Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

Un premio Aragón al "diálogo" y a la "solución democrática de los conflictos"

La Mesa del Diálogo Social recibe un galardón coral, mientras Luis Alegre reivindica la cultura de esta tierra.

Los premiados posan con Javier Lambán y Violeta Barba (en el centro) y con Ángel Dolado (a la izquierda).
Un premio Aragón al "diálogo" y a la "solución democrática de los conflictos"
Guillermo Mestre

"Pasamos unos días sobrecogidos". El presidente de Aragón, Javier Lambán, resumió con esta expresión el sentir de la Comunidad durante aquellas semanas de comienzos de año, cuando la producción de Opel en Figueruelas llegó a estar amenazada. Era el ejemplo perfecto de que siempre se puede encontrar una salida a los conflictos, por más peliagudos que parezcan. Los integrantes de la Mesa del Diálogo Social recibieron ayer el Premio Aragón 2018, un galardón que reconoce los más de 30 años de "pactar", de "ceder", de "negociar", de "dialogar" y de buscar "una solución democrática a los conflictos", como señalaron sus protagonistas.

Las organizaciones empresariales CEOE y Cepyme, y los sindicatos UGT y CC. OO., recibieron el premio y quisieron hacerlo extensivo a sus asociados y afiliados. El secretario general de UGT en Aragón, Daniel Alastuey, dijo que en el ámbito laboral "el conflicto existe y debe resolverse". Quiso reivindicar los 130 años de historia de su organización, "de cientos de sindicalistas que han luchado por mejorar las condiciones de las personas". Ahora, cuando se viven "tiempos más amables", cree que los esfuerzos deben lograr que quede "un legado de diálogo y de solución democrática de los conflictos".

Manuel Pina (CC. OO.) valoró el hecho de que nunca se haya perdido el diálogo social, "aunque haya habido distintas coyunturas económicas y políticas". Opinó que el de ayer era "el segundo premio" que recibían en las Cortes, después de que en febrero se aprobara la ley de Diálogo Social de Aragón para "mejorar la vida de los aragoneses".

Por parte de la patronal, Aurelio López de Hita, presidente de Cepyme Aragón, valoró los 30 años de diálogo social en un Aragón "duro, ingrato y difícil, pero siempre ilusionante", una "tierra de pactos" que "tiene futuro" y que "no pierde el tiempo en algaradas políticas". Para que así sea, enunció la fórmula del "ceder siempre que haya que ceder".

Fernando Callizo (presidente de CEOE Aragón) dijo que la Mesa del Diálogo Social hace "un trabajo poco conocido para la sociedad", por lo que valoró el carácter divulgador del premio. Resaltó que todas las partes han logrado mantener "30 años de negociación sin ruptura", con un "diálogo permanente y fluido" que supone "un valor fundamental para atraer y retener inversiones en Aragón".

Cultura "para comprendernos"

Con las Medallas a los Titiriteros de Binéfar y al Club Voleibol Teruel entregadas durante los días previos, ayer recibió el galardón al Mérito Cultural el conocido profesor y escritor Luis Alegre. En el discurso más cálido y cercano de la mañana, llevó a los asistentes a un viaje personal por lugares como Lechago, Huesca o Zaragoza, y personajes como Alberto y Felicitas, sus padres. "Gracias a ellos supe apreciar el placer de enseñar", dijo Alegre, quien añadió que su padre "se empeñó en que estuviera orgulloso de la gente nacida en Aragón".

"La cultura sirve para comprendernos, el futuro nos juzgará por el mimo con el que la tratemos", añadió el profesor, para quien actualmente la cultura "no tiene el lugar prioritario que debería". Defendió Aragón como "cuna de genios que han deslumbrado al mundo" y, sobre sí mismo, dijo que espera "algún día estar a la altura" del premio recibido.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión