Despliega el menú
Aragón

Cáritas alerta de que la pobreza se cronifica entre los más necesitados

La entidad social afirma que aunque han disminuido las personas atendidas de 2016 a 2017, pasando de 11.759 a 9.052, la recuperación económica no llega a todos.

Cristina García, secretaria general de Cáritas Diocesana de Zaragoza, y Carlos Gómez, director de la entidad.
Cristina García, secretaria general de Cáritas Diocesana de Zaragoza, y Carlos Gómez, director de la entidad.
José Miguel Marco

Cáritas alerta de que la pobreza se cronifica entre los más necesitados, que los “precios abusivos” de los alquileres hacen que los ciudadanos acepten “malas condiciones de habitabilidad”; y que se está detectando un aumento de familias procedentes de países de Latinoamérica (Venezuela, Honduras y Colombia) que piden protección internacional debido a la situación de inestabilidad por la que están atravesando. Estas son solo algunas de las conclusiones que ha extraído la entidad social de la presentación de su memoria de acciones desarrolladas en 2017 y su campaña institucional que este año tiene el lema de ‘Tu compromiso mejora el mundo’.

Aunque la entidad reconoce que ha habido un “cambio significativo” en cuanto a la disminución de personas que en 2016, fueron 4.015 las familias (y en 2017, 3.712) y han pasado de 11.759 personas a 9.052. "Hay familias que después de la crisis han ido recuperándose aunque con precariedad, pero sí que han salido de una situación de pobreza", ha comentado Cristina García, secretaria general de Cáritas Diocesana de Zaragoza. Mientras que para otras, la recuperación económica no ha llegado, concretamente estas son las más vulnerables.

El director de la institución en Zaragoza, Carlos Gómez, ha resaltado los principales derechos en los que se centran las ayudas y el dinero que se destina a cada uno de ellos: alimentos, ropa o documentación (53 de cada 100 euros); vivienda digna (34 de cada 100 ); salud (6 de cada 100); educación (3 de cada 100) y empleo (2 de cada 100). El perfil de los atendidos, el 52% eran nacidos en España y entre los extranjeros 2 de cada 10 estaban en situación de irregularidad administrativa (un 6,7% más que en 2016). Además, el 33% de los hogares atendidos eran nuevos y en el 41% de los casos había menores en ellos.

En 2017, según Cáritas se han detectado situaciones que les ponen en alerta por la vulneración de los derechos humanos en tres ámbitos fundamentales como son el empleo, la vivienda y la salud. En primer lugar, han subrayado la precariedad laboral de las personas a las que acompañan y que la carencia de empleo imposibilita la renovación de documentación y regularización de las personas inmigrantes que atienden desde hace años. Asimismo, han concretado que la mercantilización de la vivienda y sus precios inaccesibles "obliga a muchas familias a vivir en edificios con mobiliario o equipamientos inadecuados, con humedades, de realquiler o en malas condiciones de habitabilidad". Por último, han destacado deficiencias en la cobertura farmacéutica de medicamentos imprescindibles de algunos enfermos.

Cáritas ha querido subrayar que el 87% de su financiación viene directa de sus socios (6.840) y donantes.

Etiquetas
Comentarios