Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Web del suscriptor

Sanidad

El Miguel Servet y el Clínico cerrarán hasta 338 camas en agosto, 38 menos que en 2017

La medida se toma todos los años al reducirse la actividad asistencial por las vacaciones de los profesionales sanitarios.

GUILLERMO CALAHORRA

Los hospitales aragoneses volverán a cerrar plantas y habitaciones este verano al reducirse la actividad asistencial. El Clínico y el Miguel Servet  dejarán inoperativas hasta 338 camas en agosto, mes en el que se concentran la mayor parte de las vacaciones de los profesionales y se reducen operaciones y consultas. Son 38 menos que el año pasado en ese mismo periodo.

Como cada año, las direcciones de los centros sanitarios han hecho una previsión de un cierre paulatino de camas de acuerdo a la reducción de la actividad. El reajuste comienza a principios de julio, aunque es en el mes de agosto cuando el parón es más evidente y se clausuran más recursos. Además, se aprovecha ese tiempo para llevar a cabo labores de mantenimiento y pequeñas obras.

Los dos hospitales más grandes de la Comunidad suman unas 1.900 camas disponibles. Según algunos datos a los que ha tenido acceso este periódico, el hospital Clínico de Zaragoza tendrá sin usar hasta 186 plazas desde la segunda quincena de julio y durante todo el mes de agosto. El año pasado, fueron 164 a partir del 15 de julio y 196 en el mes central del verano. En septiembre, la situación será muy similar a 2017: 176 los primeros quince días y 62, los segundos.

En el Miguel Servet, la organización del periodo estival durante el verano ha sido un poco más complicada que otros años, ya que el centro está inmerso en varios proyectos de obras, el más importante la nueva unidad de Psiquiatría, que ha obligado a un movimiento de servicios y unidades durante los últimos meses. En esta unidad ya se están haciendo los últimos retoques y está previsto que esté en marcha después del verano. Debido a estos trabajos, algunos servicios se han tenido que reforzar con camas extras en el hospital General de la Defensa (Militar).

En concreto, según la documentación facilitada por los trabajadores, el centro dejará de utilizar hasta 152 camas durante el mes de agosto, 83 en el hospital General y el resto en el Materno-Infantil. No obstante, la cifra es inferior a la del año pasado y mucho menor que en veranos anteriores. Hay que recordar que en 2016 se llegó a las 216 en agosto.

La medida de cierre de camas del Servet y el Clínico la siguen el resto de centros sanitarios de la Comunidad. En el San Jorge de Huesca la gerencia ha previsto, por ejemplo, que del 14 de julio al 16 de septiembre, ambos incluidos, la tercera planta permanezca cerrada en su totalidad. La reapertura a 16 pacientes se hará el lunes, 17 de septiembre, por la mañana. Además, desde el 13 de julio a mitad de septiembre la unidad de cuidados intensivos se quedará con una dotación de ocho camas. Mientras, en el Obispo Polanco se cerrarán 13 camas de Trauma y en el San José, 18.

Los expertos recuerdan que, además de por las vacaciones de los profesionales, el verano en muchas ocasiones no es el momento idóneo para llevar a cabo algunas operaciones (por la dificultad para que algunas heridas cicatricen por el calor).Todas las direcciones de los centros han comunicado a las juntas de personal que ante cualquier situación que genere un aumento de las necesidades de camas, se tomarán las medidas oportunas para garantizar la asistencia. De hecho, ha habido veranos que ante un incremento de pacientes, se han tenido que reabrir recursos.

Malestar por las sustituciones de verano 

Varios coordinadores de enfermería de centros de salud del sector II han dimitido o están estudiando su renuncia por su malestar por la forma de tramitar las sustituciones de verano de estos profesionales en esa área sanitaria.

Según denuncian algunos profesionales afectados por esta polémica, el gerente del sector II, José Manuel Aldámiz, les comunicó de forma oficial el pasado 6 de junio que este año las sustituciones de verano se gestionarían por bolsa, cuando ya muchos coordinadores de los centros de salud habían contratado a los enfermeros por su cuenta.

Precisamente, estos sustitutos afectados han denunciado el perjuicio que para ellos ha supuesto el cambio de condiciones y, sobre todo, la "injusticia y la discriminación" que supone respecto a otros sectores."No pedimos que se incumpla la ley, pero sí que se trate igual a quien se encuentra en una situación idéntica y sometido a un mismo órgano de dirección", critican algunos de estos sustitutos, que recuerdan que precisamente Aldámiz es también gerente del sector I y la medida solo ha afectado al II.

Consideran que esta forma de proceder "merma la calidad asistencial de la población"."Los coordinadores nos contrataron debido a nuestra formación, continuidad y experiencia en el centro de salud del que formamos parte", censuran."Se está dejando a nuestros pacientes desprotegidos y desinformados", añaden. Recriminan, además, la situación laboral que se les genera ahora cuando el Salud ya ha terminado los llamamientos de los contratos de verano por bolsa. 

Por su parte, fuentes del Departamento de Sanidad recordaron que en todos los sectores tienen la misma forma de gestión y que cualquier contrato superior a los 7 días debe pasar por bolsa para garantizar que todos los aspirantes tengan las mismas posibilidades.

 





Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Grupo Henneo