Despliega el menú
Aragón

Heraldo Joven

Cinco cosas que deberías limpiar de tu casa y no haces

¿Crees que llevas a cabo una limpieza perfecta de tu vivienda?

¿Limpias habitualmente el picaporte de la puerta?
¿Limpias habitualmente el picaporte de la puerta?
Freepik

Es verdad que hacer limpieza no es una de las actividades más divertidas que puedes llevar a cabo en tu propia casa. Sin embargo, es algo que cada cierto tiempo conviene realizar si no quieres que te pase alguna de estas cinco cosas que ocurren en tu casa y que no sabías antes de vivir solo.

La edad ideal para irte de casa de tus padres y comenzar una vida en solitario (o con tu pareja) oscila entre los 20 y 25 años. Comienza en ese momento una nueva etapa en la que empezarás a adquirir costumbres y conocimientos completamente desconocidos hasta la fecha.

Por ejemplo, ¿conocías cuáles son los productos de limpieza que nunca hay que mezclar?

Hacer una profunda renovación en tu armario o limpiar el teclado de tu ordenador son algunas de las primeras incógnitas que pueden surgir. En la limpieza, como en otros muchos aspectos, existen también trucos para dejar tu casa impecable.

Pero, ¿tu casa irradia limpieza por cualquier rincón? Estas son algunas de las cosas que deberías limpiar y que (de momento) no haces.

Estropajos y bayetas: ¿Cuánto tiempo hace que no renuevas estas herramientas de limpieza? Su uso es prácticamente diario y muchas veces tardamos más de lo recomendado en jubilarlas. Después de utilizarlas por última vez cada día, conviene lavarlas y dejarlas limpias para su próximo uso. Picaporte de la puerta: su utilidad es fundamental. Cada día estamos en contacto con varios de ellos, donde además se concentran un importante número de bacterias. Cuando lleves a cabo una limpieza de tu casa, no te olvides de los picaportes de las puertas. La lavadora: que sea uno de los principales elementos de limpieza en nuestro día a día no significa que esté limpio en todo momento. El jabón, el suavizante y otros productos se adhieren a las paredes del cajón de la lavadora, acumulando cada cierto tiempo una notable dosis de suciedad. El recipiente del cepillo de dientes: vasos, tazas… cualquier elemento puede servir para colocar en nuestro baño un elemento de higiene tan común como el cepillo de dientes. Sin embargo, un utensilio que nos llevamos a la boca, como mínimo, tres veces al día, conviene tenerlo limpio y reluciente. Lávalo con medio vaso de vinagre y una cucharada de bicarbonato para eliminar cualquier sustancia maligna. Además de evitar posibles infecciones, verás como los cepillos también te duran en mejores condiciones. Desagüe de la ducha: ¿Cuántas veces has inundado la bañera porque no tragaba el agua que empleabas? Una de las principales causas de que esto ocurra tiene que ver con la acumulación de pelo y jabón en el desagüe. Para evitarlo, límpialo con una escobilla estrecha que extraiga toda la suciedad acumulada en el interior.Pero si, además, quieres llevar a cabo una limpieza verdaderamente exhaustiva de tu casa, aquí te dejamos cinco trucos de limpieza que un profesional nunca revelaría.

- Ir al suplemento de Heraldo Joven

Etiquetas
Comentarios