Despliega el menú
Aragón

La subida del petróleo dispara el precio del combustible y las importaciones en Aragón

Este fin de semana se podía encontrar la gasolina en la Comunidad a precios de 1,36 euros litro la gasolina y 1,27 el gasóleo A de media. La subida llega a Aragón en su máximo de importaciones en los últimos años.

Un motorista reposta en una gasolinera.
Un motorista reposta en una gasolinera.
Raquel Labodía

Es algo cíclico que sin embargo llevaba años sin suceder con tanta fuerza. El precio del petróleo, marcado por el barril Brent, lleva subiendo desde junio del año pasado tras varios años con precios contenidos. Hace solo dos años el precio de este barril cotizaba por solo 41 dólares, y esta semana llegó a superar la barrera de los 80. Sin embargo, el mayor pico de esta subida en menos tiempo se ha producido desde el pasado mes de marzo, con un alza cercana al 10% que todo el mundo achaca a las tensiones geopolíticas entre Estados Unidos e Irán tras apartarse el Gobierno de Donald Trump del pacto nuclear que mantenía con Teherán.

Como es lógico, esto se ha notado especialmente cada vez que un ciudadano va a repostar a la gasolinera. El precio medio del combustible en Aragón estaba este fin de semana de media en 1,36 euros el litro para la gasolina 95 y 1,27 el gasóleo A. En enero de este mismo año, el precio de estos combustibles en la Comunidad eran 13 y 12 céntimos más económicos respectivamente, y hace justo un año el ahorro era superior, especialmente en el diésel (16 y 20 céntimos menos respectivamente).

En este baile de precios entra en juego también en Aragón la subida fiscal de 2,4 céntimos que implementó el Ejecutivo en enero de 2016. En términos interanuales, para encontrar un momento en el que el ir a repostar salía igual o más caro en la Comunidad hay que retrotraerse hasta 2014, momento en el que el crudo pasaba su último ciclo alcista antes de que en 2015 el uso de la técnica del fracking en Estados Unidos y la baja demanda empujaran los precios hacia abajo.

 

Más allá del transporte, las importaciones también se encarecerán

Con estos valores, llenar un depósito de 55 litros puede costar de media 74,8 euros con gasolina 95 y 69,85 si es de gasóleo, un panorama que afecta especialmente a sectores como el transporte y la logística, pero también al campo aragonés. Esta semana UPA-Aragón señalaba en un comunicado que el alza del gasóleo, que también afecta al de uso agrícola, junto con la subida de impuestos que prevé el Ejecutivo central lastrarán la rentabilidad de muchas explotaciones.

Pero más allá del primer impacto que sufren directamente varias actividades, la subida del crudo afecta prácticamente a todo. Especialmente reseñable es la complicación que supone que estos precios lleguen cuando la economía aragonesa y española está recuperándose y volviendo a carburar con cierta normalidad. Como muestra, las importaciones de Aragón de los derivados principales del petróleo así como de otros combustibles minerales fue de 1,1 millones de toneladas según los datos de aduanas en 2017, su valor más alto desde el año 2012. La factura de estas importaciones, que se puede aplicar a otras partidas como plásticos y todo producto en el que interceda el crudo, podría aumentar si se mantiene el precio hasta un 50% de un año para otro.

En las gasolineras ya empiezan a notar este efecto

María Pilar Soto, presidenta de la Asociación de Estaciones de Servicio de Aragón (AESAR), comenta que ya se están empezando a notar los primeros efectos. “Aunque si hay que repostar, no queda otra que hacerlo a pesar del precio que marque, sí que se empieza a ver a gente que si por ejemplo echaba gasolina 98 ahora vuelve a la 95. Para las estaciones, que a menudo se nos ve como culpables en parte de esta situación, también es un problema ya que el posible descenso del consumo a nosotros nos repercute, y compramos el combustible también más caro en origen”, señala.

El precio subirá 2,4 céntimos por litro en 2019 vía impuestos

Y en este marco, la subida de los combustibles tendrá un repunte que ya está marcado en los recién aprobados Presupuestos Generales del Estado. El Gobierno Central subirá el impuesto sobre los hidrocarburos para igualar las diferencias que se daban entre autonomías. En el caso de Aragón -donde ya se aplicaba un cargo de 2,4 céntimos por litro- lo hará en la misma cantidad hasta los 4,8 céntimos.

Esto pondrá fin al llamado 'efecto frontera' denunciado por empresarios del sector y que se traducía en que era habitual que transportistas decidieran hacer sus paradas en comunidades libres de estos impuestos como Castilla y León, dejando así sin consumo a estaciones de servicio aragonesas. Para Soto, “que se iguale el precio entre territorios es bueno, pero que se haga al alza nos parece un error. El combustible ya soporta demasiados impuestos”, dice.

Etiquetas
Comentarios