo, 17 de junio, la IV Biciclásica Edoardo Bianchi de Campo de Cariñena. Esta ruta de ciclismo retro sigue ese espíritu de recuperar aquellas épocas pioneras en las que la bicicleta era un deporte aún más esforzado que ahora, con máquinas muy sencillas, malas carreteras y ningún apoyo en carrera. “El paisaje entre viñedos que ofrece la Ruta del Vino de Cariñena evoca los paisajes toscanos de estas grandes clásicas ciclistas”, añade Giner.

Medio centenar de ciclistas (algunos venidos de Holanda o Reino Unido), montados en bicicletas históricas y ataviados con maillots de lana, saldrán de Cariñena a las 9.00 para iniciar su periplo. Se ascenderá a Paniza entre viñedos para tener una primera parada en El Paradero y degustar un sabroso moscatel de la zona, con pastas.

Seguidamente se tomarán los viales asfaltados, incluidos sus arroyos, que serpentean la Sierra de Algairén, por Encinacorba, Aguarón y Cosuenda, donde se hará un reagrupamiento para degustar la añorada Pajarilla de Cosuenda, un vino exclusivo de los viñedos de esta localidad.

El siguiente paso será Almonacid antes de encaminarse los participantes al Santuario de la Virgen de Lagunas, escoltados de viñas, frutales y una enorme cantidad de flores silvestres a la orilla del asfalto. En la Virgen de Lagunas habrá una degustación de Cava cariñenense de Bodegas San Valero acompañado de frutas de Aragón. El siguiente destino, igualmente entre viñas será Longares, que se atravesará por sus céntricas calles. De Longares, los participantes regresarán a Cariñena.

Desde la comarca se hace hincapié en que “el objetivo de esta convocatoria cultural y deportiva es doble. Por un lado, poner en circulación las bicicletas de carreras de otras épocas y, por otro, mostrar la espectacular riqueza paisajística que en esta época del año ofrece el Campo de Cariñena”.

Cartel de la IV Biciclásica Edoardo Bianchi de Cariñena.

La Biciclásica Edoardo Bianchi, que organiza El Pedal Aragonés, toma el nombre de la marca de bicicletas Bianchi, actualmente la más antigua del mercado mundial que fue creada en 1886 por Edoardo Bianchi en Milán. En esta edición se tributará un homenaje al desaparecido Luciano Berruti, un veterano ciclista italiano, mundialmente famoso por su museo de la bicicleta y por acudir frecuentemente a este tipo de citas biciclásicas.

Más noticias en Unpaisdemontañas.

Etiquetas
Comentarios