Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

La plataforma de la A-68 se movilizará ante el "bloqueo" del desdoblamiento hacia Castellón

Los alcaldes se reunirán el próximo mes para acordar acciones de protesta. El tramo El Burgo-Fuentes ya tiene proyecto, pero aún se debe licitar la obra y solo hay 1,5 millones para este año.

Tráfico pesado en la N-232, a la altura de El Burgo de Ebro.
Tráfico pesado en la N-232, a la altura de El Burgo de Ebro.
Raquel Labodía

La paciencia tiene un límite y en los municipios de la carretera de Castellón (N-232) se ha agotado de tanto esperar a que el Ministerio de Fomento desbloquee las obras de la autovía A-68. La situación ha llegado hasta el punto de que el más de centenar de instituciones, empresas y entidades que forman parte de la plataforma ‘A-68 ¡Ya!’ se van a movilizar, para lo que pretenden reunirse en mayo con el fin de aprobar ya acciones de protesta.

La indignación se ha hecho aún más evidente tras comprobar las exiguas partidas para el eje de Castellón en los Presupuestos Generales del Estado de 2018, lo que impedirá que ni siquiera las máquinas puedan entrar a trabajar a lo largo del año. El último compromiso del ministro, Íñigo de la Serna, se limita a licitar el desdoblamiento del tramo entre El Burgo de Ebro y Fuentes a lo largo de la primavera, pero con los 1,5 millones de euros asignados será imposible que comiencen las obras hasta 2019.

Este es el único tramo que está en condiciones de salir a concurso, dado que la Dirección General de Carreteras solo dispone del proyecto de trazado para los 17,7 kilómetros comprendidos entre ambas poblaciones zaragozanas. El diseño salió a información pública el pasado verano y los municipios y entidades afectadas ya presentaron sus alegaciones, pero no ha sido hasta hace unos días cuando el Ministerio le ha dado el visto bueno definitivo tras recoger parte de las demandas.

Su construcción requiere de una inyección de 81,2 millones de euros y un plazo de obras de 36 meses, por lo que habrá que esperar al menos hasta finales de 2021 para ver duplicado uno de los puntos más peligrosos de la red viaria de Aragón.

La alcaldesa de Fuentes de Ebro, la socialista María Pilar Palacín, señala que esta asignación "no da para nada" y advierte de que ni siquiera se ha pagado un euro de las expropiaciones, por lo que tampoco se dispone a estas alturas de los terrenos. "No son ni dueños de los suelos, por lo que nos daremos con un canto en los dientes si realmente se sabe antes de fin de año los adjudicatarios del tramo", lamenta.

De hecho, solo el pago de las expropiaciones requerirá un desembolso de 4,6 millones, que se suma al presupuesto de la obra (75,7 millones), al programa de vigilancia ambiental (105.792 euros) y a la financiación del 1% cultural (otros 788.602 euros).

Un tramo en quince años

Palacín asegura que la indignación es compartida por todos los alcaldes, que temen que acabe la presente legislatura sin ver obras para continuar una autovía de la que solo se ha llegado a ejecutar el tramo entre la capital aragonesa y El Burgo de Ebro, hace quince años.

La plataforma ‘A-68 ¡Ya!’ pidió a finales del año pasado una reunión con el ministro ante el atasco de la evaluación ambiental de la autovía entre Fuentes de Ebro y Valdealgorfa, pero no han obtenido siquiera una respuesta. Así lo denuncia el alcalde de Quinto, Jesús Morales, quien adelanta que ahora enviarán sendas cartas a los ministerios de Fomento y de Agricultura y Medio Ambiente como primer paso para reclamar el desbloqueo.

Morales señala que a Fomento le pretenden exigir agilidad para licitar la obra entre El Burgo y Fuentes, ya comprometida para el año pasado, y al de Medio Ambiente, que ponga fin a ocho años de tramites administrativos y culmine ya la declaración de impacto para el diseño de trazado del resto de la autovía. Solo así se podrá avanzar a la hora de encargar la redacción de los proyectos de más tramos. Para ello, se dispone de 1,7 millones, una asignación considerada "insuficiente" por la plataforma ‘A-68 ¡Ya!’ y que, como en los ejercicios anteriores, no se llegará a gastar si no se logra que el estudio informativo supere el trámite ambiental.

El alcalde de Quinto lamenta que en cinco meses no hayan recibido una contestación por parte de Fomento a la petición de una reunión. "Lo que se está demostrando es una falta total de voluntad política. El escaso dinero que año tras año se presupuesta no se llega a gastar y los aragoneses salimos perdiendo. Por eso, es el momento de reunirnos para estudiar acciones reivindicativas porque hasta ahora solo hemos obtenido la callada respuesta", dice sin ocultar su profundo malestar.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión