Despliega el menú
Aragón

Más de 800 personas pasaron por el mercado medieval de Belchite

El parque de la Victoria fue el sábado escenario de puestos de productos artesanales y de comida, demostraciones de cetrería o representaciones del medievo.

El parque de la Victoria de Belchite, convertido en mercado medieval.
Más de 800 personas pasaron por el mercado medieval de Belchite
Ayuntamiento Belchite

El parque de la Victoria de Belchite se convirtió el sábado en un mercado medieval donde no solo se pudieron ver y comprar productos artesanales o de alimentación, sino que también hubo exhibiciones de cetrería, se pudieron conocer artilugios del medievo o presenciar representaciones de la época.

Entre 800 y 1.000 personas, según los datos aportados por el Ayuntamiento, no se quisieron perder esta cita, que se celebra desde hace cuatro años por estas fechas, aprovechando un puente festivo de San Jorge que atrae a más personas a la localidad.

El mercado estuvo abierto desde las once de la mañana hasta las 21.30 y muchos de los visitantes fueron turistas que estaban en la localidad para conocer el Pueblo Viejo y que completaron su estancia con un viaje a la época medieval.

Durante la jornada, quienes visitaron este entorno trasladado a la Edad Media mediante una cuidada decoración, pudieron disfrutar también de espectáculos propios de la época como una actuación de malabares con fuego o una exhibición de disparos con catapulta.

Además, hubo varias representaciones como la llegada de la Santa Inquisición al mercado o la de los caballeros templarios, acompañados por su séquito y músicos, entre otros personajes pintorescos.

Uno de los acontecimientos de mayor éxito del programa fue la exhibición de cetrería y vuelo libre de aves rapaces, que atrajo a numeroso público. “Hacía años que en Belchite no teníamos algo así y el público lo ha recibido positivamente”, ha explicado Ana Mainar, concejal de Cultura.

Las actividades también se pensaron para los más pequeños, que pudieron disfrutar de un tiovivo ecológico, movido manualmente, o de paseos en poni. Exposiciones de armas medievales, un taller de herrería o combates de caballeros completaron el programa.

“Después de unos años sin mercado medieval, hemos retomado esta tradición para ofrecer alternativas de ocio en la localidad”, ha explicado Mainar. La jornada la promueve el Ayuntamiento, que delega su organización y puesta en práctica en una empresa especializada en este tipo de eventos.

Etiquetas
Comentarios