Aragón

Aragón, un país de montañas

Las siete maravillas olvidadas del mundo

De las antiguas maravillas del mundo solo la Gran Pirámide de Giza se mantiene en pie.

Los templos de Angkor Wat, en Camboya
Pixabay

Siete son las maravillas del mundo antiguo, de las cuáles solo la Gran Pirámide de Giza sigue en pie. En el año 2007, la empresa privada New Open World Corporation realizó un concurso internacional para encumbrar a las siete maravillas del mundo moderno. Se recogieron más de cien millones de votos de todo el mundo y dieron a conocer a las ganadoras en una gran ceremonia celebrada en el Estádio da Luz de Lisboa. Cuatro años después, se haría lo propio con aquellas genialidades en las que no había intervenido el hombre, entre las que podemos encontrar las Cataratas de Iguazú. Sin embargo, quedan en el mundo auténticas obras de arte, naturales y creadas por el ser humano, que bien merecerían también tener un puesto en este ranking.

1. Templos de Angkor Wat, en Camboya


Los árboles se entremezclan con los templos en Angkor Wat. | OM Viajes y Relatos

Historia, religión, naturaleza y arquitectura se combinan de una forma armoniosa para crear uno de los grandes tesoros arquitectónicos del planeta. Para conocer su origen debemos remontarnos al momento de máximo esplendor del Imperio Khmer, cuando Angkor era referente económico, cultural y militar de Asia. Levantada en el siglo XII por el rey hinduista Suryavarman II, es considerada la mayor estructura religiosa jamás construida. Los árboles entrelazan sus enormes raíces entre las murallas del templo, logrando una unión casi mística.

Moáis de la Isla de Pascua, en Chile

Más de 900 gigantescos monolitos antropomorfos, todos ellos diferentes, pueblan esta pequeña isla del Pacífico. Esculpidos por la antigua etnia Rapanui, y rodeados por innumerables leyendas, parecen representar a los antepasados de sus creadores. Construidos en su inmensa mayoría con roca volcánica, estas figuras llegan a medir hasta 10 metros y pesar hasta 20 toneladas. Lo más curioso de todo es que muchos de ellos están todavía en construcción, con las herramientas preparadas para trabajar, como si los habitantes de la isla se hubieran marchado de repente…

Gran Barrera de Coral, en Australia


La Gran Barrera de Coral puede verse desde el espacio.

El mayor arrecife de coral del mundo merece, sin lugar a dudas, ser nombrada una maravilla natural. Esta formación, que se puede ver desde el espacio, se extiende a lo largo de 2.600 km de longitud y cuenta con una enorme diversidad de especies marinas. Entre sus ejemplares más valiosos podemos encontrarnos la gran tortuga verde o el dugongo, actualmente en peligro de extinción. Las zonas protegidas de la Gran Barrera de Coral ayudan a los peces a generar hasta cinco veces más biomasa.

Guerreros de Xian, en China


Los guerreros protegían la tumba de su emperador.

Más de 8.000 figuras de guerreros y caballos de terracota a tamaño real protegen la tumba de Qin Shi Huang, el primer emperador de la China unificada, que murió en el año 210 a.C. Estas figuras representan personas reales del ejército del soberano, por lo que cada una es distinta y está cuidada hasta el más mínimo detalle. Una panorámica del mausoleo muestra la enorme majestuosidad de este lugar.

Los acantilados de Moher, en Irlanda

Naturaleza abrupta en estado puro. Esta formación rocosa se eleva 120 metros sobre el Océano Atlántico, creando unas enormes paredes negras que surgen del agua. Los visitantes pueden disfrutar de las vistas desde lo alto, paseando por los senderos que se extienden a lo largo de 8 km, o desde abajo, dando una vuelta en barco. Además de ser uno de los grandes atractivos turísticos del país, han sido escenario de películas como `La Princesa Prometida' o “Harry Potter y el príncipe mestizo``. Este país puede enorgullecerse de tener otras maravillas como la llamada Calzada del Gigante.

El Salto del Ángel, en Venezuela

Con 979 m, es el salto de agua más alto del mundo. Se encuentra en el Parque Nacional de Canaima, aislado en mitad de la selva y de difícil acceso. Recibe su nombre por Jimmie Angel, un aviador que redescubrió el punto exacto de esta catarata, ya conocida anteriormente por los indígenas de la región, en 1973.

La Alhambra de Granada, en España

Por último, y más cerca de casa, no podía faltar la impresionante Alhambra. Esta ciudad palatina formada por palacios, jardines y una fortaleza, sirvió como alojamiento al monarca del Reino Nazarí de Granada y a su corte. Además de su indudable belleza arquitectónica, funciona como un enorme reloj solar, ya que fue construida de tal forma que se puede saber qué hora es según cómo se proyecte la sombra sobre las habitaciones. Debido a la enorme cantidad de turistas que recibe todos los años, la Alhambra implantará las entradas nominativas para personas y grupos antes del verano.

Etiquetas
Comentarios