Aragón

Heraldo Saludable

"La situación es insostenible, hay guardias en las que un médico ve hasta 100 pacientes"

Los facultativos de Urgencias del hospital Provincial de Zaragoza vuelven a denunciar "sobrecarga" de trabajo.

Médicos de Urgencias del Provincial se quejan de sobrecarga de trabajo.
Aránzazu Navarro

Ya levantaron la voz hace más de un año y, ahora, médicos del servicio de Urgencias del hospital Nuestra Señora de Gracia (Provincial) de Zaragoza vuelven a denunciar "sobrecarga" de trabajo durante las tardes, a partir de las 15.00, y los días festivos. El pasado sábado un médico llegó a atender hasta 70 pacientes, pero aseguran que ha habido jornadas que esta cifra se ha superado.

"La situación es insostenible. Hay guardias en las que un facultativo ha llegado a ver hasta cien enfermos. Es tercermundista", denuncia un médico de este servicio. Actualmente, el equipo de Urgencias del hospital Provincial está conformado por siete facultativos, pero solo cinco hacen las guardias, pues los otros dos han cogido la exención por razón de la edad. Así, además de tocarles más número de guardias en un mes que en otros hospitales, las jornadas de algunos médicos de Urgencias de este centro sanitario son maratonianas.

"No conocemos ningún servicio hospitalario de Urgencias de Zaragoza donde un solo médico llegue a alcanzar ni la tercera parte de las cifras de asistencia en una sola guardia en el Provincial", subrayan los profesionales. Solo durante algunas horas reciben el apoyo de un médico de Atención Primaria para las urgencias menos graves.

Denuncian que las atenciones en Urgencias del Provincial han aumentado considerablemente desde hace más de año y medio, a raíz de acortar el horario del Punto de Atención Continuada del centro de salud José Ramón Muñoz (Sagasta) y de la propia notoriedad que ha ido adquiriendo el hospital Nuestra Señora de Gracia. El propio protocolo del Servicio Aragonés de Salud establece un tiempo mínimo de 20 minutos por urgencia. Algo, según los facultativos, imposible de cumplir si "tienes que ver hasta cien pacientes en una jornada". En otros centros recuerdan que la media de un adjunto puede estar en unos 30 enfermos.

Los afectados aseguran que la falta de efectivos repercute directamente en la atención a los pacientes, ya que recuerdan que hay emergencias que no puede absorber un solo médico. Es el caso, por ejemplo, de los códigos ictus o infarto. En estas situaciones, suelen echar mano de los compañeros de la unidad de cuidados intensivos (uci).

Varios facultativos del equipo de Urgencias han remitido en este tiempo varias cartas a los responsables sanitarios en las que piden que incrementen la plantilla. Sin embargo, de momento, sus peticiones han caído en saco roto.

El Justicia pide medidas

De hecho, ante la falta de respuestas por parte de la administración, algunos trabajadores acudieron ya en marzo de 2016 al Justicia de Aragón, Fernando García Vicente, para exponerle la situación. Tras analizar su caso y pedir información a la administración, la institución sugirió a finales del año pasado al Departamento de Sanidad que llevara a cabo un estudio de las necesidades asistenciales de este servicio y "adoptara las medidas oportunas y necesarias" para aliviar la situación.

Por su parte, además, Comisiones Obreras ya denunció hace meses la "falta de recursos" en el servicio de Urgencias del hospital Nuestra Señora de Gracia de Zaragoza y pidió al Servicio Aragonés de Salud que atienda la petición de los trabajadores.

Desde el Departamento de Sanidad siempre se ha defendido que la media de atenciones urgentes en este hospital es asequible para la plantilla asignada para este servicio y que el mayor número de emergencias son de menor complejidad.

Etiquetas
Comentarios