Despliega el menú
Aragón

El 80% de los miembros del Gobierno de Aragón tiene un plan de pensiones privado

Más del 40% de los diputados de las Cortes de Aragón cuentan con esta opción para su jubilación, una cifra similar a la del Ayuntamiento de Zaragoza.

Tenso pleno en las Cortes de Aragón
Tenso pleno en las Cortes de Aragón
Guillermo Mestre

Con el debate sobre el incremento de las pensiones todavía reciente, se acaba de hacer público que el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, tiene invertidos 85.366,34 euros en su futura jubilación. Una acción que contrasta con la gira que está haciendo por las diferentes provincias en la que explica que el sistema público es viable y que es posible garantizar pensiones dignas para todos. En Aragón, algunos políticos apuestan por esta forma de ahorro para el futuro, llegando a tener casi 163.000 euros en planes de pensiones, pero otros prefieren no hacerlo.

Según los datos facilitados en 2016 (dentro de la transparencia de cada organismo público), más del 44% de los diputados de las Cortes de Aragón cuentan con, al menos, un plan de pensiones privado.En estos casos, las diferencias entre partidos son considerables: en el PSOE y el PP es una práctica bastante común (más del 55% en ambas formaciones), mientras que en el PAR o en Podemos no es frecuente. El resto de los partidos siguen diferentes tendencias: uno de los dos diputados de CHA tiene ahorros para su jubilación, dos de los cinco de Ciudadanos también cuentan con esta opción y Patricia Luquin, la única diputada de IU, prefiere no tenerlo.

De este modo, la diputada que cuenta con un mayor saldo en su plan de pensiones es la socialista Margarita Periz (62 años), con 162.989,55 euros. Seguidamente se encuentran las representantes del PP Dolores Serrat (63 años) y Rosa Plantagenet-Whyte (59 años) con 121.571 y 90.797 euros respectivamente. Por el contrario, hay otros como el socialista Fernando Sabés (43 años) y la popular María Ángeles Orós (43 años) han ahorrado menos de 1.000 euros para su jubilación. Además, un total de 37 diputados (de 67) no se decantan por este tipo de producto bancario.

Entre los representantes de los partidos también hay gran disparidad. Mientras que el secretario general del PSOE en Aragón, Javier Lambán (60 años), tiene un plan de pensiones (de 92.273,68 en 2016); el máximo representante de Podemos Aragón, Nacho Escartín (39 años), no cuenta con uno. Tampoco lo hace su compañera de partido y presidenta de las Cortes de Aragón, Violeta Barba (30 años). El actual presidente del PAR, Arturo Aliaga (62 años) , y el líder autonómico de Ciudadanos, Ramiro Domínguez (45 años) tampoco tienen un plan de pensiones privado. El presidente del PP aragonés, Luis María Beamonte (54 años), sí que opta por este ahorro, con una saldo de más de 38.000 euros.

En el Gobierno de Aragón, solo dos de los consejeros no cuentan con un plan de pensiones: María Victoria Broto (Ciudadanía y Derechos Sociales) y Fernando Gimeno (Hacienda y Administración Pública). El resto varían entre los 3.000 euros de Pilar Alegría (Innovación, Investigación y Universidad) y José Luis Soro (Vertebración del Territorio, Movilidad y Vivienda) y los más de 131.000 de Sebastián Celaya (Sanidad).

Por su parte, Mayte Pérez (Educación, Cultura y Deporte) tiene 12.000 euros en su plan de pensiones, Marta Gastón (Economía, Industria y Empleo) cuenta con casi 25.000, Joaquín Olona (Desarrollo Rural y Sostenibilidad) con 78.800 y Vicente Guillén (Presidencia) y Javier Lambán (presidente del Gobierno de Aragón) superan los 90.000 respectivamente.

No hay que olvidar que la decisión de optar por un plan de pensiones depende de cada uno de los diputados. Este tipo de producto bancarios se suele contratar tanto para tener una reserva económica en el futuro como para desgravarse en la declaración de la renta. En algunos casos también se utiliza para lograr menores intereses en la firma de hipotecas o créditos.

Ayuntamiento de Zaragoza

En el Consistorio zaragozano la situación también es heterogénea. Algunos partidos como Zaragoza en Común apuestan por que sus miembros no tengan planes de pensiones privados: “Forma parte de nuestro ADN. Apoyamos la sanidad, la educación y las pensiones públicas, por lo que rechazamos los fondos privados”, subraya Maribel Martínez, portavoz de la formación. Al mismo tiempo añade que la sostenibilidad del sistema de pensiones actual es fundamental para el futuro de los jóvenes, por lo que apoyan las reivindicaciones llevadas a cabo por las plataformas de pensionistas. Esta filosofía se confirma en las declaraciones realizadas anualmente: ningún concejal de ZEC tiene un plan de pensiones. Tampoco se decantan por esta opción los dos de CHA.

El portavoz del PSOE, Carlos Pérez Anadón (60 años), tiene un saldo total de 60.256,96, divididos en tres planes de pensiones y un plan abierto de jubilación. Por su parte, María Elena Martínez de Ciudadanos (48 años) cuenta con uno de 6.354 euros. El popular Jorge Azcón (44 años) no especifica si tiene un plan de pensiones o un seguro (ambas cuestiones van en el mismo apartado), lo que deja claro es que el saldo alcanza los 12.995,74 euros.

Etiquetas
Comentarios