Despliega el menú
Aragón

¿Deberes personalizados y voluntarios en Aragón?

Docentes y familias han elaborado un documento de propuestas que han entregado a la DGA. Abogan por unas tareas que potencien la creatividad, no repitan las tareas del aula y no sean de un día para otro.

Foto de archivo de niños haciendo los deberes en familia
Foto de archivo de niños haciendo los deberes en familia
Oliver Duch.

¿Cómo deben ser los deberes en Aragón? A esta controvertida y complicada pregunta intenta dar respuesta un interesante documento de 37 páginas elaborado por un grupo de docentes, familias y técnicos de la dirección general de Innovación, Equidad y Participación del Departamento de Educación, que empezó a reunirse el pasado febrero y que ya ha entregado sus propuestas al Gobierno aragonés. Estos agentes de la comunidad educativa abogan por unas tareas escolares personalizadas, que sirvan para reforzar lo trabajado en clase, no para sustituirlo, y que tengan un “alto grado de voluntariedad”. Asimismo, insisten en que no deben ser tenidos en cuenta en las calificaciones, pero sí se podrían evaluar.

Estos son algunos de los aspectos más importantes que se tratan en un prolijo informe y que se apuntan como conclusiones. En el dossier también se deja claro en varias ocasiones que en los equipos docentes de cada colegio recae la tarea de definir su línea respecto a los deberes, para después iniciar un proceso de reflexión con los padres y alumnos. Los acuerdos que se alcancen tendrían que ser recogidos en el proyecto educativo de cada uno de los centros.

Este grupo de expertos rechaza los deberes tradicionales, que considera “mecánicos, repetitivos, irreflexivos y poco motivadores”. Por ello sugiere trabajos “personalizados”, acordes a sus “capacidades” y que deberían responder “a los intereses de aprendizaje y necesidades del alumno, pero también a los de las familias y a los del propio grupo de clase”.

Estas tareas serán complementarias de tal forma que “sirvan para reforzar lo trabajado en clase, no para sustituirlo” y adecuadas en graduación, dificultad y tiempo “para que los puedan hacer principalmente solos”, subraya el documento. Deberán apostar por “metodologías activas”, en las que los estudiantes sean constructores de su propio aprendizaje y no tengan que memorizar “una información para un examen, sino que sepa encontrarla y ser crítico con la misma”. A este respecto, se apuesta por utilizar las nuevas tecnologías, más allá del lápiz y papel, pero también se alerta de que no hay que caer en el error de reproducir los mismos procesos cognitivos de los deberes clásicos “solo que ahora en soporte digital”.

El informe descarta radicalmente que los deberes tengan un “carácter punitivo” y que el aprobado o suspenso de un área dependa de su entrega o no “ya que no existe base legal que lo sustente”. Asimismo, reniega de prácticas del tipo de “poner negativos a los alumnos o limitarle el tiempo de recreo”. La conclusión es que lo que se haga en casa sí puede ser evaluable pero no calificable “ya que el profesor no tiene garantías y certeza de que el trabajo ha sido desarrollado por el alumno”.

Acerca de la temporalización, se considera que por normal general lo mejor es programar las tareas con mayor planificación que de un día para otro y hacerlo con carácter mensual o trimestral de manera que estudiantes y padres “puedan ir organizándose de forma autónoma” para realizarlas. “En la medida de lo posible, se deberán respetar tiempos festivos o, en cursos superiores, periodos de exámenes”. El documento sugiere también que, en la medida de sus posibilidades, las escuelas faciliten tiempos y espacios, como bibliotecas, salas de informática y acceso a internet, para que los estudiantes que lo necesiten pueda realizar estos ejercicios.

El debate sobre los deberes sigue muy vivo y resurge cada vez que se acerca un periodo vacacional. El Departamento de Educación ya tiene este documento sobre la mesa con las conclusiones y propuestas y la idea es elaborar un protocolo de consenso que se remitirá a modo de orientación a todos los colegios de la Comunidad.

Etiquetas
Comentarios