Aragón
Suscríbete por 1€

"Ver dar un paso a un niño con parálisis cerebral es casi un milagro"

La ayuda de 10.000 euros va a permitir a la Fundación Nipace, Aspanoa y la Asociación Izas desarrollar novedosos proyectos e investigar un tipo de tumor cerebral infantil casi desconocido.

Ramón Rebollo, presidente de la Fundación Nipace; José Morales, trabajador de Ibercaja embajador de la propuesta y Rodrigo Galán, director de Grupo Financiero de Ibercaja
Ramón Rebollo, presidente de la Fundación Nipace; José Morales, trabajador de Ibercaja embajador de la propuesta y Rodrigo Galán, director de Grupo Financiero de Ibercaja
Guillermo Mestre

La Fundación de Ayuda a niños con Parálisis Cerebral (Nipace), que tiene su sede en Guadalajara, trabaja ya con el exoesqueleto, un novedoso dispositivo de rehabilitación que consiste en un robot creado para la rehabilitación de dolencias neurológicas como la parálisis cerebral que permite al usuario ponerse en pie y caminar.

"Se está poniendo en marcha con nueve niños y adolescentes que no han caminado nunca y que, según como evolucionen, pueden dar su primer paso, lo cual es casi un milagro", ha avanzado el presidente de la Fundación, Ramón Rebollo. Este proyecto Exoesqueleto Ekso Bionic tiene un coste de 108.000 euros.

Reforzar el servicio de recuperación psicosocial

La ayuda de 10.000 euros va a permitir a la Asociación de Padres de Niños Oncológicos de Aragón, Aspanoa, "reforzar" el servicio de recuperación psicosocial, ha explicado su presidente, Miguel Casasús. Los tumores cerebrales suponen el 25% de los cánceres infantiles y a las secuelas psicológicas y físicas que ya se trataban se suman ahora las cognitivas.

"Estamos hablando de la posible reducción de capacidades como la memoria, la atención y las funciones ejecutivas", ha apuntado Casasús. Además, ha recordado que en Aragón no hay ninguna investigación biomédica en marcha sobre cáncer infantil.

Familias que luchan por la investigación

Mercé Turá, coordinadora de proyectos de investigación del Hospital Sant Joan de Déu de Barcelona,  ha recogido el reconocimiento otorgado a la Asociación Izas. Es este centro el que se desarrolla la investigación sobre el cáncer infantil gliomatosis cerebri, el tumor cerebral que le causó la muerte a la niña de 3 años que da nombre a esta asociación.

Los científicos intentan reproducir la enfermedad en modelo animal. "La investigación de enfermedades raras, que tienen poca incidencia, no sería posible sin las donaciones privadas y la implicación de unas familias que son dignas de admiración", ha subrayado Turá.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión