Aragón
Suscríbete

El déficit se desboca en Aragón en el primer trimestre y roza ya el límite para todo el año

La DGA acumula un desfase de 113 millones, 42 más que en el mismo periodo del año pasado.

El consejero de  Hacienda, Fernando Gimeno, en una reunión del Consejo de Política Fiscal y Financiera.
El déficit se desboca en Aragón en el primer trimestre y roza ya el límite para todo el año
Enrique Cidoncha

Los datos oficiales de la Intervención General del Estado (IGAE) ponen de nuevo en solfa la gestión económica y presupuestaria del Gobierno de Javier Lambán. Al cierre del primer trimestre, las cuentas autonómicas rozaban ya el límite de déficit fijado para todo el año, una prueba inequívoca de que el gasto sigue desbocado. De hecho, la coalición PSOE-CHA ya había gastado 113 millones de euros más de lo que había ingresado, un desfase que supera en 42 millones al acumulado en el mismo periodo del año anterior.

Esta realidad también obliga a poner en cuarentena las propias previsiones de la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (Airef), que a principios de mes consideró "factible" que Aragón lograra cumplir este año el objetivo de estabilidad tras habérselo saltado en los últimos ejercicios.

El balance de la IGAE deja en evidencia al Ejecutivo aragonés, puesto que ha agotado el margen para cumplir el límite de déficit para todo el ejercicio, fijado en el 0,4% del PIB autonómico. En tres meses arroja ya un 0,3%, lo que representa más del doble que la media de las comunidades autónomas, del 0,12%. De hecho, la DGA había incluso superado este porcentaje nada más empezar el año, ya que en enero se llevaba un desfase del 0,14%.

Aragón se mantiene así destacada como una de las comunidades autónomas que tienen mayores necesidades de financiación. Se sitúa como la cuarta del país, solo superada por las de Castilla-La Mancha (0,45%), Cataluña (0,34%) y Navarra (0,43%).

El dato es aún más preocupante si se tiene en cuenta la evolución del año pasado, lo que augura un pésimo balance si no se adoptan medidas drásticas para controlar de forma inmediata el gasto público. En el primer trimestre de 2017, el déficit alcanzaba en Aragón el 0,20% y no era preocupante porque el límite para el año era entonces del 0,6%, pero el gasto se disparó en el último tramo del ejercicio y se cerró con un 0,92%.

Los 333 millones de euros que gastaron de más sobre los ingresos reconocidos por la DGA colocaron a la Comunidad a la cola del país. Semejante incumplimiento, de 120 millones sobre el máximo autorizado, solo lo superaron Murcia y Castilla y León.

El problema añadido es que, como consecuencia de este gasto millonario extra, el consejero de Hacienda tendrá ahora que remitir un plan de ajuste al Ministerio de Hacienda para compensarlo, al igual que otras nueve comunidades autónomas.

El Ejecutivo autonómico admite que el recorte debería alcanzar los 50 millones, aunque el impacto sobre las cuentas se reducirá a la mitad gracias a unos "ajustes de contabilidad" por los fondos estructurales de la Unión Europea. La Intervención ha advertido a las consejerías para que ni autoricen ni dispongan este gasto.

El PP critica el "descontrol"

La visión del portavoz de Hacienda del PP, Antonio Suárez, fue la contraria y lamentó que a la DGA le sigan sin cuadrar las cuentas. "La distancia negativa entre lo que ingresa y lo que gasta es cada vez mayor, lo que es consecuencia directa del descontrol en el gasto corriente de la Administración autonómica", ha aseverado.

Suárez ha considerado que esta situación no solo está penalizando la solvencia de la hacienda pública, puesto que provocará, a su juicio, que aumente la percepción negativa hacia la Comunidad.

Por ello, los conservadores urgen al presidente aragonés, Javier Lambán, a tomar algún tipo de medida correctora, "dada la demostrada incapacidad del consejero de Hacienda durante sus tres años de su gestión para hacer coincidir las partidas de ingresos y gastos".

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión