Despliega el menú
Aragón

Cuatro de los 50 radares fijos que más multan de España están en carreteras aragonesas

Captaron 67.827 infracciones en 2017 y se ubican en la N-240 y la N-II en Huesca, la A-23 en Teruel y la N-232 en Zaragoza.

El radar ubicado en la zona de Estrecho Quinto es el que más denuncias tramita al año en Aragón.
El radar ubicado en la zona de Estrecho Quinto es el que más denuncias tramita al año en Aragón.
Javier Navarro

Cuatro de los 50 radares fijos que más multan del país están en Aragón: en la N-240 y la N-II en Huesca, en la A-23 en Teruel y en la N-232 en Zaragoza. Estos cuatro puntos de control captaron 67.827 infracciones de velocidad de enero a octubre del año pasado, el 43% de las sanciones detectadas por cinemógrafos fijos en la Comunidad. Durante los diez primeros meses de 2017, la DGT recaudó en Aragón más de 16 millones de euros por multas, siete millones de ellos por velocidad excesiva, según la información que aporta desde ayer a través de su página web dentro de las acciones que promueve en su política de transparencia.

El radar de Estrecho Quinto de Huesca, en la N-240 a diez kilómetros de la capital y en dirección a Barbastro, figura desde hace años entre los que más multan del país y ocupa, en estos momentos, la sexta posición del ‘ranking’ nacional. De enero a octubre de 2017 registró 30.912 infracciones, la mitad de las que captaron los dispositivos de la DGT en la provincia. Los cinco radares que multan más que éste en todo el país están situados en Jaén (A-44), Segovia (N-VI) y Málaga (A-7, A-7 y MA-20).

Este cinemómetro de la N-240 entró en servicio en 2006, con una limitación de 70 kilómetros por hora, para intentar eliminar un punto negro que registró de 2000 a 2004 un total de 26 accidentes con tres fallecidos y 49 heridos. Y el objetivo se ha conseguido, a pesar de que registra tráfico intenso con 12.000 vehículos al día.

 

El radar situado en el punto kilométrico 88,6 de la A-23, la Autovía Mudéjar, entre La Puebla de Valverde y Sarrión, está entre los 20 que más multan del país y captó, en los diez primeros meses del año pasado, 16.460 infracciones, el 66% de las registradas en la provincia. Los cinemómetros de la N-232 en Figueruelas (pk. 269) y en la N-II (pk 422), entre Candasnos y Fraga, ocupan los puestos 41 y 43 y tramitaron el año pasado 10.420 y 10.035 sanciones, respectivamente.

Los radares fijos registraron en 2017 en las carreteras de Aragón 156.271 infracciones por exceso de velocidad, cuatro de cada diez, a través de los cuatro dispositivos de la DGT más ‘productivos’.

Las multas por circular a más velocidad de la permitida son las más frecuentes en la Comunidad. De hecho, son el origen del 57% del total de multas registrado de enero a octubre de 2017, que se elevó, en total, a 271.837.

La Dirección General de Tráfico recaudó 16 millones de euros por multas en Aragón el año pasado, siete millones de euros por exceso de velocidad. Zaragoza, con 122.264 denuncias y 6,9 millones de euros, figura entre las once provincias de todo el país en las que se superaron las 100.000 multas, en un ‘ranking’ nacional que lideran Madrid y Málaga, con 293.781 y 250.468, respectivamente. Le sigue, a corta distancia, la provincia de Huesca, con 96.750 sanciones, el 64% (62.295) por exceso de velocidad, y 5,6 millones de euros recaudados. En Teruel se tramitaron 52.823 sanciones, que reportaron a la DGT 3,4 millones de euros.

Más de 115 millones desde 2012

La DGT ha ingresado en los seis últimos años más de 115 millones de euros por multas en las carreteras aragonesas. En 2015 y 2016 se alcanzaron las cifras las elevadas, 21,6 millones y 20,4, millones respectivamente, a la espera de conocer la cifra final de 2017 cuando se incluyan los meses de noviembre y diciembre.

Etiquetas
Comentarios