Aragón

Heraldo Joven

Lo que sabemos hasta el momento de la píldora anticonceptiva masculina

El médico y sexólogo Santiago Frago Valls, co-director del Instituto Amaltea, responde a nuestras preguntas sobre este fármaco que podría llegar relativamente pronto al mercado.

Lo que sabemos hasta el momento de la píldora anticonceptiva masculina

La industria química lleva años estudiando alternativas anticonceptivas masculinas al preservativo o la vasectomía. Sin embargo, todavía no ha llegado nada al mercado, un hecho que ha generado especulación y debate sobre si las farmacéuticas podrían no están interesadas en comercializar el producto, si los efectos secundarios podrían ser graves o si existe un público que prefiere que las píldoras anticonceptivas sigan siendo un tema 'de mujeres'. Incluso hay quien se aferra al escepticismo y asegura que dicho fármaco nunca llegará a existir. Sin embargo, la sección de deporte y vida del periódico 'As' titulaba hace unos días: "En dos años podría estar la píldora masculina en el mercado”. El artículo se refiere a un medicamento que se presentó en Chicago el pasado mes de marzo durante la reunión anual de la Sociedad Endocrina. Este producto contendría 'dimendrolona undecanato', y de ahí deriva su nombre: 'DMAU', cuyo cometido sería impedir la fabricación de espermatozoides.

Aunque quizá es demasiado pronto para poner una fecha de comercialización, antes de que el producto llegue, hemos querido despejar algunas dudas sobre el tema, y el encargado de hacerlo ha sido el médico y sexólogo Santiago Frago Valls, co-director del Instituto Amaltea.

"Se está investigando de forma múltiple y variada concentrándose el estudio en el uso de esteroides sexuales (hormonas)", comienza a explicar el doctor Frago. "No obstante, la presencia de efectos secundarios y la necesaria reversibilidad del método están dificultando las cosas. A todo ello suelen unirse unas 'resistencias' culturales que dificultan la creación de un 'mercado para la contracepción hormonal masculina'".

¿Qué sabemos de la píldora anticonceptiva masculina?

"El último estudio llevado a cabo de modo experimental en EEUU (2018) habla de un nuevo fármaco que combina un andrógeno (hormona masculina) y un progestágeno y que a cierta dosis parece frenar la producción de testosterona y de otras hormonas responsables de la producción de esperma". Este sería el ya mencionado DMAU. "De fructificar esta investigación se daría un paso importante de cara a la co-responsabilidad contraceptiva entre hombres y mujeres".

¿Qué diferencias hay en el funcionamiento del anticonceptivo masculino y el femenino?

"Hay más semejanzas que diferencias puesto que ambos anticonceptivos buscan frenar la producción de espermatozoides, en el caso del masculino, e impedir la salida de óvulos en el caso de la mujer"

¿Qué efectos secundarios que podría tener?

"Los efectos secundarios de este nuevo anticonceptivo masculino están todavía por definir porque la investigación es limitada en el tiempo y en la muestra, sin embargo se habla de cierto aumento de peso y de los efectos colaterales que podría generar un descenso del nivel de testosterona en sangre".

Hay voces que critican que los anticonceptivos femeninos tienen efectos secundarios y que no han supuesto tanto alboroto. ¿Qué opina al respecto?

"Este es un tema sensible porque nos adentra en un debate científico e ideológico. Es cierto que la industria farmacéutica se ha centrado en la anticoncepción de la mujer, pero también hay que reconocer que el sistema reproductor del hombre permite menos alternativas.

La píldora para la mujer ha cumplido más de 50 años y con el devenir de los tiempos ha ganado en seguridad y se han amortiguado los efectos secundarios, que son limitados y fácilmente reversibles, y espero que sea así también para la contracepción masculina. 

El anticonceptivo femenino es uno de los fármacos más investigados y seguros y proporciona una protección anticonceptiva prácticamente del 100%, siempre que la uses correctamente, siguiendo las indicaciones médicas. Conviene también tener en cuenta que la píldora femenina tiene otras indicaciones médicas: ovario poliquístico, acné, regulación del ciclo menstrual, dismenorrea severa… 

¿Cree que la aparición de este método equilibrará el uso de ambas píldoras o que seguirá usándose de forma generalizada la femenina?

"La educación sexual, o sea, de los Sexos, con su ya larga historia de objetivos centrados en la diversidad erótica, equidad entre hombres y mujeres, buen trato y co-responsabilidad doméstica, hará posible más pronto que tarde que la dimensión creativa de la sexualidad sea una realidad compartida, independiente de la aparición de la anticoncepción hormonal masculina".

Sea como sea, las anticonceptivas no protegen de Infecciones de Transmisión Sexual, por lo que se pone en riesgo la salud sexual. ¿Cuándo sería recomendable hacer uso de ellas?

"La realidad educativa nos indica que se ha bajado la guardia en lo relativo a las ITS. El hecho de que tengamos un arsenal terapéutico sólido para enfrentarnos a las infecciones y el hecho de que los virus y las bacterias no sean visibles al ojo humano han menoscabado nuestra idea de salud sexual y por ende, de bienestar sexual. Un embarazo es una realidad tangible y eso hace que las ITS invisibles estén ganando la batalla.

La contracepción hormonal está indicada básicamente para parejas estables, que tienen cierta regularidad erótica y con estilos de vida saludables. Si la pareja no es estable y se quiere seguir tomando anticoncepción hormonal, habrá que utilizar también un método de barrera (preservativo masculino o femenino) al mantener relaciones sexuales, dando lugar al “doble método”.

- Ir al suplemento de Heraldo Joven

Etiquetas
Comentarios