Despliega el menú
Aragón

Castelflorite: un pueblo de rico pasado y gran belleza natural

Castelflorite, en pleno corazón de Los Monegros, es disfrutable desde tierra y aire gracias a la gran afición que existe por el vuelo.

Nacho Loscertales y la cocinera Gloria Maestro.
Más imágenes de Castelflorite en 'Aragón, pueblo a pueblo'
Patricia Puértolas

Castelflorite tiene una belleza natural. Ya lo dice su nombre. De hecho, significa Castillo Florido, aunque también se ha denominado Castillo Brillante, en alusión a la florita, un mineral radiante y multicolor, lo que podría ser un guiño al reflejo de sus salitrosas tierras.

El municipio, situado en el corazón de Los Monegros, es un lugar con encanto del que disfrutar desde tierra y, en algunos momentos, desde el aire, algo de lo que saben y mucho algunos de sus habitantes; entre ellos, el alcalde, Pedro Manuel Loscertales, integrante del Club de Vuelo Pasajeros del Viento, que tiene su sede en esta pequeña localidad. A vista de pájaro, es un lugar hermoso en el que destaca el saso de Santa Cruz, ideal para la practica del senderismo, así como las ruinas del castillo, donde existe un yacimiento medieval ubicado en la frontera entre el mundo islámico y el cristiano. Desde el año 2013 ha sido objeto de varias campañas arqueológicas que, como principal elemento, han permitido descubrir los restos estructurales de una fortaleza islámica de los siglos X-XI, un edificio dirigido a la defensa y vigilancia de un nudo de comunicaciones estratégico, según detalla el primer edil.

Los trabajados también han dejado a la luz restos y materiales correspondientes a un periodo de transición entre el Bronce final y la Primera Edad de Hierro. Su estudio ha traído riqueza al municipio monegrino. De hecho, "nos ha permitido conocer más sobre nuestros orígenes y, al mismo tiempo, ha animado la vida social del pueblo, gracias a la presencia de arqueólogos y estudiantes, que han llevado a cabo varias excavaciones; además, a lo largo de sus estancias han desarrollado diversas actividades de carácter divulgativo", señala Loscertales.

Tal y como explica el alcalde, este yacimiento abrió la puerta del creciente interés arqueológico de Los Monegros. De hecho, tras las primeras campañas, fue creada una asociación dirigida a su estudio, que ha extendido su actividad a otros municipios, siempre bajo la batuta del arqueólogo Hugo Chautón. Ahora mismo, el colectivo trabaja en nuevas excavaciones situadas en los términos municipales de Sena y Pallaruelo de Monegros. Durante cada verano, el interés por estas campañas se dispara; hasta ahora siempre se completan las plazas ofertadas.

Ventana estelar

Al ascender los peldaños que conducen a las ruinas del castillo, junto al propio yacimiento, es posible disfrutar además de una estructura singular: la denominada ventana estelar. En realidad, este espacio se compone de un conjunto de hamacas dispuestas de forma circular, con el objetivo de disfrutar cómodamente de la observación del cielo. El municipio es un lugar propicio para llevar a cabo esta actividad por su baja contaminación lumínica, según explica Loscertales. En total, dispone de siete asientos, colocados por iniciativa municipal en el año 2005. "Se trata de un espacio diferente y original", señala el primer edil.

En la actualidad, la localidad de Castelflorite suma unos 60 vecinos, aunque hay censadas alrededor de 110 personas. Y es que muchas han decidido emigrar por cuestiones laborales o personales. Dentro de ellas está uno de los concejales más activos, Adrián Loscertales; tiene frescos sus recuerdos infantiles, la mayoría relacionados con las ruinas del castillo, "un lugar ideal en el que jugar y disfrutar cuando eres crío", señala. Aunque ahora reside en Sariñena, acude casi diario a su localidad, situada a apenas 12 kilómetros de la capital de Los Monegros. "En el pueblo somos pocos y, por lo tanto, nos toca hacer casi de todo como concejales. Nuestro objetivo es mantener viva la localidad; para ello, hay que conservar los servicios y por supuesto, dinamizar la vida social y cultural", indica el edil. Para ello, van llevando a cabo diferentes actividades a lo largo del año y, por supuesto, conservan sus fiestas, que se celebran en honor de la Asunción de la Virgen y San Roque.

Herrería y peluquería

En relación a los servicios, la localidad cuenta con piscina, gimnasio, refugio de cazadores, consultorio médico, bar social y, por añadidura, amplias zonas verdes. El esfuerzo de sus vecinos también permite ofrecer servicio de peluquería, que se presta en un local de titularidad municipal, o mantener abierta una herrería, que regenta una familia instalada en los años 80, según explica el primer edil, que considera "fundamental" garantizar la calidad de vida de los habitantes del municipio, cuyo principal medio de vida es la agricultura y la ganadería.

Al igual que muchas otras localidades, el sector primario sobrevive gracias a la extensión de los nuevos regadíos, cuyas obras han sido impulsadas por los integrantes de la comunidad de San Pedro.

Los ‘Pasajeros del viento’ convierten a Castelflorite en una localidad de altos vuelos

Literalmente, Castelflorite es un pueblo de altos vuelos. Aquí está la sede de un colectivo único en Los Monegros, el club de vuelo ‘Pasajeros del Viento’, que suma entre sus integrantes al alcalde del municipio, Pedro Manuel Loscertales, todo un experto en esta disciplina. Al primer edil local se suman otros apasionados de diferentes poblaciones de la zona, como Poleñino, Sena, Lanaja o Cartuja de Monegros.

El colectivo nació con el objetivo de compartir experiencias y, al mismo tiempo, promocionar diferentes disciplinas de vuelo, así como difundir la singular belleza del propio territorio. De forma anual organizan una ruta aérea por Los Monegros, que suma un número importante de inscritos, rondando siempre el centenar. Los participantes, que proceden de diferentes puntos de España, disfrutan de la posibilidad de realizar distintos recorridos en paramotor. La jornada incluye un concurso fotográfico, charlas, actividades lúdicas y por supuesto, gratos momentos de convivencia, según explica Loscertales, que considera que el vuelo "es un deporte apasionante".

Oferta de menú especial en el bar para las personas mayores y los dependientes

Nacho Loscertales es el responsable del bar social de Castelflorite, todo un pulsómetro de la vida cotidiana del pueblo, lugar de reunión de vecinos y visitantes; entre ellos, muchos agricultores de localidades cercanas. El establecimiento se distingue por la calidad de sus fogones; el secreto está en el uso de productos cercanos y de calidad, según explica Loscertales, que decidió dar continuidad al negocio familiar. El establecimiento es de titularidad municipal, y dentro de sus iniciativas está la elaboración de un delicioso menú social, dirigido específicamente a personas mayores o dependientes, con hincapié en vecinos de cierta edad con dificultades para seguir cocinando. El precio es de tan solo 7 euros. La actividad, que incluye reparto a domicilio, cuenta con la colaboración del Ayuntamiento.

El bar social es algo más que un negocio. De hecho, "es un lugar de reunión y convivencia, en el que disfrutar de un rato con vecinos, amigos o conocidos de todas las edades", señala Loscertales, feliz por llevar diez años al timón de este importantísimo enclave para Castelflorite. Además de la referida cocina casera, el trato cercano y personal es un elemento que conquista a la clientela.

LOS IMPRESCINDIBLES

Ruta del Saso

El municipio cuenta con una excelente atalaya, el denominado saso de Santa Cruz, que está cerca del casco urbano. El paraje cuenta con una ruta señalizada, de unos 4,5 kilómetros, y además, brinda al visitante estupendas vistas.

San Miguel Arcángel

El edificio de la iglesia es de origen románico, de la segunda mitad del siglo XII, y consta de varia capillas. En 1992, fue objeto de una restauración que sacó a la luz interesantes restos arqueológicos y artísticos.

Ermita de San Pedro

En la actualidad, más que ermita, son restos; solo se conservan los arcos de este antiguo edificio de uso religioso, que está situado a unos 3 kilómetros del pueblo, siguiendo la carretera en dirección a la localidad de Sena.

Ir al especial 'Aragón, pueblo a pueblo'

Etiquetas
Comentarios