Despliega el menú
Aragón

Aragón registra 116 pequeños incendios hasta junio, un 38% menos que en los últimos 15 años

El consejero Olona afirma que para la campaña de este año se han invertido 28,5 millones, dos millones más que en 2017.

Image de recurso de los bomberos de Huesca apagan un fuego.
Image de recurso de los bomberos de Huesca apagan un fuego.
Bomberos de Huesca

Una primavera lluviosa ha reducido el riesgo de incendios en la Comunidad y, al contrario de lo que ocurrió el pasado año, no ha sido necesario adelantar la fecha del comienzo de la campaña de prevención, que empieza el próximo viernes 15 de junio. Esta fase de máxima activación durará, en principio, hasta el 15 de septiembre. El Gobierno de Aragón ha subrayado que este año se invierten dos millones más, situando el presupuesto en 28,5 millones de euros.

El consejero de Desarrollo Rural, Sostenibilidad y Vivienda, Joaquín Olona, explicó este lunes que con esta inversión se ha podido incrementar el periodo de contratos de la mayor parte de cuadrillas. En el caso de las helitransportadas, formadas por 96 personas, su contrato alcanza los 12 meses. Las terrestres lo van a hacer 10,5 meses al igual que las 30 autobombas del Gobierno de Aragón. Sin embargo, no se cumplirá lo acordado con las convenidas ni con los puestos de vigilancia, donde la contratación será de siete meses. En total, durante el periodo estival trabajarán 1.282 personas, cifra similar al pasado año, y se repartirán de la siguiente forma: 816 trabajadores de Sarga, 411 de la DGA y 55 del Ministerio.

"El presupuesto no garantiza que no tengamos incendios forestales por mucho que aumentemos los medios porque detrás del 80% de los fuegos está la acción humana", afirmó el consejero. No obstante, no quiere decir que sean incendios provocados sino "accidentes, descuidos o acciones fortuitas". Por ello, pide a los ciudadanos que "pongan el máximo cuidado para evitar estas causas" y seguirán trabajando en las campañas de sensibilización. En cuanto a las causas naturales, el rayo es sin duda el primero en el ranquin. Además, según señaló Ángel Berzosa, director general de Gestión Forestal, Caza y Pesca de la Comunidad, Aragón es líder en detección de incendios, ya que el 77% de ellos se quedan en conatos. Es decir, ha ardido menos de una hectárea.

Previsiblemente, este verano tiene unas condiciones más favorables que las del pasado año, cuando la sequía afectaba gravemente a la Comunidad. Puesto que "los materiales están más verdes y en mejores condiciones de no arder", especificó Berzosa. No obstante, el consejero señaló que no hay que relajarse porque "las lluvias que ahora nos protegen se van a traducir en más combustible" de ahí la importancia de los trabajos silvícolas. Olona también añadió que la reducción de la ganadería extensiva (Aragón ha perdido 1 millón de ovejas en 15 años) incide directamente porque aumenta dicho combustible. En ese sentido, Berzosa destacó que seguirán con las actuaciones sobre los combustibles, que consisten en trabajos sobre la vegetación para un mejor acceso y defensa en caso de incendio forestal. Además, se seguirá con el desarrollo de los planes de defensa de alto riesgo de incendios forestales. Por el momento hay siete zonas que tienen estas estrategias: Zuera, las Bardenas, Moncayo, Valmadrid, Alcubierre, Gúdar-Javalambre y Maestrazgo. El próximo otoño se unirán otras siete.

Por otro lado, este año se prevé la mejora y adaptación de varios puntos de agua para compatibilizar su uso con el ganadero.

159 hectáreas afectadas

El balance de los cinco primeros meses del año es positivo. "Los meses de enero y febrero estuvieron en la media de los últimos 15 años, pero marzo abril y mayo tienen un descenso significativo de incendios", comento Berzosa.

Hasta el 31 de mayo ha habido en la Comunidad 116 incendios forestales, que han afectado a 159 ha, de las que el 11% eran arboladas. Tanto el número de incendios como la superficie forestal afectada están por debajo de la media histórica 2001-2017 (187 incendios y 475, ha, respectivamente) para este mismo periodo. Esto supone que los registrados este año son un 38% menos que la media. Asimismo, el 71% de los siniestros se han quedado en conatos (menos de 1 hectárea) y tan solo el 6% de estos han superado las 5 hectárea.

Etiquetas
Comentarios