Aragón

Sánchez Quero: "No tengo amistad directa ni indirecta con ninguno de los opositores"

El presidente de la DPZ declaró este jueves ante el juez por la presunta filtración de preguntas. A su llegada al juzgado Juan Antonio Sánchez Quero defendió la "legalidad y transparencia" del proceso.

Sánchez Quero entrando a los juzgados este jueves.
Oliver Duch

El juez que investiga la posible filtración de preguntas en la última oposición de bomberos de la Diputación Provincial de Zaragoza (DPZ) tomó declaración este jueves como encausado al presidente de la institución, el socialista Juan Antonio Sánchez Quero, quien aseguró que ni conocía el examen ni informó de su contenido a nadie. "Cada uno podrá pensar lo que quiera, pero yo no tengo relación de amistad directa ni indirecta con ninguno de los opositores que se han presentado a la prueba", manifestó a su llegada a la Ciudad de la Justicia. "Querían verme haciendo el paseíllo en un juzgado de instrucción y lo han conseguido. Pero he llegado y me voy con la cabeza alta, porque ha sido un proceso limpio y transparente", señaló a la conclusión del interrogatorio, que apenas duró 45 minutos.

Los 23 opositores que se querellaron contra Sánchez Quero por un presunto delito de tráfico de influencias lo hicieron también contra otras siete personas vinculadas al tribunal de la oposición. De ahí el empeño del presidente de la DPZ en dejar claro al instructor del caso que él no forma parte de dicho tribunal –la prueba sigue adelante, pese a la investigación judicial–, "puesto que el Estatuto Básico del Empleado Público prohibe expresamente desarrollar esta función a políticos, sindicalistas, cargos de confianza e interinos".

Preguntado por la supuesta filtración del examen, el responsables de la DPZ fue tajante: "Alguien que no está dentro del tribunal, difícilmente puede conocer o pasar las preguntas". Sánchez Quero explicó que, como le exige su cargo, él se limitó a firmar las bases de la convocatoria, así como las resoluciones y propuestas que le llegaron desde los distintos servicios. "Es cierto que al saber que había quejas sobre el examen pedí un informe al presidente del tribunal y en las conclusiones decía que se había cumplido la legalidad vigente", añadió.

Como Sánchez Quero insistió ante el juez en que no conocía a ninguno de los cerca de 500 aspirantes que se presentaron a la prueba, la abogada de los querellantes, Carmen Sánchez Herrero, le preguntó por uno en concreto. "Resulta que entre los 20 únicos aprobados figura el hermano del coordinador del gabinete de presidencia de la DPZ, que obtuvo un 7,33. Y pese a ser un cargo de confianza y libre designación, el investigado asegura que solo mantiene una relación profesional con él y que no conoce a su hermano", indicó la letrada.

Declaran otros dos encausados

Además de a Juan Antonio Sánchez Quero, el titular del Juzgado de Instrucción número 11 interrogó este jueves al presidente del tribunal de la oposición, Eduardo S. A., al que preguntaron cómo se prepararon las preguntas que finalmente se incluyeron en el examen.  "Según el investigado, dos o tres semanas antes de la prueba pidió a los integrantes del tribunal que prepararan una batería de preguntas, sin concretar número ni contenido", señaló la abogada de los querellantes. Pero como algunos de los aprobados trabajaban como bomberos interinos en los parques donde están destinados varios miembros del tribunal y los denunciantes sospechan que les filtraron parte del cuestionario, la acusación quería saber cómo se eligieron las preguntas. "Pero ha sido imposible saberlo –indicó Sánchez Herrero–, porque el presidente del tribunal ha dicho que tras confeccionar el test se destruyó todo el material".

Al parecer, tanto Eduardo S. A. como el también encausado David G. L. –responsable del parque de bomberos de la DPZ en Caspe– explicaron al juez que, el mismo día del examen, se reunieron todos los miembros del tribunal por la mañana para proyectar las preguntas sobre una pantalla y seleccionar las más adecuadas. Según estos, después se llevó el examen a reprografía y estuvo custodiado en todo momento hasta la hora de la prueba.

"Lo que sí ha reconocido el presidente del tribunal es que él incluyó preguntas que se habían puesto en un examen previo en Navarra", indicó la letrada de la acusación particular. Para la defensa, a cargo del abogado Jesús García Huici, "el desarrollo de la investigación es positivo y está demostrando que todo se hizo conforme a la legalidad".

El próximo día 15 está previsto que se practiquen los tres últimos interrogatorios: los de otros dos miembros del tribunal y el de uno de los aspirantes que han presentado la querella.

Etiquetas
Comentarios