Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

El adiós de García Vicente

Un homenaje en la localidad de Calatayud a Pedro Cerbuna, fue el marco para la última intervención de Fernando García Vicente como Justicia de Aragón.

Eusebio Hernández, Jacinto Julve, Jose María Rivera y José A. Mayoral aplauden a García Vicente.
Eusebio Hernández, Jacinto Julve, Jose María Rivera y José A. Mayoral aplauden a García Vicente.
Macipe

En el mismo sitio de Calatayud donde inició su camino la DGA hace 40 años, Fernando García Vicente puso este jueves fin a su periplo como Justicia de Aragón, con una conferencia en el acto de homenaje al 480 aniversario del nacimiento de Pedro Cerbuna. Lo hizo en San Pedro de los Francos con una ovación cerrada del casi un centenar de asistentes al acto que, puestos en pie, quisieron agradecer sus 19 años al frente de la institución. Un tiempo del que, subrayó, "hay que acordarse de lo bueno y olvidarse de lo malo".

Durante estas dos décadas, García Vicente y su equipo han tramitado unos 35.000 expedientes, 3.000 en el último año. Entre ellos se incluyen desde los más complejos y espinosos –citó algunos como la financiación autonómica o el intento de trasvase del Ebro–, hasta los, a priori, más simples. "Un día nos llegó la carta de un niño de un pueblo donde no había más niños, pidiendo que se sacase un clavo de un columpio, que era su único pasatiempo, porque nadie le hacía caso para quitarlo", relató.

A lo largo de su intervención, García Vicente relató sus funciones y destacó una: "Garantizar a la gente que su problema se va a conocer". "Los ciudadanos se quejan porque no se les hace el suficiente caso", puntualizó. En este sentido, criticó que el actual sistema de resolución de conflictos en España está hecho "para que uno gane y otro pierda". Para que esto se modifique, agregó, "antes que cambiar las leyes, tenemos que cambiar de mentalidad". También valoró que el peso del Justicia se basa en la "fuerza de sus razonamientos" y en este sentido manifestó "la importancia de tener un buen equipo, en el que la mayoría han sido mujeres y no por cuotas". En su conferencia, enumeró los casos en los que la institución que ha representado ha sido tomada como ejemplo fuera de las fronteras españolas, y recordó la mención que hizo uno de los padres fundadores de la Constitución de Estados Unidos, "que citó al Justicia como ejemplo de defensa de los derechos de los ciudadanos".

"No sé si pasaré a la historia del Justicia, pero el Justicia pasará a la historia de mi vida. Nunca volveré a hablar en público de la institución", sentenció. Así, reconoció que en la jornada de este viernes, "cuando asuma el cargo mi sucesor iré a tomar posesión como fiscal de la Audiencia de Zaragoza". De igual forma, García Vicente explicó cuál ha sido su máxima durante sus 20 años en el puesto: "Intentar que la gente no se lleve más problemas de los que ha traído".

Todo ello se produjo en el acto de homenaje ‘Pedro Cerbuna, el conocimiento guiado por la moral’, organizado por la Hermandad de la Piedad y la Sangre de Cristo y la Universidad de Zaragoza, introducido por el cronista de Calatayud, José Verón, dirigido por el fiscal superior de Aragón, José María Rivera y en el que también intervino el rector de la UZ, José Antonio Mayoral.

La otra conferencia correspondió al catedrático emérito de Historia Antigua Guillermo Fatás. En su explicación, quien fuera director de HERALDO incidió en el papel de Cerbuna como "verdadero fundador de la Universidad de Zaragoza".

De esta forma desgranó cómo Cerbuna, también obispo de Tarazona, se sobrepuso a las objeciones que desaconsejaban crear un centro educativo de este tipo e incluso confeccionó unos estatutos en los que se especificaba la forma de impartir las lecciones. "Las clases no se podían dar leyendo como si fuera un dictado, tenían que ser a una velocidad media", explicó, algo que para Fatás ilustra "su talento docente".

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión