Aragón
Suscríbete por 1€

Los sindicatos intensifican la campaña contra la apertura comercial en domingos y festivos

Un centenar de trabajadores se han manifestado este viernes por el centro de Zaragoza e instalarán mesas informativas los próximos 13 y 27 de junio y el 29 de agosto.

Los trabajadores han recorrido esta mañana el centro de Zaragoza en contra de la apertura de los comercios en domingos y festivos
Los trabajadores han recorrido esta mañana el centro de Zaragoza en contra de la apertura de los comercios en domingos y festivos
Heraldo.es

Con una andada desde la glorieta de Sasera de Zaragoza hasta la fuente de la Hispanidad de la plaza del Pilar de Zaragoza, un centenar de trabajadores de grandes superficies han vuelto a manifestarse este viernes por el centro de la capital aragonesa contra la apertura de comercios y festivos en la Comunidad. Una movilización, convocada por UGT, Comisiones Obreras y OSTA, previa a la apertura de los establecimientos este próximo domingo 6 de junio, uno de los 10 días que el Gobierno aragonés reguló que pueden hacerlo este año 2018, y que son el mismo número de jornadas que en 2017.

En Aragón hay alrededor de 32.000 personas empleadas en este sector y las centrales sindicales llevan tiempo luchando por la no apertura comercial en festivos. La legislación vigente establece un régimen general con amplias franjas horarias para las grandes superficies así como la completa libertad horaria de apertura, los 365 días del año, en todos los establecimientos de hasta 300 metros cuadrados. Según las centrales sindicales, el Ejecutivo autonómico se escuda en la normativa nacional para no atender sus demandas a pesar de que el Estatuto de Autonomía regula en un artículo su capacidad para decidir en este punto.

En los próximos meses, los sindicatos van a intensificar sus acciones para dar a conocer su problemática a los consumidores. Para ello, los días 13 y 27 de junio instalarán mesas informativas durante las mañanas y las tardes en el paseo de la Independencia, una acción que volverán a repetir el 29 de agosto.

La representante de UGT, Maite Lagillona, ha defendido que esta medida empresarial no se traduce en un aumento del volumen de ventas. “El nivel adquisitivo de los clientes es el que es, si tú compras un domingo no lo haces el lunes. Si tienes 800 euros no te gastas 2.000 porque se abran más horas o días”, ha asegurado.

Por su parte, la responsable de comercio en la Federación de Servicios y Afines de Osta, Olga Gómez, ha llamado la atención sobre las consecuencias negativas que esta práctica supone tanto para la conciliación familiar como para las condiciones laborales. “La negociación colectiva penaliza el trabajo en domingos y festivos, pero lo que hacen muchas empresas es utilizar la flexibilización de una manera un tanto fraudulenta para no tener que pagar esas horas, que en un principio tendrían que ser extraordinarias, abonando únicamente la penalización por hora trabajada en domingo, lo que hace que la conciliación laboral se vea mucho más penalizada porque tiene una movilidad de horarios tremenda”, ha explicado.

Asimismo ha denunciado las contrataciones cada vez más precarias “a base de horas complementarias o a través de contratos de jornadas anuales, con lo cual el trabajador no tiene un calendario fijo de horario”. “Las empresas son las grandes beneficiadas que tienen trabajadores casi por horas”, ha concluido Gómez.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión