Despliega el menú
Aragón

A los Reyes de Aragón les gusta el 'slowdriving'

La DGA presenta en Berlín un nueva propuesta de siete rutas turísticas para conducir por carreteras secundarias de Aragón y disfrutar del paisaje y los pueblos.

Carretera sinuosa de acceso al Somport por Candanchú durante la pasada carrera ciclista Quebrantahuesos.
Carretera sinuosa de acceso al Somport por Candanchú durante la pasada carrera ciclista Quebrantahuesos
Rafael Gobantes.

Una ruta vertebral bajo el nombre de Reyes de Aragón, que cruzará la comunidad desde el puerto de Somport (Huesca) hasta Sarrión (Teruel), articulará la propuesta del nuevo producto turístico de ‘slowdriving’ que el Gobierno autonómico lanzará en abril y que estos días se está dando a conocer en la feria ITB de Berlín. Este itinerario principal consta de 400 kilómetros y se puede recorrer en siete horas, aunque los amantes de este tipo de viajes seguro que le dedican más tiempo. De él se derivan otras seis rutas alternativas y específicas que atraviesan hasta 16 comarcas de la Comunidad.

El ‘slowdriving’ propone viajar sin prisa y sentir esas curvas de las vías secundarias por las que se conduce, con tiempo para dejarse embriagar con los colores y sensaciones de la vegetación y parar donde a uno le apetezca.

Esta propuesta de ocio, enfocada a todo el público que quiera conocer los lugares mas recónditos de Aragón, se ha trabajado desde la dirección general de Turismo de la DGA con expertos en rutas moteras y de carreteras. Está enfocado para los aficionados a las dos ruedas, tanto moteros como ciclistas, y también para las autocaravanas, una opción vacacional que cada vez gana más adeptos tanto entre los visitantes nacionales como entre los extranjeros.

El circuito Reyes de Aragón inicia su andadura allí donde el Camino de Santiago pisa territorio aragonés dejando atrás Francia y atraviesa en su recorrido Canfranc, Jaca, Ayerbe y los Mallos de Riglos, el castillo de Loarre, Zaragoza, Cariñena, Daroca, Monreal del Campo y Teruel para terminar en la localidad de la comarca Gúdar-Javalambre famosa por su trufa. Abarca un total de 35 etapas.

Los otros seis itinerarios que partirán desde esta ruta principal discurrirán por la ruta de los castillos en las Cinco Villas, los Montes Universales de Teruel, el corazón del Moncayo, los secretos del Prepirineo, los orígenes del Reino de Aragón en la Jacetania y la zona más al sur de Teruel.

La directora general de Turismo de la DGA, Marisa Romero, que se encuentra en la localidad alemana, ha explicado que esta es la primera fase de la propuesta y que ya se ha empezado a trabajar en un segundo grupo de seis o siete rutas “con las que se abordarán otras comarcas de Aragón que son muy importantes”.

Asimismo, ha destacado que esta oferta de ‘slowdriving’ tiene una “alta capacidad de vertebración del territorio” y favorece el acceso a comarcas y municipios con menos tradición turística “pero con innegables atractivos”. Romero ha comentado que existen varias comarcas interesadas en este tema y que la idea es que estas puedan ir incorporando sus propuestas al producto general.

Una web informativa y una marca propia

Esta propuesta de ‘slowdriving’ lleva asociada una web informativa, en la que los visitantes podrán encontrar un mapa detallado de cada etapa (carreteras, desvíos…) y los servicios básicos y más recomendados. Además, se creará una marca propia para quienes recorran las rutas y se está diseñando un modelo de señalización específica que se instalará en las vías en una segunda fase.

La web estará traducida a varios idiomas. La primera adaptación se está realizando al alemán y el inglés con motivo de la visita hasta este viernes en la feria ITB de Berlín, y también se traducirá al francés y al italiano. En la capital alemana se está trabajando especialmente este producto, ya que este país es uno de los mercados más interesantes para su promoción ya que en él existen circuitos de este tipo.

El mercado alemán es el cuarto en número de visitantes en Aragón. En 2017 fueron 60.666 turistas procedentes de Alemania los que se acercaron a conocer la Comunidad, un 18,1% más que el año pasado. Viajeros franceses y holandeses también se consideran potenciales usuarios de esta forma de descubrir el territorio, además de las posibilidades que ofrecen para que los propios aragoneses organicen escapadas y excursiones.

Etiquetas
Comentarios