Despliega el menú
Aragón

Pozán de Vero: cine y teatro, un cóctel que embruja

El amor hacia el séptimo arte y el teatro aficionado mantiene con vida el cine de Pozán de Vero, localidad muy próxima a Barbastro, que cada mes de octubre organiza su popular Fiesta de la Chireta.

Pilar Puértolas en el cine de Pozán, espacio originario de los años 50 y recuperado para el pueblo.
Pilar Puértolas en el cine de Pozán, espacio originario de los años 50 y recuperado para el pueblo.
Laura Uranga

La residencia de Pilar Puértolas, casa Carboner, es el hogar del que viene su familia paterna; ahí nació ella y desde ahí sigue ejerciendo una polifunción notable, tanto en el ámbito familiar como en el sociocultural. Preside la Asociación Cultural de Pozán de Vero, que lleva 31 años de actividad ininterrumpida. "Siempre he sido socia, pero la junta va rotando: son ocho personas, y la mitad cambia cada año. Tenemos el doble de miembros de la población total del pueblo, porque como pasa en muchos sitios, los ausentes también quieren estar presentes".

La voluntad del colectivo que preside Pilar es reunir al mayor número posible de socios y allegados en las actividades que se organizan; quizá por eso, la semana cultural se hace en el puente del uno de mayo, conectando con el final de las fiestas pascuales y el día de San Jorge. Son seis días de charlas, convivencia, cursos (cocina, maquillaje, cestería, literatura) y, sobre todo, mucha camaradería.

Pozán de Vero: cine y teatro, un cóctel que embruja

A Pilar se le ilumina el rostro cuando habla del cine local. Como si condujera al visitante a un tesoro, ejerce de guía hasta la puerta del caserón que lo alberga. Un tramo de escaleras sube hacia el recinto. "Se inauguró en los años cincuenta con una obra de teatro, y seguimos poniendo películas, ahora en digital y, sobre todo, para los chavales; eso sí, tenemos dos máquinas proyectoras antiguas para que quede constancia de cómo eran las cosas en otros tiempos. También se han restaurado cuatro de las antiguas butacas, aunque ahora usamos sillas portátiles para las sesiones".

El teatro también es importante en Pozán de Vero. El grupo Los Boborales lleva tres décadas de andadura, como la asociación, y cumple religiosamente con la tradición de estrenar una obra anual, siempre con elenco del pueblo y sin pretensión alguna de profesionalizar la actividad. El rango de edades entre el cuerpo actoral es de varias décadas, desde chavales a los más mayores. "Lo del teatro aquí viene de más atrás, no comenzó con este grupo", puntualiza Pilar.

En la pared trasera del cine, un inmenso retrato de Audrey Hepburn llena de ‘charme’ la modesta sala: el rostro de la mejor actriz belga de la historia está acompañado de numerosas estampas plastificadas, correspondientes a promociones de películas modernas llegadas de los cines de otras localidades. También hay carteles de películas traídos de Barbastro.

El bar

Ángel Fajardo y Miriam Alcolea llevan el bar municipal, que en su día gestionó la propia Pilar Puértolas cuando los primeros años del fútbol de pago y las peleas –la sangre no llegaba al río– por poner el partido del Barça, del Madrid o del Real Zaragoza; son tres equipos con muchos seguidores en el pueblo desde siempre, aunque la exitosa SD Huesca también ha ganado muchos adeptos en el ámbito local. Ángel también es el alguacil, y Miriam una cocinera de primer orden, aplaudida por sus convecinos. La pareja lleva once años en Pozán.

También destaca la presencia de otra joven pareja de la Ciudad Condal, Mireia y Jordi, que restauraron una casa antigua para convertirla en coqueta vivienda rural: Casa Perarruga. Los dos apartamentos que ofrece Casa Palaín completan la oferta local de ramo. El ayuntamiento alquila cuatro viviendas, que han atraído familias con niños; también hay bádminton, pimpón, un amplio merendero que atrae a mucha gente de Barbastro en los días festivos... los juegos de rayuela y las mandalas también tienen presencia en la decoración del casco urbano.

El pueblo siempre ha trabajado la vid, algo lógico en la zona. Aquí no hay bodega comercial, porque los agricultores locales surten a Bodegas Pirineos, de Barbastro. Entre los negocios locales también destaca la farmacia de Rosi Jiménez y la peluquería unisex de Ana Cobo. Armando Mestre, en Conservas Pozán, empezó con tomate rosa y también hace exquisiteces con otras verduras, además de confituras varias.

Chireta para el paladar

Casa Calasanz es otra presencia fundamental en el pueblo; restaurante y asador, tiene tienda de productos de kilómetro cero y una fábrica de embutidos donde se hacen chiretas (embutido hecho de cordero), morcillas, tortetas y mondongo tradicional.

Hace quince años que se organiza aquí cada mes de octubre la Fiesta de la Chireta; precisamente en 2003 se asumió el reto de hacer la más grande del mundo y entrar en el libro Guinness, cosa que se consiguió con una de 103 metros, de la que se sacaron 2.500 raciones en degustación. Antonio Buil, de Casa Calasanz capitalizó el reto, con el apoyo de la asociación cultural y el Ayuntamiento, y el aplauso de la comarca;_cada otoño, gente de todo el Somontano vuelve a por sus chiretas.

La triste historia de Dominica la Coja, bruja de Pozán de Vero

En un registro fechado en 1534 e incluido en el Archivo Histórico Provincial de Zaragoza consta la confesión de Dominga Ferrer, vecina de Pozán de Vero y conocida como Dominica la Coja. Acusada de bruja, su profesión era la de comadrona y curandera, con grandes conocimientos acerca de plantas medicinales y ducha en el alivio de reúma, dolores estomacales y otras enfermedades leves. En aquellos años inquisitoriales, muchas mujeres dedicadas a estos menesteres eran acusadas por sus vecinos cuando perdían las cosechas, morían las caballerías o la peste acababa con los niños. De ella dijeron incluso que untándose un ungüento en las axilas, podía volar. Dominica vivía en Casa Ferrero, en el mismo centro del pueblo, edificación que ahora pertenece a un particular sin raíces previas en el pueblo. "Preguntando a los mayores –explica Pilar Puértolas– resulta que todos habían oído versiones de la historia en sus casas, que habían pasado de generación en generación, pero nosotros nos enteramos hace relativamente poco del alcance que tuvo esa historia. Se ha editado un libro y ahora se piensa en hacer también un relato en forma de cuento, para que las generaciones futuras conozcan esa historia. También intentamos un año llevar su historia al teatro, pero finalmente no prosperó".

Lo cierto es que la suerte de Dominica vino de la creación de los llamados Cortafueros en aquel mismo año de 1534, que permitían juzgar de brujería sin pruebas; bastaba con la palabra de los testigos y acusadores. Dominica fue brutalmente torturada y aunque primero proclamó su inocencia, al final confesó de todo: matar niños, volar, agriar el vino o tomar al diablo como señor, amén de tener en el cuerpo sus huellas. Dominica fue condenada a morir en la hoguera, pero murió antes de que se cumpliera la sentencia.

LOS IMPRESCINDIBLES

Parroquia de la Asunción

Construida a mediados del XVIII, esta iglesia barroca tiene planta de cruz latina y capillas laterales comunicadas entre sí. El crucero, sobre el que se levanta la cúpula, está decorado con óvalos en los que aparecen los cuatro evangelistas.

El gran cantador

Joaquín Campodarve Lalueza, cantador de jota e hijo de Pozán de Vero, es reconocido como uno de los mejores rondadores de la zona, por su gran capacidad de improvisación. Ya retirado, su pueblo le ha dedicado una calle.

El cole necesita un aula

Sofía García, Rosa Sampietro y Natalia Alemán dan clase a 34 niños (infantil y primaria) en el CRA Pozán de Vero; los peques vienen de Pozán,  Buera, Huerta de Vero, Colungo y Castillazuelo. Solo tienen dos aulas; hace falta otra.

-Ir al especial 'Aragón, pueblo a pueblo'

Etiquetas
Comentarios