Aragón
Suscríbete por 1€

Aranda mantiene sus acusaciones y Ruiz dice que esperará a las facturas

El alcalde de Calatayud, en la puerta del Ayuntamiento, en la plaza de Joaquín Costa.
El alcalde de Calatayud, en la puerta del Ayuntamiento, en la plaza de Joaquín Costa
Macipe

El alcalde de Calatayud, José Manuel Aranda, ha insistido en criticar los gastos que se cargaron a alcaldía durante la etapa de gobierno de su antecesor en el cargo de 2007 a 2011, el socialista Víctor Ruiz. Este, por su parte, ha señalado que solo hablará al respecto cuando consiga estudiar con detalle los gastos y las facturas que ha revelado ahora Aranda.

Según salió a la luz durante la última sesión plenaria, además del concepto de ‘set de manicura’, que ascendió a 890 euros en 2008, el popular ha criticado que el almuerzo con Marcelino Iglesias, por 560 euros, sumara casi lo mismo que el que se pagó al conductor del entonces presidente de la DGA y sus escoltas (577 euros).

El responsable local trasladó sus dudas por el coste de aquella comida: "No entiendo por qué se les tuvo que pagar si tendrían que venir con la dieta cubierta, pero es algo que se repitió con el resto de consejeros autonómicos que vinieron".  Al mismo tiempo, volvió a incidir en que el pago del almuerzo con UGT, valorado en 3.000 euros, le parecía algo que "no es ético ni estético cuando el sindicato está ligado al partido". Respecto al pago del abogado de la querella que mantuvieron en 2014, Aranda ha asegurado que Ruiz cargó su propia defensa al Consistorio en una denuncia que interpuso contra él. En este sentido, el primer edil le acusó de "no tener memoria".

Asimismo, voLvió a arremeter contra otros gastos, como los 1.177 euros gastados en carteras de piel, los 959 euros en otro almuerzo con Iglesias u otros 900 euros en un almuerzo con el embajador de Israel, así como 300 euros pagados por un reportaje fotográfico asociado al evento.

Víctor Ruiz ha solicitado información sobre los gastos de la etapa de 2003 a 2007, con Fernando Martín a la cabeza, y de 2011 a 2015, el primer mandato de Aranda como alcalde. Este aseguró estar "absolutamente tranquilo" al no haber gastado dinero "en cosas que no proceden".

También dijo que la negativa del PSOE a incrementar este año los gastos de alcaldía y tildarlo de electoralista es "un ataque al sentido común". Este año, afirmó, se han incluido en esa partida las compensaciones a los alcaldes pedáneos y de barrio, 80 y 54 euros al mes respectivamente.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión