Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

El corte de Monrepós encarece hasta un 50% el coste del transporte a algunas empresas

Empresarios, sindicatos y asociaciones reivindican más inversión en las carreteras que comunican con el Pirineo.

Desprendimientos en Monrepós.
Desprendimientos en Monrepós.
Heraldo

Las principales empresas de Sabiñánigo, el núcleo industrial más importante del Pirineo, se están viendo muy afectadas por el corte de la N-330 en el puerto de Monrepós, ya que les obliga a elegir otras rutas más largas y que les suponen un incremento del coste del transporte de hasta un 50%.

Es el caso de Ercros. Luis Gallego, su director, ha explicado que hay un problema económico, porque además del coste de sacar el material todos los días, "algunos clientes son los que se encargan directamente del transporte, no pueden asumir ese sobrecoste y no retiran sus pedidos". También hay dificultades logísticas para programar las salidas. Esta empresa química está sacando en torno a unos 40 camiones diarios, y otros 20 que entran con materia prima. "Es un tráfico importante", reconoce el director. Inicialmente, Ercros redujo su producción en torno a un 30%, "porque no sabíamos cómo iba a evolucionar el asunto, pero luego se ha podido normalizar asumiendo esos sobrecostes".

Por otro lado, diferentes asociaciones del tejido empresarial, sindical y turístico de las comarcas de la Jacetania y el Alto Gállego firman una carta dirigida a las administraciones en la que hablan de "desastre" y reflexionan sobre lo ocurrido reivindicando mejores servicios sanitarios, la ejecución de variantes que saquen el tráfico pesado de las ciudades, la conexión ferroviaria y más inversiones en carreteras.

Hacen referencia también al "abandono" de la A-132, la vía alternativa, el mal estado de la

A-1205, la "precaria" comunicación del Pirineo aragonés occidental con el resto del país y la situación de "indefensión" de los 25.000 habitantes de esas comarcas, sus empresas, transportes o urgencias médicas ante la interrupción del tráfico por la N-330. Además, dicen que los problemas de Monrepós se hubieran evitado con la construcción de túneles a una cota inferior. La inversión habría sido mayor "a corto plazo, pero más barata a largo plazo".

La carta está promovida por la Asociación de Empresarios de Comercio y Servicios de la Jacetania (Acomseja), y firmada por la Asociación de Empresarios de la Jacetania, de Pirineos Alto Gállego, CCOO y UGT de Sabiñánigo, el Centro de Iniciativa y Turismo, la Asociación de Consumidores Doña Sancha, la Plataforma Ciudadana Pro-Hospital de Jaca, la Asociación Provincial de Hostelería y Turismo de Huesca y Sarganta.

Riesgo sísmico

El presidente saliente de CEOS-Cpyme Huesca , Carlos Bistuer, señaló que lo ocurrido en Monrepós ha puesto de manifiesto "una enorme debilidad" de la red viaria altoaragonesa y es "que no tenemos alternativas y dependemos de esta carretera para la actividad económica de gran parte de la provincia". Recordó que su trazado atraviesa una zona geológica de riesgo símisco y señáló que es imprescindible habilitar trayectos opcionales para evitar un "colapso".

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión