Despliega el menú
Aragón

Los embalses del Ebro, casi al 70% gracias a las últimas lluvias

Desde la CHE subrayan que se trata de una situación "muy positiva" dado que además no entraña riesgo de avenidas.

La capacidad de los embalses de la cuenca hidrográfica del Ebro se sitúa al 68,4% con 5.222 hectómetros cúbicos de los 7.639 que pueden albergar en su totalidad, tras aumentar la última semana un 1,2%.

Según los datos proporcionados este martes por la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE), en la misma semana del año pasado la situación era de 5.408 hectómetros cúbicos, el 70,8% del total, y el promedio de los últimos cinco años se sitúa en el 75,6%, con 5.772 hectómetros cúbicos.

En la actualidad, el agua embalsada no supera el promedio de los últimos cinco años y está por debajo de la cifra del año pasado, recuerdan fuentes de la Confederación Hidrográfica del Ebro al enfatizar que si bien las últimas lluvias han sido "muy positivas" para la recuperación de algunas zonas, como Mediano, El Grado o la cabecera del Ebro, la situación todavía es peor que el año pasado para estas fechas.

"Partíamos de una situación de emergencia en el mes de enero, con escasas reservas, en el sistema de riego del Alto Aragón. Por tanto, este episodio en el Cinca ha tenido una influencia estupenda y también es importante para Aragón que han crecido y aumentado desde principios de año el embalse del Ebro en Cantabria y los embalses riojanos, de los que depende el eje del Ebro en verano. La situación de estos embalses es crucial para ver cómo afronta el Ebro su estiaje", puntualizan las mismas fuentes.

Así, los caudales de los principales cursos fluviales de la cuenca del Ebro se encuentran este martes por encima de lo habitual en muchos de ellos, pero lejos de valores peligrosos, según informa este martes la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE), cuya previsión es optimista para los próximos días. En la capital aragonesa, el caudal del Ebro a día de hoy supera los 700 metros cúbicos por segundo (m3/s), "lejos de una avenida extraordinaria y por debajo de lo que vivimos la semana pasada", destacan.

La previsión meteorológica para los próximos días anuncia, eso sí, más lluvias de cara al jueves en toda la cuenca del Ebro, y a partir de estos datos, se prevén también "repuntes generalizados pero en niveles ordinarios" en todos los caudales, sin que la situación de crecida entrañe por el momento riesgo alguno de avenidas (cuando se seuperan los 1.800 metros cúbicos por segundo).

El Ebro al pasar, se deja notar

"Todo lo que venga es buenísimo porque partimos de una situación peor que el año pasado, aunque por la margen derecha aragonesa todavía tenemos zonas, como el Jalón o el Huerva, en emergencia por sequía, a las que no les ha llegado este repunte. Por el contrario, hay otras que se nos van recuperando gracias a estos episodios de lluvias que estamos teniendo y están siendo beneficiosos para las cuencas del Cinca, la Rioja y el Ebro, porque no han generado avenidas extraordinarias; únicamente han servido para aumentar reservas y caudales, y que los ríos luzcan como tienen que estar por estas fechas", añaden.

No obstante, y a pesar de las últimas lluvias, en la actualidad, según datos de la CHE, no se supera la reserva promedio de los últimos cinco años, de 2013 a 2017, y "nos encontramos por debajo de la cifra de 2017", si bien las previsiones meteorológicas animan a ser optimistas para seguir haciendo frente a la sequía en buena parte de Aragón. "Por el momento está siendo todo positivo y se esperan lluvias de cara al jueves en toda la cuenca con repuntes que se prevén generalizados y otra vez en niveles ordinarios. Cuanto más nos acerquemos a esa previsión y empecemos a ver que se cumple en los caudales, más nos ajustaremos a los niveles deseados", concluyen desde la CHE, al indicar que solamente los embalses del Cinca, La Rioja y la cabecera del Ebro han aumentado 50 hectómetros cúbicos gracias a las últimas lluvias.

Etiquetas
Comentarios