Despliega el menú
Aragón

La portavoz del PP de Caspe dimite tras hacerse públicas sus "irregularidades" como alcaldesa

Pilar Herrero renuncia después de que la Cámara de Cuentas criticara las cuentas de 2013 a 2015, aunque ella niega la relación.

Pilar Herrero, durante su primera intervención como alcaldesa tras la moción de censura en 2013.
La portavoz del PP de Caspe dimite tras hacerse públicas sus "irregularidades" como alcaldesa
G. Mestre

La hasta ahora portavoz del PP en el Ayuntamiento de Caspe, Pilar Herrero, ha presentado su renuncia por "motivos personales". Esta dimisión llega después de que el pasado abril la Cámara de Cuentas de Aragón hiciese público un informe que recogía "numerosas irregularidades" en las áreas de gestión del Consistorio caspolino de 2013 a 2015, un periodo en el que Herrero ocupó la alcaldía, tras la moción de censura que presentaron Compromiso por Caspe, PP y PAR para desbancar al socialista Florencio Repollés. La ya exconcejala popular, por su parte, negó ayer cualquier relación con esta fiscalización y alegó "cansancio" y "desilusión" para abandonar la política local.

Pilar Herrero registró su renuncia el martes de forma inesperada. De hecho, el lunes participó en un encuentro con el presidente provincial del PP, Javier Campoy, y otros compañeros de la formación política del Bajo Aragón-Caspe y no trasladó su determinación de dejar el Ayuntamiento. Según reconoció ayer: "Llevaba tiempo valorando esta posibilidad, porque no me encuentro bien de salud y no estoy aportando lo que me gustaría". Su dimisión se hizo efectiva ayer por la noche en el pleno municipal.

El informe de la Cámara de Cuentas reveló que, de 2013 a 2015, no existió "ningún control de legalidad sobre la gestión económico financiera" del Ayuntamiento de Caspe "ni la Intervención municipal ejerció su función de examinar". La entidad fiscalizadora alertaba también de que no había podido emitir una opinión de auditoría "por la falta de información". Pilar Herrero (Caspe, 1959), que entró como concejal en 2011, defendió su trabajo al frente del Ayuntamiento: "No hice nada que no me dijeran los técnicos". Según defendió, su renuncia no tiene relación con este informe: "Si no, la hubiera presentado mucho antes".

Con su salida de la corporación son ya tres los cambios en las filas populares durante esta legislatura. Ana María Cabrero, que fue candidata a la alcaldía de Caspe en 2015 por el PP y ejercía como portavoz, presentó en abril del año pasado su dimisión por motivos de salud. Falleció pocas semanas después. Hace un año, Javier Sagarra, concejal por el Partido Popular e Independientes, dejó también su cargo como edil por causas "políticas", argumentando no estar de acuerdo con "cómo se está llevando la administración y la economía y por no poder desde la oposición colaborar en buscar soluciones".

El grupo popular cuenta con cuatro miembros de los 13 concejales que conforman el Ayuntamiento de Caspe, en el que el PSOE tiene mayoría absoluta con siete, Aragón Sí Puede tiene un concejal y CHA, otro. Javier Campoy agradeció ayer la labor prestada por Pilar Herrero que, dijo, "ha cerrado una etapa". El presidente provincial popular tiene previsto reunirse con el grupo municipal para "reconducir" la situación en Caspe.

Etiquetas
Comentarios