Despliega el menú
Aragón

Torralbilla: tierra de letras al compás de un reloj

Torralbilla tiene un alcalde poeta, una escritora de prestigio nacional, un reloj del gran Canseco y una talla donada por Manuel Arcón que lucirá en la parroquia el próximo verano.

César Hernández, alcalde de Torralbilla.
César Hernández, alcalde de Torralbilla.
Laura Otaño

El alcalde de Torralbilla, César Hernández, trabaja como administrativo en el instituto de Calamocha. Está en su primera legislatura y, a tenor de lo manifestado esta última semana, ha decidido que será la última; va a pasar el testigo, no sin antes rematar varios retos que se ha marcado durante su paso por el Consistorio local. "He podido simultanear estos tres años mi trabajo en Calamocha con el cumplimiento de las tareas como alcalde, y queda un poco más para seguir persiguiendo metas".

César se metió en este ‘embrollo’ sin habérselo planteado mucho. "En un pueblo tan pequeño, el tema político no tiene tanta importancia; aquí, más que al color, se tira a la persona. Margarita, mi antecesora, decidió dejarlo y hubo unos cuantos que vinieron y me pidieron que presentara. A mí el pueblo me importa mucho: he vivido toda la vida en Zaragoza, aunque mis raíces están aquí, pasaba dos meses enteros cada verano con los abuelos y siempre he estado involucrado en actividades de todo tipo".

Torralbilla: tierra de letras al compás de un reloj

César es una persona reflexiva, de profundas inquietudes culturales. "Disfruto mucho leyendo. Aquí tengo mi rincón predilecto en verano, con el buen tiempo; hay una era detrás de la iglesia con lugares para sentarse y gozar con el paisaje de la sierra o, si se tercia, leer. También me ayuda a inspirarme para escribir algo". Es un poco más, realmente; César se embarca en la creación poética; son obras propias que publica en sus perfiles internautas.

César es cofrade en Zaragoza desde 1999; pertenece a la Cofradía de Nuestra Señora de la Asunción y Llegada de Jesús al Calvario, radicada en el barrio Oliver. En los dos últimos años se las ha apañado para traer a sus compañeros de bombo y timbal hasta Torralbilla. "Ahora soy el secretario de la cofradía, y es tradición que se hagan desplazamientos el Domingo de Resurrección. El segundo año de mi legislatura propuse a mis compañeros cofrades que viniéramos aquí, y aceptaron muy contentos, por unanimidad. Lo mismo ocurrió en el pueblo; ese día se duplicaba el número de gente en nuestras calles y plazas, porque también llegaban de los municipios vecinos, Ha sido una gran experiencia las dos veces".

El bar y el reloj

El edificio municipal incluye el bar, elemento que siempre resulta capital para mantener vivo a un pueblo. Afuera hay futbolín. "Considero que es mucha suerte tener el bar abierto –apunta César– porque los inviernos no son fáciles para cualquiera que lo coja, pero aquí funcionamos. Tenemos nuevas encargadas este año, Mariana y Cristina; son hermanas y tienen mucha experiencia. Trabajan bien, porque viene gente de todo el entorno".

En el Ayuntamiento se conserva también una pieza de singular valor sentimental; un reloj de Canseco, con la maquinaria a la vista. El leonés Antonio Canseco, proveedor de la Casa Real, creó la marca en Madrid en el siglo XIX y patentó un revolucionario sistema sin poleas. En el edificio también se han acometido obras de reforma y se trata de recuperar el antiguo horno; el pueblo trabaja con el arquitecto Javier Ibargüen en su recuperación. "También queremos –afirma César– mejorar la acústica del pabellón para hacer allá bailes y otras actividades culturales; Ahora se utilizan menos planchas como las que pusieron en la Multiusos; se trabaja con una especie de telas para matizar el sonido".

Los relatos y el Cristo

La Asociación Cultural La Plazuela de los Carros cumple una década este año. Su proyecto estelar desde 2012 es el concurso de relatos cortos (ámbito internacional, categorías juvenil  adulto) que viene surtiendo al pueblo de buena literatura en estos últimos tiempos. los premios se entregan cada mes de agosto durante las fiestas mayores del pueblo, en honor a San Lorenzo.

Por otro lado, el gran escultor grausino Manuel Arcón murió hace apenas un mes, a los 90 años de edad, y donó al pueblo un Cristo crucificado de tamaño natural. Su hijo, casado con una chica del pueblo, se ha encargado de hacer efectiva la donación. Ya hemos hecho los trámites con el Arzobispado y aunque la talla es del municipio, la idea es colocarlo en la iglesia. Esperamos poder presentarlo a los vecinos en las próximas fiestas de San Lorenzo.

El pueblo en el que jugó de niña María Frisa, zarina de la novela negra española

María Frisa nació en Barcelona, pero se mudó a Zaragoza casi de inmediato y creció a orillas del Ebro. No obstante, sus raíces familiares más hondas están en Torralbilla, el escenario de sus juegos infantiles en estíos y vacaciones varias; desde entonces no ha dejado de colaborar en actividades relacionadas con el pueblo, ya sea presencialmente o por medio de apoyo remoto. Hace tres meses presentó su última obra: se llama ‘Cuídate de mí’ (Plaza & Janés) y es un esfuerzo creativo paradigmático de la nueva novela negra nacional. La protagonizan dos inspectoras de la Policía Nacional, adscritas al Servicio de Atención a la Mujer de Zaragoza, que tienen que investigar la aparición de un cadáver.

María es diplomada en Trabajo Social y licenciada en Psicología Clínica, formación que ha aplicado con éxito a su vocación literaria. Comenzó a publicar en el año 2000 y colabora en diversas revistas literarias, además de participar habitualmente en tertulias radiofónicas y televisivas. Se ha prodigado sobre todo en el relato corto y la novela. Le preocupa sobremanera la situación de la mujer en la sociedad española actual, y al escribir suelen poner el foco en la mujer. Su estilo narrativo, fresco y mechado de humor negro, no rehúye los predicamentos realistas. Entre sus novelas podemos encontrar ‘Breve lista de mis peores defectos’, ‘15 maneras de decir amor’, ‘Como entonces’ (Premio de Narrativa Universidad de Zaragoza) y el volumen de relatos ‘Uno mismo y lo inesperado’. También es suya la serie juvenil ‘75 consejos para sobrevivir en el colegio’.

LOS IMPRESCINDIBLES

Parroquia de San Lorenzo

El templo consta de una nave de seis tramos iguales, cubiertos por bóveda de medio cañón con lunetos. En el lado de la epístola se sitúa la sacristía y dos capillas, una cubierta con cúpula sobre pechinas y otra por bóveda de arista.

La Gayubada

Ayer se celebró en Torralbilla la duodécima edición de esta caminatasenderista que organiza la asociación El Castillejo de la vecina localidad de Mainar. Cada año se alterna el entorno de esta cita entre ambos pueblos.

El retablo del santo

Dedicado a San Blas, de autor desconocido, está en una capilla de la iglesia parroquial de San Lorenzo. Blas de Sebaste fue médico y obispo en Armenia (actual Sivas, en Turquía), y está en la relación de los mártires cristianos.

-Ir al especial 'Aragón, pueblo a pueblo'

Etiquetas
Comentarios