Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

Tendencias nacionales

La encuesta de intención de voto que este lunes publica HERALDO refleja la presencia y la influencia de la política nacional en Aragón. Aunque los matices locales son significativos –se recoge una posible recuperación del liderazgo político del PSOE– el sondeo muestra el peso y crecimiento de Ciudadanos, resultado de un cuestionamiento del bipartidismo clásico.

Albert Rivera.
Albert Rivera.
Guillermo Mestre

La encuesta de A+M para HERALDO no se escapa de la tendencia nacional: la formación de Albert Rivera registraría un importante crecimiento en la intención de voto que la convertiría en el eje por el que habría de pasar la política autonómica. Aunque en las Cortes regionales se produciría una recuperación del PSOE, que arrebataría al PP el liderazgo registrado en los pasados comicios, el sondeo describe lo abierto de un proceso sujeto aún a múltiples interrogantes, pero que tendría a Ciudadanos como el único gran partido con capacidad suficiente como para conformar mayorías, tanto con la izquierda como con el centroderecha. Para el juego de la especulación política queda el resultado de esta variable, así como los posibles acuerdos o repartos futuros en las distintas instituciones. Los datos invitan a reflexionar sobre las causas del retroceso en la intención de voto de los dos grandes partidos, así como las consecuencias de un cambio que ya irrumpió con fuerza en la pasada cita electoral. En este sentido, parece confirmarse la tendencia de pérdida de voto de Podemos, al igual que ocurre en el ámbito nacional. Los morados sufrirían en Aragón un problema añadido: el gobierno de ZEC en Zaragoza y su progresiva pérdida de apoyos. Resulta interesante, igualmente, que Izquierda Unida parece que podría presentar mejores resultados si abandonase su relación con Podemos, ya que el votante descontento no termina de sentirse cómodo con la opción ofrecida por el PSOE y continúa buscando una alternativa intermedia.

Aunque aún resta más de un año para la celebración de los comicios autonómicos y municipales, otro dato especialmente interesante hace mención al escaso número de indecisos existente entre los consultados para esta encuesta, así como el papel, pequeño pero igualmente importante, que podrían desempeñar PAR y CHA. Tanto por el centroderecha como por la izquierda, y pensando en las coaliciones, lo ajustado de las sumas puede dejar las mayorías en manos de los minoritarios. Por último, y con respecto a los grandes municipios, al margen de las tres capitales, se constata que la fuerza del candidato local pesa sobre un votante que opta más por la proximidad y el conocimiento que por la siglas.

Etiquetas