Despliega el menú
Aragón

Más de 26.260 dependientes reciben ya la prestación, aunque 6.899 siguen esperando

Los últimos datos de abril confirman que reciben la ayuda 9.590 personas más que al inicio de la legislatura.

La Fiscalía investiga el ingreso involuntario de una mujer en una residencia.
Las ayudas de la dependencia han vuelto a los niveles de 2011.
DGA

Un total de 26.267 aragoneses recibían a finales de abril la ayuda de la dependencia, lo que supone 9.500 personas más que hace tres años, al inicio de la legislatura. A pesar de los buenos resultados, todavía 6.899 personas continúan en lo que los expertos llaman "el limbo de la dependencia". Es decir, las personas que pese a tener reconocida la ayuda, no la reciben todavía y llevan meses e incluso, en algunos casos, años aguardando.

El Gobierno de Aragón se marcó como objetivo al principio de su mandato agilizar la concesión de estas ayudas, que prácticamente se paralizaron durante la crisis económica. Entonces, en el "limbo de la dependencia" llegó a haber hasta 14.000 personas y los dependientes atendidos apenas superaban los 16.000.

En estos tres últimos años, uno de los objetivos era recuperar los niveles que se consiguieron en 2011 y agilizar la concesión y el cobro de esta prestación, especialmente, a los casos más graves (grado III).

A pesar de los buenos resultados de Aragón, reconocidos por el Observatorio de la Dependencia, los responsables del Instituto Aragonés de Servicios Sociales (IASS) todavía son conscientes de las cerca de 7.000 personas a la espera de recibir la prestación. Hay incluso familias, con revisión de grado, que han tenido que aguardar hasta tres años para conseguir algún tipo de prestación.

En ese sentido, fuentes del Departamento de Ciudadanía y Derechos Sociales han explicado que con el sistema informático actual no se puede calcular la media de espera en dependencia, aunque reconocieron que el procedimiento se alarga más en el caso de que se produzcan revisiones para elevar el grado de la dependencia.

No obstante, han asegurado que en la provincia de Teruel la gestión de todo el procedimiento está "prácticamente al día" y que es en Huesca provincia y en Zaragoza, provincia y capital, donde las esperas son mayores. Para disminuir las esperas, el IASS recientemente ha reforzado la plantilla de valoradores con ocho personas (cinco en la capital aragonesa y tres en el medio rural). Una vez hechas estas valoraciones, los centros de servicios sociales municipales o comarcales hacen los planes individualizados de atención que incluye el servicio o la prestación.

Todavía está pendiente de resolver la cuestión de la financiación de la dependencia. Tanto el Gobierno de Aragón como el Observatorio de la Dependencia reclaman al Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad  que sufrague el 50% del coste de las ayudas. Ahora, Aragón se hace cargo del 79% del coste y tan solo viene de Madrid un 21%. Según calculan los expertos del Observatorio, la Comunidad dejó de percibir en 2017 más de 17 millones de euros.

Etiquetas
Comentarios