Aragón
Suscríbete por 1€

Unas obras que han dado muchos quebraderos de cabeza

Imagen del vestíbulo del hospital Infantil de Zaragoza, recién reformado.
Imagen del vestíbulo del hospital Infantil de Zaragoza, recién reformado.
Heraldo

La reforma del hall del hospital Infantil era una obra menor, sin mayor importancia, pero han dado más de un quebradero de cabeza a la dirección del hospital Miguel Servet. Comenzaron a finales de noviembre y en apenas unas semanas ya se había dado ese lavado de cara al espacio que tanto buscaban los responsables (nuevo mobiliario, una capa de pintura...). Sin embargo, pocos días después de su apertura al público, los responsables sanitarios decidieron volver a cerrarlo por las quejas de trabajadores que habitualmente están en ese espacio. Al parecer, la puerta de entrada no tenía cortina de aire caliente y cada vez que se abría y cerraba la puerta entraba aire frío.

Después de varias semanas de impasse en las que la dirección del centro sanitario intentó encontrar una solución al problema, el acceso por ese hall ha vuelto a abrirse. La intención es facilitar al público la entrada desde la planta calle y evitar que la gente tenga que subir por Urgencias del Infantil o dar la vuelta por Maternidad.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión