Despliega el menú
Aragón

Las librerías quieren participar en el futuro programa de bancos de libros de texto

El sector planteará a la DGA la posibilidad de asumir la gestión de los fondos de volúmenes de los colegios.

Óscar Martín, presidente de los libreros de Zaragoza, en su negocio Librería Siglo XXI
Óscar Martín, presidente de los libreros de Zaragoza, en su negocio Librería Siglo XXI
Guillermo Mestre.

A punto de terminar el curso y cuando los colegios preparan las listas del material para el próximo año, las librerías aragonesas estudian cómo implicarse en el futuro programa de bancos de libros de texto que el Gobierno aragonés empezará a implantar en el curso 2019-2020. La fórmula más viable pasa por que estos establecimientos puedan asumir la labor de gestionar cada años los fondos de los centros. De esta forma, ellos se encargarían de recoger al final de cada curso los volúmenes, revisar su estado de conservación y reponer el material necesario para los alumnos del año siguiente.

Este es el modelo que defiende el presidente de la Asociación de Librerías de Zaragoza, Óscar Martín. La iniciativa la estudiarán y valorarán en las próximas semanas para después presentar una propuesta conjunta de todo el sector al Gobierno aragonés. Según explica, este tipo de servicio es el que van a prestar los libreros madrileños en el sistema de préstamo que está poniendo en marcha la Comunidad de Madrid.

Martín valora que hasta ahora Educación ha contacto con el sector y espera que antes de finales de año, les convoque a más reuniones para darles a conocer en detalle el decreto que regulará este programa. Nadie se opone a que las familias ahorren o se llegue a una gratuidad total, ese no es el problema. Aunque no puede valorar con exactitud cómo les afectará el cambio en lo económico, el máximo responsable de los libreros de Zaragoza reconoce que temen las consecuencias. Para aquellos negocios que trabajan los libros de texto "al menos una tercera parte de su facturación, sino un poco más" depende de la campaña escolar.

198 librerías para surtir a los becados

Por ello, entiende que lo mejor sería que el decreto que regule el funcionamiento de los bancos de libros defina el servicio que puedan prestar las librerías. En estos momentos hay un listado de 198 establecimientos autorizados por la DGA y adheridos al programa de adquisición de material curricular que surten de los lotes a los alumnos que han obtenido una beca. El resto de familias pueden adquirir los lotes donde desean.

De estos 198  negocios, 129 abren sus puertas en la provincia de Zaragoza (79 de ellas en la capital aragonesa), 43 en la provincia oscense (16 en Huesca ciudad) y 22 en Teruel (tres en la capital). Al programa están adheridos otros cuatro establecimientos de fuera de la Comunidad, Madrid, Barcelona, San Just Desvern y Sevilla. El número de locales que participan en esta iniciativa se mantiene en los últimos años, en 2002 eran un total de 2008 librerías.

"Ahora ya trabajamos con las asociaciones de padres y madres de muchos colegios y podemos seguir prestando un servicio ocupándonos de mantener los bancos de cada colegio, recopilar los libros, revisarlos y realizar las reposiciones necesarias", explica Martín. En otras comunidades autónomas esta labor la llevan a cabo los propios docentes y también cuentan en algunos casos con la colaboración voluntaria de los progenitores.

Para los libreros es "fundamental" mantener el contacto con unos padres que suelen ser clientes a lo largo de todo el año. La DGA ya está empezando a armar los bancos de libros. De momento, este curso ha pedido a las familias becadas que cedan los libros, algo que ya será obligatorio el próximo curso.

Etiquetas
Comentarios