Despliega el menú
Aragón

El 'lobo solitario' que recibía visitas de musulmanes cuando estuvo hospitalizado en Zaragoza

El español y presunto yihadista detenido la semana pasada en Navarra tuvo continuos contactos y acompañantes durante su ingreso en el Servet, tras una explosión al manipular gasolina.

El detenido, custodiado por la Guardia Civil.
El presunto yihadista detenido la semana pasada en la localidad navarra de San Martín de Unx, custodiado por la Guardia Civil.
Efe

Víctor F. M., el  español  convertido al islam  detenido la semana pasada en la localidad navarra de San Martín de Unx, cuando presuntamente estaba preparado para atentar como ‘lobo solitario’, estuvo ingresado en la UVI y en la Unidad de Quemados del hospital Miguel Servet de Zaragoza durante varios meses, después de sufrir una explosión en su casa mientras  manipulaba gasolina.

El detalle podría parecer anecdótico o meramente accidental, si no fuera porque durante su hospitalización recibió continuas visitas de personas que iban a su habitación a rezar el Corán junto a él. Es decir, el joven autorradicalizado y que en su lugar de residencia nunca se relacionaba con nadie, en palabras de sus vecinos, sí tenía contactos y amistades de afinidad religiosa en Zaragoza.  

Explosión en plena alerta terrorista

En principio, y según ha podido saber Heraldo.es, al arrestado no se le conocen más contactos ni presencia en Aragón que los relacionados con su hospitalización en la ‘Casa Grande’, entre finales de 2015 y principios de 2016. Primero en la UVI, durante al menos dos meses, y después en la Unidad de Quemados. Todo como consecuencia de las gravísimas lesiones que sufrió en el incidente de la explosión en una casa de la calle del Castillo, de San Martín de Unx, en plena Ribera navarra y cerca de localidades importantes de la Comunidad Foral como Olite o Tafalla. El municipio se encuentra a solo 45 kilómetros, poco más de media hora por carretera, de las Cinco Villas zaragozanas.

Víctor F. M. ingresó en el centro sanitario aragonés la noche del día 3 de noviembre de 2015, horas después del incendio en el que resulto herido, supuestamente al verter gasolina sobre una estufa. Esta es la versión conocida, pero nadie ha podido aclarar de momento si en aquel momento podría estar realizando alguna otra maniobra de manipulación del combustible con los fines por los que ahora ha sido detenido tras un intenso y acelerado proceso de autorradicalización  en las redes sociales proyihadistas. En aquel momento, España se encontraba ya en nivel 4 –sobre 5- de alerta terrorista, como consecuencia de los últimos atentados islamistas, particularmente en Francia.

Tras una primera estancia en la UVI, a principios de 2016, hace poco más de dos años, pasó a planta en la Unidad de Quemados, por la que el Servet es hospital de referencia en una amplia zona del norte de España, que incluye Aragón, Navarra y La Rioja, entre otras comunidades.

Sin relación con sus vecinos

A partir  de ese momento y cuando el herido ya estaba fuera de peligro, en su habitación empezaron a registrase visitas de musulmanes que le acompañaban y oraban con él. Víctor es de origen madrileño y arrastra una vida familiar sembrada de desarraigo y soledad que, al parecer, encontró refugio en el islam. Tiempo después de llegar a Navarra en 2012, con poco más de 20 años -en la actualidad tiene 27-, se instaló solo en la casa de San Martin de Unx donde tuvo el accidente y en la que ha sido detenido.

Según el alcalde de la localidad, Francisco Javier Leoz, durante todo este tiempo nunca se ha relacionado con los vecinos y no se le conocía oficio. Sin embargo, los periódicos locales han publicado estos días que trabajaba en una importante fábrica situada entre Olite y Tafalla, a donde llegó de la mano de un familiar después de haber sido acogido inicialmente por otro  tío suyo en Vera de Bidasoa.

La incógnita de las visitas

¿Por qué, entonces, recibía visitas de musulmanes en el Servet? ¿De dónde procedían esas personas? ¿Conocidos, amigos o correligionarios de Zaragoza? ¿O venidos de otro lugar? ¿Estaban relacionados o simpatizaban con alguna organización yihadista? Esas son las incógnitas que, posiblemente, trate ahora de despejar la investigación abierta a raíz de su detención.

Etiquetas
Comentarios