Aragón

Novallas: un castillo del medievo dedicado a la vida cultural

Novallas amplía la muestra permanente de arqueología y apuesta por un programa de exposiciones periódicas en el museo local, que se ubica en su fortaleza del siglo XII.

Silvia Pérez trabaja en la limpieza de piezas arqueológicas.
Silvia Pérez trabaja en la limpieza de piezas arqueológicas.
Nora Bermejo

El castillo de Novallas, en el que los templarios estuvieron instalados varios siglos, se ha convertido en un referente cultural en el pueblo, trascendiendo de su propia importancia como patrimonio histórico. En el Ayuntamiento han decidido apostar por el arte y la cultura como dinamizador de la vida social en el pueblo.

"El proyecto del museo está dando una vida cultural importante con constantes exposiciones, pero no sólo a nivel local sino que es una cobertura importante para toda la comarca", asegura el alcalde, Jesús Fernández.

Al frente del museo se encuentra Silvia Pérez, responsable de coordinar las exposiciones periódicas de pintura o fotografía y cuidar la pequeña zona con piezas arqueológicas. Ella espera que en un corto plazo este espacio pueda seguir creciendo gracias a un convenio con el Gobierno de Aragón que permitirá aumentar la zona dedicada a exposición permanente de arqueología con más piezas originales para convertirse en el Museo Arqueológico Comarcal. "El diálogo expositivo de la muestra serán las tres culturas que ha habido en Novallas y los alrededores, antes de los romanos, con el duplicado del bronce celtíbero como ejemplo central, la cultura romana, y otras posteriores con la teja musulmana y el papel aljamiado como representaciones principales", explica Pérez.

El Bronce de Novallas data del siglo I a.C. y es una placa con un texto en lengua celtibérica y alfabeto latino. "Está depositado en el Museo de Zaragoza y se quedará allí dada su importancia", indica la directora.

Mientras se van completando los trámites administrativos, el trabajo es constante en el castillo, donde se está realizando un inventario de piezas halladas en diferentes excavaciones, así como procediendo a su limpieza y restauración. "Después habría que acondicionar la sala, con las medidas de seguridad, luz y temperatura adecuadas", dice.

Pinturas murales republicanas

Precisamente fue Silvia Pérez la restauradora que sacó a la luz las pinturas murales del antiguo Casino Republicano, un edificio singular que ahora se ha reconvertido en casa rural. Los frescos, en tonos azules, representan una alegoría de la República, y algunos paisajes. "Con una compañera conseguimos recuperar las del salón y una habitación, que realzan el valor del inmueble, sacando a la luz la historia del edificio", explica Pérez.

Cuando Alfredo Val y Pilar Baquedano compraron la casa en 2006 desconocían su pasado. "Iban a tirar el edificio, pero a mí me encanta la restauración y decidimos comprarlo, restaurarlo y llenarlo con muebles de la época para así, mantenerlo vivo", recuerda Val.

Al comenzar la restauración, empezaron a salir los frescos. "Aparte de la fachada, y la estructura noble del edificio, las pinturas le dan más valor. Se han conservado gracias a que se taparon con capas de pintura que las han protegido", añade la novallera Pilar Baquedano.

Un descubrimiento

Muchos vecinos desconocían el pasado como casino de este inmueble, ya que en la memoria de la mayoría permanecía la antigua farmacia, el último uso que había tenido el edificio. Al parecer lo construyeron un grupo de novalleros que compartían las mismas ideas políticas y deseaban tener un lugar de reunión. "Me llena de orgullo que mi marido y yo solos, sin ninguna ayuda económica de instituciones, hayamos llevado a cabo esta restauración, consiguiendo que no se pierda parte de la historia de Novallas", asegura Baquedano.

Como casa rural empezó a funcionar a finales de 2008, pero la falta de tiempo de los propietarios hizo que buscaran a una persona para gestionar el establecimiento. La elegida fue Rocío Herrera, con amplia experiencia en el sector turístico de la zona. "Novallas está en un enclave privilegiado, en medio de muchos sitios turísticos como son el Parque Natural del Moncayo, Tarazona, Tudela, las Bardenas… hay muchas posibilidades de turismo", indica Herrera, quien sabe de lo que habla ya ella es también la responsable del portal turístico ‘El Encanto del Moncayo’.

Tres asociaciones muy activas con el impulso femenino como denominador común

Todo el pueblo la conoce, porque lleva años involucrada al máximo en la vida municipal. Se trata de Begoña Úcar, quien fue concejal durante dieciséis años; ahora preside la asociación de mujeres ‘La Pañuela’, además de la Junta Local de la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC); por si fuera poco, pertenece a la junta de la Asociación de la Memoria Histórica de Novallas. "Implicarse con el pueblo me reporta muchas satisfacciones y estoy muy contenta de hacerlo, aunque a veces también te llevas malos ratos", reconoce Úcar.

La asociación de mujeres se creó hace dieciocho años con el objetivo de apoyar la vida social femenina, a veces escasa en los pueblos. "Hacemos conferencias, talleres, viajes... de todo", dice la novallera, quien reclama una mayor implicación de los jóvenes. Con la AECC, por cierto, puso en marcha con éxito una andada solidaria hace unos años; esta actividad siempre cuenta con un amplio respaldo del público local. "Por desgracia, todos tenemos casos cercanos y en este tema sí que se implican los vecinos", asegura Begoña Úcar.

El centro vacacional de la Virgen del Pueyo quiere abrir sus puertas después del verano

Próximamente, otra iniciativa de marcado interés permitirá dinamizar la vida en el pueblo. Se trata del centro vacacional que va a instalar la Fundación Virgen del Pueyo, que escogió Novallas para desarrollar este proyecto;con la apuesta completa su oferta. "Se tuvo en cuenta el trato con las personas del pueblo, su ubicación, la tranquilidad, el Moncayo… y el acogimiento municipal también fue determinante", señala Carlos Guerrero, presidente de la Fundación. La idea es realizar actividades variadas abiertas a toda la población, y conseguir ofrecer un ocio terapéutico con muchas alternativas. "Si sabemos gestionar las posibilidades que ofrece el centro, se podrá enriquecer la zona mientras beneficiamos a las personas más vulnerables, que son para las que trabajamos", indica Guerrero.

Los plazos son exigentes, pero realizables. La idea es inaugurar el centro en septiembre u octubre, algo que será posible si las obras de construcción mantienen su ritmo actual.

LOS IMPRESCINDIBLES

La iglesia de la Asunción

Es un templo barroco de tres naves y cabecera semicircular del siglo XVII levantado sobre otro anterior de estilo románico del siglo XII. En su interior destacan algunas esculturas, como el busto de San Marcial o el Ecce Homo.

El encierro andando

Se celebra cada 15 de septiembre, y es Fiesta de Interés Turístico en Aragón desde el año 2000. Su origen se remonta a finales del siglo XVIII, cuando el ganado para las fiestas patronales llegaba campo a través.

La ruta de los azudes

Por la margen izquierda del río Queiles transcurre esta ruta senderista que pasa por un conjunto de azudes de construcción morisca. Es un paseo de 1,5 km, acondicionado con vallas de madera, bancos, papeleras y arbolado.

-Ir al especial 'Aragón, pueblo a pueblo'

Etiquetas
Comentarios