Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

Dos aviones de EE. UU. y 75 militares se instalan unos meses en la base de Zaragoza

Proceden de Gran Bretaña y Morón y participaron en el bombardeo de Siria.El avión cisterna KC-135 Stratotanker aterrizó el 28 de marzo en la base de Zaragoza.

El avión cisterna KC-135 Stratotanker aterrizó el 28 de marzo en la base de Zaragoza.
Dos aviones de EE. UU. y 75 militares se instalan unos meses en la base de Zaragoza
Diego Martín López

La Base aérea de Zaragoza vuelve a tener, de manera coyuntural y silenciosa, presencia de tropas de Estados Unidos. Los militares norteamericanos abandonaron las instalaciones de Garrapinillos en 1992, pero estos días con motivos de las obras que en la base de Morón (Sevilla), tres aviones de transporte han aterrizado en la capital aragonesa. Dos de ellos, del tipo KC-135 Stratotanker, procedentes de la base de Midenhall (Gran Bretaña), y otro, con 75 militares a bordo, de la sevillana. Según confirmaron a HERALDO fuentes militares y diplomáticas, dos de estas aeronaves y las tropas se queden "unos meses" en Zaragoza porque las obras de Morón, donde están instalados los efectivos estadounidenses, se retrasan.

Aunque no se ha hecho público, los dos aviones cisternas de la Fuerza Aérea de Estados Unidos que participaron en el bombardeo de Siria del pasado día 14, llegaron a la instalación aragonesa antes de que se produjera el ataque químico el día 7 en Duma, el último bastión rebelde a las puertas de Damasco, donde sufrieron intensos bombardeos del régimen de Bashar al Asad. De hecho, los dos aviones que venían de una base de Gran Bretaña, que utiliza EE. UU. cedida por la Royal Aire Force, aterrizaron en la capital aragonesa a las 14.00 y a las 14.30 del miércoles 28 de marzo.

El Ministerio de Defensa informó el pasado día 14 que los dos aviones cisterna de la base de Zaragoza suministraron combustible a cazabombarderos de EE. UU., Francia y Gran Bretaña que intervinieron en el ataque. Participaron con el buque destructor ‘USS Donald Cook’, con base en Rota (Cádiz), que estaba realizando operaciones rutinarias en el Mediterráneo antes del ataque con armas químicas. Asimismo, la ministra María Dolores de Cospedal había sido informada por el Comité Conjunto Permanente Hispano-Americano y Comité Bilateral de alto nivel.

El acuerdo hispano-americano permite a las tropas de EE.UU que decidieron instalarse en Morón (Sevilla) y Rota (Cádiz), usar como alternativa la base de Zaragoza por las facilidades que ofrece al tener dos pistas de aterrizaje y no tener tanto tráfico civil como ocurre en la de Torrejón, en Madrid. De esta manera, España permitió la utilización de la base de Zaragoza a través del Ejército de Aire.

Hospedados en un hotel

Los 75 militares norteamericanos se encuentran hospedados en un hotel próximo a la base aérea, un lugar que se mantiene en secreto por prevención y privacidad. En las instalaciones de Garrapinillos cuentan con el apoyo logístico del Ejército del Aire en el sector sur, pero no han vuelto a moverse desde el día del bombardeo.

El único avión que regresó fue el de Morón y los otros dos se han quedado en la instalación aragonesa, junto a los marines estadounidenses, para actuar ante cualquier eventualidad que suceda en Siria. Estados Unidos y España convirtieron Morón de la Frontera (Sevilla) en base permanente de la fuerza de reacción del mando de EE. UU., con un máximo de 2.200 marines y 500 civiles.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión