Aragón

El Supremo anula la pena de cárcel a Pinilla por indefensión y manda repetir el juicio

Reprocha al tribunal su empeño en que la exedil declarara con el abogado al que había renunciado. El fallo ratifica 20 condenas, por lo que solo se volverá a juzgar a la exalcaldesa y otros 6 acusados.

La exalcaldesa de La Muela, María Victoria Pinilla, sentada en el banquillo durante el juicio.
Oliver Duch

La exalcaldesa de La Muela María Victoria Pinilla no regresará de momento a prisión, donde pasó cuatro meses encerrada hasta lograr la libertad provisional previo pago de una fianza de 800.000 euros. Así lo ha decidido el Tribunal Supremo al anular la condena de 17 años de cárcel que le impuso la Audiencia de Zaragoza y ordenar que se repita el juicio contra ella y otros seis de los 21 condenados en el mayor proceso contra la corrupción celebrado hasta la fecha en Aragón. La exregidora no ha ganado la batalla final, puesto que habrá de volver al banquillo y responder de los numerosos delitos que se le atribuyen por supuestas operaciones y adjudicaciones irregulares durante sus casi dos décadas al frente del consistorio. Sin embargo, Pinilla ha conseguido algo muy importante: que el Tribunal reconozca que los magistrados que la juzgaron se equivocaron al dejarla sin defensa durante parte del juicio.

"Lo último que quiero es que esto se dilate un día más. Lo único que pretendía es que corriera el turno, para que me diera tiempo a buscar otro abogado. Nada más. Ni que se aplazara el juicio cinco días ni un mes...", explicó Victoria Pinilla el 12 de enero de 2016 al tribunal cuando le llegó la hora de declarar y se negó a hacerlo. En los días previos al macrojuicio, los abogados de muchos de los acusados habían llegado a acuerdos con la Fiscalía para rebajarles las penas a condición de reconocer una serie de hechos. La defensa de Pinilla, a cargo entonces de José Antonio Visús, también cerró un pacto, pero la exregidora no lo aceptó, lo que llevó al primero a anunciar su renuncia al inicio de las sesiones, el 12 enero de 2015.

El tribunal vio en aquella renuncia in extremis una estrategia fraudulenta para dilatar la vista y ordenó que la exalcaldesa de La Muela siguiera representada por el mismo abogado. El presidente de la Sala llegó a recordar a la acusada que las diligencias del caso sumaban 87.000 folios, lo que hacía imposible que ningún penalista pudiera estudiárselas en unos días. Pero la propias acusaciones públicas (Fiscalía y letrado de la DGA) terminaron haciendo ver a los magistrados que Pinilla podía encontrarse en situación de indefensión, aceptando estos el 1 de febrero que se le designara un nuevo letrado de oficio: Santiago Palazón.

El Supremo considera que "tan contumaz como injustificado rechazo" del tribunal a aceptar la sustitución del abogado de Pinilla constituye una causa de nulidad de las actuaciones. Y de ahí que ordene que tres magistrados distintos de la Audiencia Provincial vuelvan a juzgarla junto a otros seis encausados cuyos recursos también han sido aceptados.

Las que no han sido anuladas son las condenas de los acusados que alcanzaron acuerdos con las acusaciones, entre ellos Carmelo Aured (exalcalde de La Muela y considerado intermediario y comisionista, penado con casi 10 años de cárcel), así como el exmarido y tres hijos de Pinilla (condenados a penas de entre 9 meses y tres años, así como a multas de casi cinco millones de euros). A las 7 nulidades y 20 condenas que ratifica el Supremo hay que sumar la absolución de uno de los condenados: José Miguel Mosteo.

El alcalde de La Muela, Adrián Tello, reconocía ayer que la resolución ha supuesto un auténtico "palo" para un pequeño municipio que arrastra diez millones de deuda."Aquí nunca acabamos", dijo, recordando que habrán de pasar todavía "muchos meses e incluso años" hasta que se dicte una sentencia firme y el pueblo deje de arrastrar esta "lamentable herencia".

Etiquetas
Comentarios