Despliega el menú
Aragón

Multitudinaria manifestación contra el trasvase del Ebro y la autonomía hace 25 años

Se cumple el 25 aniversario de la masiva manifestación organizada para reclamar la plena autonomía y rechazar los trasvases fluviales, desarrollada en un ambiente tan festivo como reivindicativo y saldada sin incidentes.

Una bandera de Aragón de 3.000 metros cuadrados desplegada en la plaza del Pilar de Zaragoza en la manifestación por la autonomía y el trasvase del Ebro del 23 de abril 1993.
Una bandera de Aragón de 3.000 metros cuadrados desplegada en la plaza del Pilar de Zaragoza en la manifestación por la autonomía y el trasvase del Ebro del 23 de abril 1993.
Oliver Duch / Heraldo

Unas 100.000 personas respondieron masivamente a la convocatoria de la Mesa de Partidos quince años después de la gran marcha aragonesista de 1978, y a pesar de que al caer San Jorge en viernes, muchos saliesen de la ciudad; eso sí, la unión que se demostró en aquella manifestación del 78 no fue igual en 1993; en esta segunda cita sí hubo disputas partidistas. PSOE y PP, de hecho, no respaldaron el acto, aunque los consejeros de este último partido sí acudieron a la fila institucional; tampoco acudió el entonces presidente de las Cortes, Ángel Cristóbal Montes. La plana mayor de la ejecutiva regional, con José Marco a la cabeza, optó por una jornada gastronómica a base de caldereta en un santuario de Épila; de este grupo solo acudió Jesús Membrado, y lo hizo en representación de UGT.

La cifra de manifestantes tuvo el acostumbrado baile según la procedencia del dato, porque los organizadores de la marcha hablaron de 150.000 personas y la Delegación de Gobierno fijó ese número en 27.000.

El lema "Autonomía plena ya, trasvases, no", presidía una pancarta que llevaban cuatro representantes de los partidos impulsores de la iniciativa: PAR, IU, Chunta y CDS. La marcha discurría entre miles de aragoneses concentrados en las calles más céntricas de la ciudad. Izquierda Unida repartió 300 paraguas rojos y amarillos para formar una gran bandera de Aragón. Fue muy llamativa la presencia del Rolde Joven, que organizó un ‘viacrucis’ por la calle Alfonso; reprochaban ‘estación’ a ‘estación’ la postura de socialistas y conservadores, tanto en esta jornada como en anteriores frenazos a las aspiraciones autonomistas de Aragón.

Por otra parte, los vecinos de Villamayor defendían su segregación de la capital zaragozana, que hoy ya es un hecho; fletaron un globo con el lema ‘Villamayor por la autonomía plena’.

Fue un éxito sin paliativos; recorrió pacífica y festivamente el centro de Zaragoza hasta llegar a la Plaza del Pilar, donde Emilio Gastón (el Justicia de Aragón recientemente fallecido) leyó un manifiesto muy aplaudido, y José Antonio Labordeta entonó el “Canto a la libertad”. Después se desplegó una bandera aragonesa de 3.000 metros cuadrados en la plaza, que ya había lucido frente al Congreso de los Diputados seis meses antes.

Entre las reivindicaciones por temas relacionados con el agua destacó la representación de Biscarrués, que paseó un ataúd como protesta ante la inminente construcción del pantano de Erés, cuya realización suponía anegar buena parte de su término municipal.

Etiquetas
Comentarios