Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Web del suscriptor

Educación

Uno de cada cuatro alumnos de Aragón terminan la ESO con asignaturas suspendidas

Esta cifra se ha disparado después de que la DGA permitiera que los estudiantes con suspensos no tuvieran que ir a septiembre y pudieran titular en junio.

Un grupo de alumnos en el inicio del curso en el Instituto de La AzucareraJosé Miguel Marco

El 26,4% de los alumnos matriculados en 4º de ESO consiguen el título aún teniendo asignaturas suspendidas. Este volumen se ha incrementado de manera notable en el curso 2016-2017, coincidiendo con un cambio de normativa. El Ministerio de Educación y Formación Profesional permitió que las Comunidades Autónomas dejaran que los alumnos terminaran la ESO con hasta dos asignaturas suspendidas (mientras que no sean Matemáticas y Lengua Castellana y Literatura) en junio, es decir, sin necesidad de ir a septiembre como se estaba haciendo en los últimos años.

Esto ha podido influir en cómo los jóvenes de Aragón consiguen el título de secundaria. Mientras que en el curso 2015-2016, más del 70% de los estudiantes aprobaban todas las asignaturas, un 18,27% pasaban de curso con suspensos y un 11,44% no promocionaban; en el 2016-2017 (de este curso académico todavía no hay datos), solo consiguieron pasar de curso 'limpios' el 60,43% de los estudiantes; un 26,4% lo hicieron con asignaturas pendientes y un 13,16% tuvieron que repetir.

Tras la aprobación del Real Decreto que permitía graduarse en junio con suspensos, el departamento de Educación, Cultura y Deporte del Gobierno de Aragón envió unas instrucciones a los centros en las que se especificaba que la Junta de Evaluación Docente sería la que decidiría si el alumno promocionaba en junio o si se debía presentar a la convocatoria de septiembre para intentar superar las asignaturas pendientes (una o dos dependiendo del caso). El resultado final es el mismo: lograr el título de ESO con hasta dos suspensos, la diferencia radica en hacerlo en junio o en septiembre. Lo que podría haber afectado al incremento de alumnos que terminan el curso con suspensos.

Una tendencia completamente opuesta a la que se venía registrando en los últimos años. Desde el curso 2010-2011 (cuando se podía pasar de curso con un máximo de tres asignaturas, en supuestos excepcionales) no había hecho más que descender el volumen de estudiantes que superaban la ESO con materias pendientes: del 28,16 al 18,27%. Como se puede comprobar, los datos han vuelto a retroceder tras este cambio normativo. Estos alumnos, una vez han obtenido el título tienen tres opciones: incorporarse al mercado laboral, empezar sus estudios de bachillerato o cursar una FP de grado medio.

Precisamente, esta última opción es la que la DGA utilizó para explicar que se consiguiera el graduado con suspensos en junio. El objetivo era evitar que aquellos estudiantes que desearan estudiar una FP de grado medio se quedaran sin plazas, puesto que muchos ciclos se completan en junio. “A las personas no se nos da igual de bien todo, por ello, alguien que quiere ser peluquero puede que no consiga aprobar Geografía e Historia. Y eso no puede afectar a su futuro como peluquero”, recuerda Alfonso Zafra, representante de CSIF Aragón.

Por eso apoya las instrucciones elaboradas por el Gobierno de Aragón: “Al finalizar el curso, en el claustro realizamos una valoración global de cada alumno, en la que decidimos qué es mejor, dependiendo de sus intereses, su implicación y los efectos que puede tener en su futuro". Tal y como detalla, no se puede dejar que un alumno que quiere cursar una FP media o un bachillerato (estos casos son escasos debido a que no hay problemas de plazas) "se quede descolgado por esperar a septiembre”.

Cuando un joven suspende una o dos asignaturas y hasta septiembre no consigue graduarse en ESO puede quedarse sin plaza en la FP que desea. En estos casos, lo más probable es que acabe eligiendo otra, que no le interesa y que le puede abocar a la frustración y al fracaso escolar. "Hay que motivar a los jóvenes para que se dediquen a aquello que les interesa y no pierdan un tren muy importante en sus vidas. Por ello hay que anteponer el valor global del alumno por encima de aprobar una materia específica, que en muchos casos puede no estar relacionada con su futuro", puntualiza Zafra. 

Asimismo, considera que pueden existir otros factores que provoquen este incremento de alumnos que obtienen la ESO sin aprobar todas las materias. Por un lado, recuerda que los jóvenes cada vez son más conscientes de sus derechos, por lo que saben que aún suspendiendo una o dos asignaturas (siempre y cuando no sean Lengua y Matemáticas) se graduarán en septiembre. "En estas circunstancias, y dependiendo de las materias que se traten, puede que el estudiante decida deliberadamente no estudiar durante el verano y tratar los exámenes de septiembre como un mero trámite", puntualiza Zafra. 

Otra cuestión que puede afectar es el descenso del abandono escolar. Hay más menores que continúan sus estudios en secundaria, en vez de apostar por el mundo laboral; por lo que ello puede llevar aparejado un rendimiento menos óptimo "con una o dos asignaturas suspensas". 

Más plazas de FP

En la actualidad, el Gobierno de Aragón tiene hasta 40 ciclos de grado medio en la Comunidad. Una oferta que se ha ido incrementando en los últimos años debido al auge de este tipo de formación. Prueba de ello es que el próximo curso académico (2017-2018) se pondrá en marcha el grado de Mecanizado en el IES La Puebla de Alfindén. El IES Reyes Católicos de Ejea de los Caballeros desarrollará el ciclo de Producciones Agropecuarias, mientras que el CPIFP Pirámide de Huesca impartirá el de Actividades comerciales y el IES Zaurín de Ateca ofrecerá el de Emergencias y Protección Civil.

El plazo para presentar las solicitudes en los ciclos formativos de grado medio (así como en los superiores o básicos) se inicia el 22 de junio y se mantiene abierto hasta el 28. El 4 de julio se publica el listado provisional de admitidos y la matrícula se realiza entre el 11 y el 17 del mismo mes. Por ello puede resultar determinante que los alumnos consigan el título de ESO en junio o en septiembre.

Sin cambios en otros cursos

La medida aprobada por el Gobierno de España y posteriormente puesta en marcha en Aragón solo ha afectado a los resultados académicos de 4º de ESO, ya que estaba enfocada directamente a este curso académico. En el resto de niveles, el volumen de aprobados y suspensos se mantiene de manera casi constante. En 1º de ESO es cuando se registran más aprobados: un 66,5% de los matriculados. Esta cifra va descendiendo según pasan los cursos: un 61,66 en 2º de secundaria y un 60,94% en 3º. Por su parte, el porcentaje de repetidores nunca supera el 15% de los matriculados. Es decir, el sistema funciona exactamente igual, excepto que hay más titulados con suspensos para evitar que se queden sin plaza en la siguiente etapa educativa.





Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Grupo Henneo