Aragón
Suscríbete por 1€

El número de mascotas crece en Aragón y ya hay más de 165.000 registradas

En la comunidad hay un animal censado por cada cuatro habitantes, aunque se estima que en torno a un 25% siguen sin registrarse. Estas son las razas más comunes.

El número de mascotas crece en Aragón y ya hay más de 165.000 registradas. El perro sigue siendo la mascota preferida por miles de hogares.
El perro sigue siendo la mascota preferida por miles de hogares en España.
Pixabay

Los aragoneses cada vez son más propensos a tener una mascota y cada vez se adopta más, aunque veterinarios y encargados de centros de acogida animal consideran que aún quedan pasos por recorrer para que el registro de estos animales sea más eficaz.

Según los datos proporcionados a Heraldo.es por el Colegio de Veterinarios de Zaragoza, extraído del Registro de Animales de Compañía de Aragón (RIACA), en la Comunidad hay actualmente 260.317 animales censados. Son prácticamente 18.000 más que los que había hace solo tres años, en 2015.

De ellos, la inmensa mayoría son canes de los cuales 161.897 están registrados como animales de compañía, 85.402 como animales de caza, y 11.561 dedicados al pastoreo. De los actualmente censados, 7.975 están clasificados como potencialmente peligrosos.

Tras los perros se sitúan los gatos con 4.968 registros. Detrás de esta diferencia no está que los aragoneses se hayan posicionado mayoritariamente a favor de los perros en la habitual conversación sobre qué especie es mejor mascota, sino que en la Comunidad no existe obligación de registrar a los felinos. Por provincias, los animales censados se distribuyen en 147.677 en Zaragoza, 61.438 en Huesca y 45.230 en Teruel.

“En Aragón no es obligatorio registrar a los gatos, como sí lo es en la mayoría de autonomías. Esta medida sería muy importante tanto para evitar el abandono como para la recuperación de animales perdidos que finalmente terminan como gatos callejeros introducidos en las colonias de los ayuntamientos”, comenta Javier Yus, gerente del Colegio de Veterinarios de Zaragoza, quien cree que debería ser obligatorio también su censo.

En el Registro de Animales de Compañía de Aragón también aparecen 768 animales considerados exóticos, entre los que destacan 100 aves de distintas especies, 34 reptiles y 457 hurones, la especie más común entre estas desde que comenzara a ponerse de moda hace unos años.

El registro de animales de compañía es obligatorio para perros en Aragón desde 2006, siendo un deber de los dueños de los canes. También es obligatorio darlos de baja una vez que fallecen o si se trasladan a otras comunidades autónomas,  pero no existe un control exhaustivo de si esto se hace siempre así. “Si el animal fallece en un centro veterinario se le da de baja, pero si fallece fuera es responsabilidad del dueño hacerlo, y no todo el mundo cumple al no haber un requerimiento expreso por parte de las autoridades, por lo que podemos dar por hecho que parte de los animales registrados hayan fallecido ya”, señala Yus.

Desde el Colegio también se estima que puede haber entre un 20 y un 25% más de animales sin censar, por lo que el número de mascotas podría ser bastante mayor, a lo que se suma el desconocimiento del total de gatos que podría haber en las casas de los aragoneses. La otra gran batalla de los veterinarios es concienciar a los dueños de la necesidad de vacunar a sus perros de enfermedades obligatorias como la rabia, transmisible al ser humano y que puede ser mortal. En la actualidad en 2017 solo se vacunaron a 102.838 perros, apenas el 40% de los perros registrados.

Las razas más comunes de perros en Aragón

El registro también permite conocer las raza de perros más comunes en Aragón, donde la mayoría, en torno a 79.000, son mestizos. A ellos les siguen todas las distintas variedades de podencos (con 27.400), los york shire terrier (algo más de 14.000 en la Comunidad). Después aparecen los pastores alemanes (12.853), Bracos en todas sus variantes (6.889), el bichón maltés (6.397) los sabuesos en todas sus variantes (5.362) y por último el bulldog francés (3.639).

Las adopciones repuntan de la mano de la concienciación

El aumento en el número de mascotas ha ido al alza junto con la concienciación y la propensión a adoptar a animales en lugar de adquirirlos. Una buena muestra es la evolución de adopciones en el Centro de Protección Animal de Zaragoza, donde llevan cinco años al alza, consiguiendo el año pasado que el 100% de perros que llegaron a sus instalaciones encontraran un hogar.

“Por nuestros datos, el abandono ha tendido a la baja y el número de adopciones ha ido creciendo, así que se puede decir que poco a poco la gente cada vez está más concienciada”, explica Manuela García, gerente del centro municipal. Pese a esto, los datos de abandono sigue siendo altos para García, a cuyo centro llegaron el año pasado 710 perros abandonados, aunque lo bueno es que todos ellos encontraron un hogar.

“El problema lo tenemos con una media de 100 o 150 animales que por cuestiones de raza, edad o enfermedad no consiguen encontrar casa. Son nuestros veteranos, y sería muy importante que también encontraran una casa para tener una buena vida. La gente tiene que tener en cuenta que cuando adopta a un perro, no solo salva al que se lleva, también salva a otro que ocupa su lugar”, comenta García desde el Centro, que a final de año cambiará sus instalaciones para admitir a un mayor número de animales.

Desde el centro se recuerda que cualquiera que quiera adoptar (aquí está el enlace al listado de mascotas en adopción) puede acudir a sus instalaciones, en la carretera de Montañana a Peñaflor, donde están abiertos a visitas de lunes a viernes de 9 a 15 horas y los sábados de 10 a 14.

Registros de ADN a partir de este año

Como novedad este año, la nueva ordenanza de animales del Ayuntamiento de Zaragoza obligará a los dueños a proporcionar una muestra de ADN de su perro, información que se añadirá al registro.

La medida, que tendrá un coste para el dueño de entre 20 y 40 euros, ayudará a identificar animales extraviados y se espera que sea un freno al maltrato y el abandono, ya que se podrá reconocer fácilmente a quien pertenece ese animal. Pese a esto, la obligación ha sido recibida con opiniones encontradas, especialmente por la posibilidad de que el banco de ADN se pueda usar para multar a los dueños que no recogen las deyecciones, algo que el Ayuntamiento ha recalcado que no hará.

“No entiendo a qué dueño de perro le puede parecer una mala medida. Será una prueba que nos dará seguridad para conocer al poseedor de un animal que se ha podido extraviar, y también frenará el abandono. Si se quisiera perseguir a quien no recoge las heces la prueba de ADN no sería práctica ni técnica ni económicamente”, señala García.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión