Despliega el menú
Aragón

Almunia de San Juan, del cordón azul al gris

La construcción del Canal de Aragón y Cataluña transformó la vida y el paisaje de esta población del Cinca Medio, como ahora lo está haciendo la cercanía con la autovía y con Monzón.

El alcalde de Almunia de San Juan, José Ángel Solans, delante del sifón del Sosa.
El alcalde de Almunia de San Juan, José Ángel Solans, delante del sifón del Sosa.
José Luis Pano

Muy próxima a Monzón, la cabecera del Cinca Medio, Almunia de San Juan se levanta como una población que resume perfectamente el imaginario ideal de lo que debería ser un pueblo: lugar agradable donde residir tranquilamente, con todos los servicios fundamentales para garantizar la calidad de vida.

La localidad rezuma historia, como atestigua su apellido; en los tiempos de las grandes órdenes militares perteneció a la encomienda del Hospital (o de los sanjuanistas) de Barbastro. No obstante, también presenta un futuro prometedor debido a la importante inversión que se está realizando en la renovación del regadío; el costo de esta operación ronda los 6 millones de euros.

Dos hechos han marcado la historia más reciente, el presente y el futuro del municipio. Mejor dicho, dos cordones: el azul y el gris, como le gusta explicar a su veterano alcalde, el historiador José Ángel Solans.

El cordón azul hace referencia a la conquista del agua, vieja aspiración de los almunienses. Una lucha que se remonta a la época medieval con los aljibes y acequias árabes o su monumental molino harinero, actualmente en ruinas. Vivió su máxima expresión a comienzos del siglo XX con la construcción del Canal de Aragón y Cataluña, obra en la que participaron cientos de trabajadores de poblaciones vecinas y muchos otros llegados de diversos puntos de España. Este logro, por el que tanto batalló el ilustre monzonero Joaquín Costa, se inauguraba el 2 de marzo de 1906; el rey Alfonso XIII hizo los honores en la misma Almunia de San Juan. Solans habló de ello en un completo libro que recoge la historia del municipio.

La ambición de conducir el agua del pantano de Barasona hasta tierras catalanas a través de las comarcas del llano altoaragonés –Litera histórica y tierras del Cinca, hoy Comarca del Cinca Medio– fue una realidad gracias al revolucionario sifón sobre el río Sosa, sistema de ingeniería hidráulica utilizado por primera vez en la construcción de este canal; facilitó la conducción del agua a través de dos barrancos del municipio de Almunia sin necesidad de levantar dos puentes o un gran acueducto.

"La construcción del sifón del Sosa –apunta Solans– fue la obra más arriesgada del mundo entre las que usaban entonces el hormigón armado para conducir el agua. Fue una apuesta muy valiente del ingeniero José Eugenio Rivera, y disipó todas las dudas sobre si los tubos de hormigón podían soportar la presión de la conducción del agua. Tuvo un gran eco en la prensa especializada e incluso fuera de España", cuenta el alcalde. Solans es un gran aficionado a la ingeniería hidráulica y concretamente al sifón del Sosa, que será objeto del trabajo que presentará en la Feria del Libro Aragonés de Monzón en diciembre. Todavía hoy lo visitan muchos estudiantes de ingeniería.

Renovación de regadíos

La construcción del Canal y el sifón del Sosa partió en dos el municipio (zona de regadío y la zona de secano) y supuso un antes y un después en esta pequeña población. El mayor cambio fue la transformación del paisaje; el secano quedó atrás y el entorno se convirtió en un paraje agrícola fértil y productivo. La agricultura fue durante todo el siglo XX la principal actividad del municipio; lo sigue siendo. En estos momentos, Almunia encara su "segunda conquista del agua" con la puesta en marcha del ambicioso proyecto para modernizar su regadío. "La comunidad de regantes local, a la derecha del Sosa, con propietarios en Almunia y Monzón, invierte en la construcción de dos pantanos y sistemas a presión que van a garantizar el suministro del agua, sustituyendo el riego a manta, cogiendo el agua de las acequias. Tendrá gran importancia en la economía del sector y también se va a seguir transformado el paisaje, creando terrazas", explica el alcalde.

Cordón gris

Cien años separan la construcción del cordón azul, el Canal, con las entrada en servicio al sur del municipio del cordón gris. Así denomina Solans a la autovía Huesca-Lérida, que llega prácticamente hasta la puerta de la Almunia. Esta buena comunicación propicia que muchos montisonenses opten por vivir en Almunia, dada su cercanía; el hecho también ha propiciado la llegada de industrias al municipio.

La calidad de los servicios fija población. "Eso ya es un logro: hay gente joven con niños bien atendida con colegio, guardería, comedor escolar, médico, farmacia, dos tiendas, tres bares, dos campos de fútbol... hay mucha demanda de vivienda. Y todavía no valoramos el impacto que tendrá la autovía para nuestra localidad. Nos ha dado mucha vida y nos la seguirá dando en el futuro", sentencia el alcalde.

Pilar Español, una restauradora montisonense que ha hecho su vida en Almunia

La restauradora Pilar Español es una de las muchas personas de Monzón que optaron por vivir en Almunia de San Juan; se casó con un vecino del pueblo y formó aquí su hogar. "Almunia tiene la ventaja de estar cerca de todos los sitios; con la puesta en marcha de la autovía, todavía más. Los niños se pueden criar como yo lo hice en Monzón, en la calle. Es un sitio ideal, porque tiene de todo", explica. Pilar regenta un taller de restauración en Almunia, especializado en maderas, lienzos y escultura. También se dedica a restaurar muñecas de cartón piedra y de trapo, así como a la confección de las muñecas que representan al personaje de animación Belentuela, Belentuelilla. Un trabajo que compagina con clases de pintura y un taller de restauración de muebles que imparte en el Centro Cultural Entrearcos de Barbastro. Sobre su actividad, Pilar Español explica la situación actual. "Hace cuatro años se podía vivir muy bien de la restauración, pero ahora está muy flojo y hay que reinventarse, abrir el abanico. Las empresas medianas han plegado: yo sigo porque compagino con otros trabajos".

Un vino hecho a la antigua usanza; el Zinca, obra del enólogo local Víctor Clavería

Uno de los edificios más característicos de Almunia de San Juan es la antigua casa solariega de los barones de Valdeolivos de Fonz, llamada Casa Ric. El inmueble es actualmente propiedad del enólogo Víctor Clavería, que elabora en la bodega del siglo XII el curioso vino Zinca, con un método de otros tiempos. La fermentación se realiza en tinajas de barro, para luego pasar la crianza en barricas de roble. Su producción es limitada, unas 2.000 botellas la añada, todas vendidas. "Es un vino que se mima desde la vid hasta la botella", explica Víctor, que además trabaja como enólogo en otras bodegas, regenta una tienda de vinos en Monzón y elabora en el polígono industrial Valle del Cinca de Barbastro dos sangrías artesanas con mosto de uva y vino de la D. O. Somontano. Este joven enólogo y emprendedor tiene claro que su vida pasa por Almunia. "He vivido mucho fuera y las raíces tiran. Monté mi propia bodega en mi pueblo desde 2013 como un hobby, en un viñedo familiar. Almunia está muy bien comunicada por la autovía y a mi me ha dado la posibilidad de desempeñar esta actividad; en otro sitio no podría dedicarme a esto y compaginarlo con mis otras actividades profesionales".

LOS IMPRESCINDIBLES

El sifón del Sosa

El sifón del Sosa forma parte de la Ruta Joaquín Costa, que creó la Diputación Provincial de Huesca conectando varios enclaves hidráulicos de la zona. Este año se publicará un libro con más detalles sobre su construcción.

Yesos de Barbastro

Uno de los atractivos naturales de Almunia es este paraje, cuya área orográfica total asciende a 137.71 kilómetros cuadrados. Está declarada como LIC (Lugar de Importancia Comunitaria) y posee una rica biodiversidad.

Único en la comarca

La localidad cuenta con el único campin existente en la comarca del Cinca Medio; muy activo, también es el único donde acampar entre localidades tan separadas entre sí como Graus por el norte y Fraga por el sur.

-Ir al especial 'Aragón, pueblo a pueblo'

Etiquetas
Comentarios