Despliega el menú
Aragón

Una bandera con 40 años de historia

En la toma de posesión y en la designación de Juan Antonio Bolea como primer presidente de la DGA en 1978 ondeó esta bandera en los actos de Calatayud y Huesca. Herminia Blanco la cosió con dos telas de algodón porque su marido, Miguel Dalmau, la llevaba a todas las manifestaciones en Aragón. En 2010 la donaron al Pignatelli.

Miguel Dalmau y Herminia Blanco con la bandera que confeccionó ella hace cuatro décadas.
Miguel Dalmau y Herminia Blanco con la bandera que confeccionó ella hace cuatro décadas.
Guillermo Mestre

Herminia Blanco Huguet y Miguel Dalmau Beltrán, de 78 años y casados desde hace más de medio siglo, se reencontraron el jueves pasado en su casa con la bandera de Aragón que bordaron y enarbolaron en todos los hitos en esta Comunidad en los últimos 40 años. La enseña no se podía tocar porque está enmarcada desde que la donaron al Gobierno de Aragón en 2010 cuando, a través del programa ‘La vida sigue igual’ de Aragón TV, se conoció que era todo un símbolo en la historia. Y esta semana, Blanco y Dalmau se pudieron volver a fotografiar con ella en su salón, después de que unos empleados descolgaran del Salón de las Columnas del edificio Pignatelli la enseña de 1,65 x 1,11 metros y lograran introducirla en un taxi para que sus propietarios pudieran disfrutar un día más de ella.

Herminia, natural de Ribaforada (Navarra), y Miguel, nacido en Zaragoza, recibieron con ilusión la bandera en su domicilio del barrio zaragozano de Delicias, un hogar que desprende aragonesismo en todos sus rincones. El matrimonio atesora libros, vasijas y fotografías que muestran su vida ligada a la historia de la Comunidad desde que Juan Antonio Bolea Foradada fuera nombrado en Calatayud primer presidente de la Diputación General de Aragón en abril de 1978 y tomara posesión en Huesca unos días después. Así se puede comprobar en la fotografía que ilustra esta información y en la que Dalmau enarbola la bandera. "Yo llevaba barbas y estábamos en el balcón del Ayuntamiento de Calatayud cuando eligieron al presidente. Juan Antonio Bolea se acordó de la enseña en la televisión y me la pidió Marcelino Iglesias al ser una bandera histórica. La donamos en enero de 2010", explica Dalmau, padre del actual alcalde de Utebo, mientras repasa un libro del Gobierno de Aragón que le regaló y dedicó Bolea y que recoge fotografías históricas que inmortalizan el nacimiento de la autonomía.

Libro de la DGA con las fotos históricas de la autonomía

Dalmau recuerda que "llevaba la bandera a todos los sitios, a las manifestaciones de la autonomía, las de Canfranc y las del ‘no’ al trasvase. Tenía claro que, como defendió Joaquín Costa, la bandera de Aragón era la de las cuatro barras rojas".

Herminia Blanco recuerda que su marido, a mediados de los años 70, se empeñó en comprar tela roja y amarilla en la tienda La Algodonera, en la calle de San Vicente Paúl, para confeccionar una bandera. No quería una tela cualquiera de poliéster, sino una buena, de algodón. "Cortamos las barras, las cosimos y luego fuimos a pasarla por la máquina de mi suegra. Tardé dos o tres días", explica Herminia. Años después tuvieron que introducir una pequeña modificación. "Al decidir que tendría el escudo (quedó recogido en el Estatuto de Autonomía de Aragón de 1982), lo compramos en ‘El Pequeño Catalán’ y lo planchamos. También se hizo con un palo de haya para ondearla y que resistiera todos los actos a los que la llevó. Yo estuve con él en Bruselas en la manifestación contra el trasvase", explica Blanco.

Salón de columnas del Pignatelli

La ilusión de esta pareja por tener una bandera elegante de Aragón en casa y la perseverancia de Miguel Dalmau de acudir con ella a todos los actos de Aragón de los últimos 40 años incrementó el valor histórico de esta enseña, que en la actualidad está colocada en la sala de retratos del edificio Pignatelli, sede de la DGA, junto a los retratos de los presidentes del Ejecutivo autonómico. A su derecha, Hipólito Gómez de las Roces, Emilio Eiroa, José Marco y Santiago Lanzuela. A su izquierda, Juan Antonio Bolea, Gaspar Castellano, Juan Antonio de Andrés y Santiago Marraco.

Una ficha explica por qué esa bandera de Aragón hecha a mano ocupa un lugar tan especial. "Testigo que acompañó a todos los hitos del nacimiento de nuestra preautonomía", reza la placa, en la que se recuerda que fue donada por don Miguel Dalmau Beltrán y confeccionada por su esposa doña Herminia Blanco Huguet.

Miguel Dalmau, de jotero, con el Real Zaragoza de 1974 en el Nou Camp.

Miguel Dalmau ha llevado varias veces al mayor de sus cuatro nietos a conocer las entrañas de la Aljafería y del Pignatelli, donde vuelve a estar despositada la bandera. Y aprovecha para contarle sus vivencias, que denotan su pasión por Aragón. Como aquel día de 1974 en el que se vistió de jotero y dio la vuelta al Nou Camp en un partido Barcelona-Zaragoza. Pero esa es otra historia.

Miguel Dalmau, un jotero en el Camp Nou.


Etiquetas
Comentarios