Aragón
Suscríbete por 1€

La vicealcaldesa Luisa Broto reitera el ofrecimiento de Zaragoza para acoger migrantes del barco Aquarius

Zaragoza Vivienda tiene cedidos 16 pisos a entidades que atienden a refugiados, en los que residen unas 80 personas.

Luisa Broto, ayer, en la comisión de Derechos Sociales.
Luisa Broto, en una comisión de Derechos Sociales.
Aránzazu Navarro

La vicealcaldesa y consejera municipal de Derechos Sociales del Ayuntamiento de Zaragoza, Luisa Broto, ha reiterado el ofrecimiento de la ciudad para dar acogida o apoyo de otro tipo a los 629 migrantes del barco Aquarius. Broto no ha querido concretar las cifras porque "no se sabe si son menores, familias o  personas solas". Sí ha querido resaltar que el Ayuntamiento tiene "a los trabajadores de la Casa de las Culturas, a los contactos con las entidades acogedoras y a varios profesionales preparados por si fueran necesarios". En su opinión, es probable que muchos de ellos requieren ayuda psicológica.

Tampoco está claro qué ayuda podría prestar Zaragoza como ciudad de acogida. "Lo normal sería que intentáramos dar una salida que sea de acogida residencial", ha señalado Broto, que ha recordado que el Ayuntamiento de Zaragoza presentó en julio del año pasado su propuesta como ciudad acogedora, aunque nunca obtuvo respuesta. El Consistorio se ha adherido, además, a la petición de ayuda que ha formulado la Federación Española de Municipios y Provincias, que cuenta ya con 200 consistorios.

También el portavoz municipal del PP, Jorge Azcón, ha deseado que se pueda dispensar "el mejor trato posible" a los más de 600 inmigrantes que viajan en el Aquarius rumbo a Valencia. "Es una acción humanitaria. Creo que no es de recibo ser conocedor de que hay 600 personas en un barco con problemas de vida o muerte y que cualquier Gobierno pueda estar de brazos cruzados ante tal tragedia humanitaria", ha considerado. En este sentido, Azcón ha manifestado que harán lo posible por que el mayor número de personas puedan ser atendidas, si bien ha recordado que "los recursos son limitados y dentro de la solidaridad que tenemos que tener en el Ayuntamiento de Zaragoza, y que nosotros apoyaremos, el populismo en estas cuestiones a veces también lleva a sacar conclusiones muy negativas".

"Por encima de las disposiciones legales, está la humanidad"

También se ha referido este martes a la crisis humanitaria el arzobispo de Zaragoza, monseñor Vicente Jiménez, que ha querido resaltar que "por encima de las disposiciones legales y de los supuestos económicos está siempre primero la humanidad" y "la dignidad de ser personas".

Por eso, "todos tienen que ser acogidos", ha señalado. El arzobispo ha señalado, además, que los gobiernos y las autoridades públicas han de "tratar de buscar las raíces hondas del problema y afrontarlo desde el origen, también desde el trasiego y desde la llegada porque en los tres ámbitos hay problemas".

En concreto, ha precisado que en el origen "hay que fomentar el desarrollo integral" y en el traslado "hay que evitar las mafias y el aprovechamiento de esta gente inocente", mientras que la acogida hay que hacerla "con los brazos abiertos y ofreciendo la casa común a todos".

Monseñor Jiménez ha añadido que la Iglesia "siempre acoge a todos los hijos, independiente de la raza, lengua, nación y religión" porque "son hijos de Dios y son hermanos nuestros". Ha traído a colación las palabras de Jesucristo en el Evangelio, que emplaza a "acoger al hermano". "Fui forastero y me hospedasteis, fui emigrante y me acogisteis", ha apostillado el prelado.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión